Las Provincias

img
El pequeño Nicolás, ‘GH VIP’, Telecinco y la poca vergüenza
img
Paco Huguet | 10-01-2016 | 11:31

Un presunto delincuente, acusado de falsedad documental, estafa (en grado de tentativa), usurpación de funciones públicas, cohecho impropio, malversación y tráfico de influencias, entre otros delitos, ocho en total. Detenido en 2014 y pendiente de juicio tras negarse a declarar en los juzgados a principios de 2015. Y mientras, quedó en el aire si el CNI, los servicios de inteligencia españoles, ratificaba una querella por injurias contra él, por hacerse pasar por agente secreto. Este es Francisco Nicolás Gómez Iglesias, ‘el pequeño Nicolás‘ para la gran mayoría y ‘Fran’, según él mismo en ‘GH VIP‘.


Esta es la calaña de personajes que deben aparecer en la pantalla del televisión, según Telecincoy la productora del programa ‘Gran Hermano VIP‘. Para acabar de calentar la sangre de los españistaníes de pie, algún medio especializado en televisión asegura que el personajillo cobrará 3.000 euros al día (21.000 a la semana) en el ‘reality show’. Otros elevan la cifra a 30.000 a la semana (casi 4.300 al día). El término telebasura se queda corto. Muy corto. Le irían mejor infamia, deshonra, vileza…

El personaje, saliendo de los juzgados el 9 de enero de 2015. / Efe/Juanjo Martín

El pequeño Nicolás se burla de la gente. Y lo peor de todo es hay gente a la que le hace gracia y le ríe el chiste. ¿Cómo puede una madre o un padre animar a sus hijos a estudiar, a prepararse para labrarse un futuro cuando los arribistas como el tal Fran se convierte en modelo de éxito? Pena de país. Y mientras, el sistema educativo español hecho una lástima. ¿Estudiar? ¿Para qué? El tal Fran no aprobaba muchas y mira hasta dónde estuvo a punto de llegar.

El niñete, o niñato (que eso va por gustos), se da bastante importancia. Tanta que toma al telespectador por idiota y dice que entra en Gran Hermano para que se le conozca “como persona”. ¡Como si su persona tuviera algún interés más allá de que lo condenen y lo metan en la cárcel! Por listo y para dar ejemplo. Vamos, que no entra por la pasta y por seguir en la pomada del famoseo, sino para lavar su imagen y su honor. Nyas coca! (¡Toma castaña!) Que nos toma a todos por imbéciles y probablemente nos merezcamos que nos trate así.

Que conste que Telecinco, una empresa privada, es libre poner en su pantalla a quien quiera. Pero debe haber límites. Entretener está bien, pero no tanto cuando prostituye los otros dos principios fundamentales de una cadena de televisión (que aunque sea privada tiene una concesión pública) y que son formar e informar. Que dan muchas ganas de exigir a los partidos que se creen instrumentos que permitan a la ciudadanía defenderse de estas empresas privadas y se les retire las licencias de emisión.

Entretener está bien, sí. Telecinco y el grupo Mediaset saben hacerlo muy bien con programas del tipo de ‘Adán y Eva‘, que son inofensivos en cierto modo. Ya no son tan inocuas basurillas como ‘Mujeres y Hombres y Viceversa‘ y ‘GHVIP‘.

Aznar, y el pequeño Nicolás, de niño. / LP

El pequeño Nicolás se acerca a ese cliché de espabilado que se acerca a los poderosos, que gusta de vivir a tope. Esos que presumen de irse sin pagar de las discotecas. Esos que dicen “no sabes quién soy yo”. Esos que se creen por encima del bien y del mal. Gentuza, para decirlo así en corto. Estrellitas que se hacen selfis con políticos y empresarios famosos. Que presumen de codearse con poderosos. Y que tienen el ‘mérito’ de hacer creer a otros que cortan el bacalao.

Es un ejemplo de que esta nuestra Españistán sigue sin madurar. La penúltima de este sujeto fue anunciar que iba a presentarse como candidato al Senado en las pasadas elecciones del 20 de diciembre. Decía que quería destruirlo desde dentro, que quería pasar lista para ver si acudían a las sesiones senadores como Rita Barberá y usando argumentos tan simplistas, pero efectistas, como “El sistema me ha utilizado y me ha adoctrinado, pero yo no tengo ideología. Estoy cansado de la división entre izquierdas y derechas .

Fran, el pequeño Nicolás, en Twitter,

Y todo esto lo decía un personaje que, en la jornada de reflexión de las autonómicas del 24-M, publicó en las redes sociales frases como “La Democracia está sobrevalorada”. Y se quedaría tan tranquilo. Vamos, un salvapatrias en forma de niñato. Vamos listos con ‘políticos’ así, pero también vamos listos con la gente que les ríe las gracias.

El programita, no contento con meter al supuesto estafador, también incluye como concursante a la concejal expulsada de Ciudadanos, una tal Carmen López, que querían que el ayuntamiento del pueblo de Sevilla donde fue elegida le pagara los viajes desde Chicago para asistir a los pleno. Otra lista. Así vamos…

Y lo peor de todo es que el programa arrasaría en su estreno. Vergüenza, asco y pena. Y no necesariamente por ese orden.

Enlaces relacionados:
Adán y Eva’, honesto paraíso de la carne en el Televisión
Tetas y tetes en ‘Mujer y Hombres y Viceversa’, zafio no…
El Chino sexi de Valencia y el Van Damme de Gandia

Sobre el autor Paco Huguet
Blog personal sobre cosas útiles, reflexiones superfluas y opiniones varias sobre actualidad social, política choricera, series, libros y demás asuntillos serios y no tanto. De vez en cuando, viajes, escapadas, excursiones y propuestas de ocio.