Las Provincias

img
Mentiras y verdades del anuncio de la Lotería de Navidad
img
Paco Huguet | 16-11-2016 | 21:19

Hoy en el apartado de reflexiones superfluas, o probablemente no tanto, veremos algunas de las mentiras y verdades que cuentan los últimos anuncios publicitarios del oráculo de los dioses: la Lotería de Navidad, el nuevo opio del pueblo, la ilusión soñada por cienes y cienes, incluso miles, de españistaníes de a pie componer un sonoro corte de mangas dedicado a su correspondiente jefe.Nyas coca! (¡Toma castaña!). El publirreportaje televisivo estrenado hace unos días representa una de las campañas más importantes del año en el mercado español. Es un evento esperado en el mundillo. Quizá por eso se le puede exigir que muestre algo más verídico y no una inventada sociedad de Españistán.


 

¿Hay algo que guste más al valensianí de bien, y al españistaní en general, que el anuncio de la Lotería de Navidad? Obviamente: criticar el anunció televisivo del Gordo navideño. ¿Es verdad o no? El bueno de Antonio se las llevó de todos los colores hace un par de años. El año pasado le tocó el turno a Rufino. Este año el protagonismo de los mandobles se reparte entre la pobre Carmina, el gañán de su nieto, el restode su engañadora familia, todo el pueblo y hasta la pareja (laboral) de guardias civiles abriendo paso a la comitiva en lugar de ponerse tibios a multazas con la Ley Mordaza en la mano…

Mentiras y verdades de los anuncios de la Lotería de Navidad

Carmina, Justino, Manu y el gran Pancho.

Empecemos por más creíble de estos tres anuncios. A nuestro juicio, que tan subjetivo, válido o inválido como cualquier otro, la más verosímil de las tres historias lotero-lacrimógenas es la de 2014. Ese Manuel más tieso que la mojama, sin un clavel para hacerse un triste quinto de Mahou, que ese año no compar el décimo. El dueño del bar (el crack de Antonio), amigo de toda la vida, le compra un décimo. Manu es más que un colega. Se han ido juntos de farra mil y una noches. Han compartido cogorzas y juergas sin parar. Y Manu siempre fue muy generoso con la casa en la época en que bebíamos cubatas y gin-tonics por encima de nuestras posibilidades. Así que va y el dueño del bar pilla un decimito, con el número de siempre, y se lo guarda en un sobre. Luego va y toca. Y como el dueño del bar ha comprado décimos para aburrir y le sobran los millones, pues le da uno a su amigo. No se lo regala; se lo cobra (21 euros con café). Pero se lo da. Por los brindis que hicieron juntos a la vida. Muy bonito todo y muy de llorar.

Lo del año pasado ya chirría un poco más. Tratando de seguir con la línea de tocar la patata del ludo-telespectador, se monta un anuncio-cuento de Navidad con dibujos animados, que siempre queda muy entrañable y, así de paso, nadie dirá si el actor que hacía de Antonio sobreinterpretaba los pucheritos o no. Esta vez, el entorno de esta falsa o más que cuestionable solidaridad lotera no es el bar de un amigo, sino el puesto de trabajo. El bueno de Justino, que se come el turno de noche y se aburre tanto que coloca los maniquíes de una manera que da miedete, no se apunta en la lista de los décimos de la empresa. No compra y no le toca… Qué decepción. Porque si hay algo que fastidie más que no rascar ni un reintegro es que le toque el primer premio a tus compañeros de curro. ¿o no? Que la envidia es de todo menos sana. Pero va y resulta que lo compis que no han visto el careto de Justino en los últimos dos trienios le había pillado un decimito entre todos, en plan buen rollito, que todos somos compis. Vamos, ni de coña. Seguro que ni le invitaron a la cena de Navidad, los muy desahogados. Como mucho, le habrían dejado una nota, avisándole: “Justino, empanao, que no te has apuntado a la Lotería. Te pillamos un décimo, pero dejánonos los 20 euretes sin falta en la garita antes del día 21 o no juegas. Firmado, el comité de empresa.”

Vayamos al asunto ludopata-solidario de este año. Al anuncio le han llovido las yoyas por la diestra y la siniestra. La trama de la historia: todo un pueblo que se confabula para que la entrañable abuela Carmina crea que le ha tocado la lotería. A ella, a la Puri y a medio vencindario. Si ya costaba de creer el buen rollito del curro de Justino, ya me dirán ustedes si se tragan lo de que todos los vecinos se junten para un paripé que tiene las horas contadas. Sólo me lo creo si en la segunda parte del anuncio (seguro que la habrá, y si no la hay debería haberla) todo el pueblo se cachondea de la abuela, incluido el nini del nieto.

Pancho, el perro de la Primitiva. El más grande

Vamos, que a este paso, lo más verídico de los anuncios de Loterías y Apuestas del Estados es lo del perrete Pancho, en gloria esté. Ése sí sabía montárselo bien.

Algunas de las críticas son la comparativa de ese pueblo conchabado para engañar a la pobre mujer. Muchos dicen que les recuerda a Bankia vendiendo las preferentes. Otros dicen que si es como el PP mintiendo a los jubilados. Lo mismo pero con el PSOE, timando a sus votantes…

Las críticas con más menos guasa y mala baba no se hicieron esperar en algunas redes sociales. Por ejemplo, en Twitter algunos criticaban que la gente se emocione con la historia de Carmina, pero no se inmute con la anciana muerta después de que le cortaran la luz. Otros dicen que sería más bonito sacar una familia que se gasta 800 pavos, del subsidio por ejemplo o con parte de la pensión del abuelo, y que no le toque una pedrea… Eso sí que es un dramón basado en hechos reales. Pero, claro, igual esa línea no le venía muy bien a Loterías y Apuestas del Estado, que es la auténtica joya de la corona (y no Felipe Juan Froilán), la verdadera gallina de los huevos de oro para las arcas españistaníes y que dos Gobiernos (del PSOE y el PP) estuvo a punto de prostituir. Vamos, unos figuras Salgado y Montoro con lo de la privatización feliz y finalmente abortada.

Por cierto, que seguro que el día 22 sale la tele nos contará alguna entrañable historia de una familia humilde y que ha sufrido los males de la crisis y que ha sido bendecida con el Gordo. Lo que no nos contará es que se ha gastado todo el sueldo en papeletas y décimos aunque no paga el recibo de la comunidad ni el agua desde 2012…

Entre las mejores bromas sobre el anuncio de la Lotería de Navidad, como casi siempre, el de El Mundo Today:  

Otros personajes de la tele también se preguntan cómo carajo puede acabar el anuncio:

Enlaces relacionados:

Probabilidad de acertar la Lotería, Primitiva, Bonoloto…

Nuevas reglas, premios y ‘trampas’ de EuroMillones

Dificultades para que no aciertes la Quiniela

Consejos para ganar un bote récord en Primitiva, EuroMillones, Bonoloto…

Estadística y opciones de ganar los juegos de la ONCE: 7/39, SuperONCE, Eurojackpot…

Todos los botes de la semana

Finalmente, aquí tienen la versión extendida del vídeo de Carmina, Puri, el nieto gandul y los del pueblo.

 

Sobre el autor Paco Huguet
Blog personal sobre cosas útiles, reflexiones superfluas y opiniones varias sobre actualidad social, política choricera, series, libros y demás asuntillos serios y no tanto. De vez en cuando, viajes, escapadas, excursiones y propuestas de ocio.