Las Provincias

img
Plata y hojalata contra los vampiros
img
David Burguera | 26-01-2012 | 19:27

ETERNA

Guillermo del Toro y Chuck Hogan

Editorial Suma De Letras

584 páginas

22 euros

Un grupo de resistentes a la dominación protagonizada por una plaga mundial de vampiros pretende liquidar en Nueva York al líder de una clase de seres que se han instalado en el poder. Los vampiros dominan la Tierra y se alimentan de la sangre de los seres humanos, que se han sometido e intentan continuar con su vida, a excepción de este grupo de guerrilleros que planea un modo de destruir al Amo mientras algunos de sus miembros intentan salvar los vínculos personales y familiares que aún conservan del mundo previo al Apocalipsis causado por los vampiros.

VALORACIÓN: El director de cine mexicano  Guillermo del Toro (‘Blade II’ o ‘El laberinto del fauno’) cierra con ‘Eterna’ una serie novelesca denominada pretenciosamente ‘Trilogía de la Oscuridad’ que arrancó con ’Nocturna’ y siguió con ‘Oscura’. Del Toro y Hogan tienen sentido del ritmo. ‘Eterna’ tiene ritmo, pero a diferencia del cine, en la literatura (sobre todo cuando le endiñas al lector un tocho de más de 500 páginas) hay espacio para abordar con cierta claridad cómo es que el mundo se ha dado la vuelta como un calcetín. La novela lo hace a medias. Deja lagunas, incógnitas pendientes de explicar(el asunto de las comunicaciones entre esos seres humanos atemorizados y dispersos) en la trama, y comete errores del bulto (eso de que todos los legionarios del Imperio Romano debían medir casi 180 centímetros hubiese otorgado a las tropas latinas un aspecto más propio de los vikingos) en cuanto se sale del asunto que verdaderamente quiere contar: un combate desigual entre humanos y vampiros, tiros, espadazos y conflictos personales desgarradores. La novela es divertida y engancha por su acción. Algunos personajes parecen buscar cierta épica clásica (las dudas del doctor sobre si salvar a la humanidad o a su hijo) y en el argumento, necesariamente, se combina lo vampírico con lo esotérico y lo religioso, si bien esta última faceta empalaga un poco. Se nota que al otro lado del Atlántico la figura de los ángeles celestiales es habitual, y no sólo en la novela fantástica. En Europa, choca y hasta chirría. El poco respeto que se tiene a las consecuencias de una explosión nuclear también sorprende. Lo diestros que son los resistentes con espadones de plata de dos metros tampoco es muy creíble. Al menos Conan se había criado dando espadazos, pero estos… Eso sí, divierte y atrapa, especialmente el último tercio de la novela, si bien el final no alcanza la altura esperada y la plata acaba hojalatándose.  

BURGUERA

  • mdp2009

    En mi modesta opinión, no sé si se salva alguno… me refiero a la brillante redacción, de ese comentario de “red social”, que pones como ejemplo.

    ¿Cómo es posible expresarse en público, con ese pseudolenguaje modernista, que transmite más analfabetismo que cualquier otra cosa? ¿Cómo hemos llegado al extremo de no exigir a quien nos representa, ni siquiera unos mínimos?

  • plaerdemavida

    Hombre, por favor, que twitter tiene un límite de caracteres. No saquemos las cosas de quicio…

  • madbn

    Oye, “plaerdemavida”, la falta de diéresis en la palabra “avergüenzo” también es una cuestión de espacio tuitero??? Por favor, defiendes lo indefendible…

  • franky

    Todo en la comunidad valenciana es de verguenza, TODO. Pero la culpa no la tienen los políticos, que al fin y al cabo son los que nosotros elegimos. La culpa es de todos los valencianos.