Las Provincias

img
“Si no me controla el móvil es que no me quiere”
img
Paco Huguet | 01-12-2016 | 13:44


La semana pasada, el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer quedó un tanto eclipsado a nivel mediático, emparedado, entre las muertes de Rita Barberá y Fidel Castro. Pero casi cada día hay mujeres que son asesinadas o que están en riesgo de serlo, a manos de sus parejas. ¿Dónde empieza todo? En distintos lugares, como en esas frases que dicen lamentablemente cada vez más niñas y adolescentes como, “si no me controla el móvil es que no me quiere”, “si no es celoso, es que no le gusto…” Y, sí, esto pasa cada día en tu misma calle.


Viva donde vivan, son variados y preocupantes los estudios que hablan del nivel de conciencia que existe entre los más jóvenes. Es de lo más peligroso, al margen de los casos más graves del maltrato en el ámbito de la pareja: los asesinatos son la parte irreparable, pero sólo una parte muy pequeña de todo el problema.

Niñas y adolescentes, víctimas de violencia a través del móvil.El estudio ‘Percepción de la violencia de género en la adolescencia y la juventud’ arroja que uno de cada tres jóvenes (el 33 %) cree que es aceptable o inevitable “controlar los horarios de la pareja”, “impedir que vea a su familia y amistades”, “no permitir que trabaje o estudie” o “decirle qué puede o no puede hacer”. La traducción actual del control, de que no se relacione con otras personas o de imponer comportamientos podría ser la frase: “Si no es celoso es que no me quiere”. La justificación de este otro tipo de violencia. Es la expresión modernizada del “mi marido me pega lo normal”.

¿Cuántas muertes a la semana habrá en el futuro si tantos adolescentes piensan así?

El mismo informe impulsado por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género revela en lo que ya, entre adolescentes, deriva ese 33 %: uno de cada diez menores admite como normal los insultos o vejaciones tanto en público como en privado. ¿Y qué se hace mientras tanto? A nivel autonómico la campaña #UnHomeDeVeritat, el anuncio de un plan de prevención… A nivel nacional, todavía menos, con recortes en los recursos destinados a la concienciación sobre el problema y para la protección de las víctimas… Poco, siempre será poco.

Y así lo demuestra el estudio de ‘Percepción en la adolescencia y la juventud’. Esa batalla está perdida, o casi. Una parte demasiado grande de una joven generación ya considera, como ocurría hace 50 años, que no está tan mal eso de que a uno (a una) la pareja le tenga que decir qué horarios tener, a quién debe ver y a quién no, si puede o no usar el móvil y con quién puede comunicarse o no…

Campaña contra los malos tratos de la actriz Emma Watson (Harry Potter)

Se necesita, desde ya un pacto nacional por la educación, ya sea la recuperación de la denostada asignatura de Educación para la Ciudadanía u otra manera más eficaz, transversal o específica, de formación en valores de respeto en los menores; tanto entre ellos mismos, como en los de diferente sexo u orientación sexual, como hacia los adultos (padres, profesores…).

Quizá también vaya siendo hora de una reforma de la mal bautizada Ley contra la Violencia de Género (el género es otra cosa), una normativa imprescindible en su momento, muy útil para la consecución de objetivos inmediatos, pero que se ha demostrado como claramente insuficiente. Ahí están los datos.

Enlaces relacionados:

Lo que esconde el caso Diana Quer

La Choni del barrio y su bebé fumador

Tetas y tetes en ‘MYHYV’, zafio no…

 

Sobre el autor Paco Huguet
Blog personal sobre cosas útiles, reflexiones superfluas y opiniones varias sobre actualidad social, política choricera, series, libros y demás asuntillos serios y no tanto. De vez en cuando, viajes, escapadas, excursiones y propuestas de ocio.