Las Provincias

img
Cómo y por qué expulsar a los brasas de los grupos de WhatsApp
img
Paco Huguet | 08-02-2017 | 21:15


El famoso niño con leucemia debe de tener ya por lo menos 25 años. Cuenta el más famoso bulo que existe en internet que hay un niño de corta edad enfermo en el hospital La Fe de Valencia que necesita la sangre de 12 donantes. Esta mentira circula por la red desde mucho antes que existieran las redes sociales. Puede que fuera el primer e-mail en cadena de la historia. Y aunque parezca mentira, reaparece de cuando en cuando. De hecho, hace unos días volvió a renacer, vía WhatsApp. El bulo ridículo ni se crea ni se destruye; sólo de transforma. La respuesta aclaratoria de la Policía Nacional fue de las buenas. Y no es la única, ya que no se trata del único rumor absurdo que cientos, miles de personas difunden sin pararse a pensar ni un segundo. Son dañinos, juegan con el miedo y la buena voluntad de las personas de bien y sólo sirven para confundir. Veamos también cómo expulsar de los grupos a los brasas que no para de dar la tabarra con estas cosas.

Bulo de WhatsApp sobre el niño con leucemia que necesita sangre del grupo AB.

Un grupo de WhatsApp, hace unos días.

Analicemos un momentito el texto. Primero se habla de “mi hijo”, pero luego el pequeño pasa a ser llamado “un niño” y “este niño”. Es como ese fenómeno que ocurre en los partidos políticos cuando les imputan a algún cargo público o de su formación y de repente se olvida su nombre (por ejemplo, Luis Bárcenas) y se sustituye por expresiones del tipo “esa persona de la que usted me habla”. Tampoco debe pasarse por alto el grupo sanguíneo supuestamente demandado. Según han informado fuentes de La Fe en reiteradas ocasiones, las personas con sangre del grupo AB son receptores universales; es decir, les sirve cualquier donante, por lo que es más que dudosa la veracidad del bulo. La CLAVE contra los bulos: INFORMARSE BIEN, en medios serios. Las redes sociales no siempre lo son.

Lo mejor, en todo caso, la apostilla del último tuit aclaratorio de la Policía Nacional: “No brasees a tus contactos”. ¿Les ha pasado que siempre son los mismos usuarios, los más chapas, quienes difunden este tipo de rumores? Sí, es así, no sólo proceden de personas bien intencionadas sino muchas veces vienen de los típicos pesados del WhatsApp, los que aprovechan grupos de WhatsApp temáticos (por ejemplo, una clase de inglés, los padres de cole o la pachanga de los jueves) para difundir asuntos que no tienen nada que ver.

Para ayudar a combatir la difusión de bulos: la mejor opción (sí, llamadnos ‘haters‘) es eliminar de los grupos de WhatsApp a los pesaditos que los difunden. Una segunda opción es bloquearlos en esta y otra redes sociales. Pero, insistimos sin rubor, es mejor la primera. ¿Cómo expulsarlos? Muy fácil: hay que convertirse en administrador del grupo, de cara o en la sombra. Puedes pedir directamente por mensaje privado al administrador que expulse al brasas difusor de bulos, o por mensaje compartido en el grupo. O dar la opción de que se te nombre administrador y ‘ejecutar’ la labor. Así, sin juicio ni abogado, sin votación ni tonterías. Que aprenda el brasas a comportarse en un grupo, al igual que se hace en la vida real.

¿Por qué? Por dar la brasa. La chapa. La tabarra. Bueno, sí… Hay opciones más suaves. También se puede poner en el grupo mensajes del tipo: “Por favor, este es un grupo para montar partidillos de fútbol 7/pádel/petanca, no para bulos. Por favor, no publiquen sus cacas y cosas que no tienen que ver”. O un ejemplo más claro: “Por favor, absténganse de compartir porno en este grupo de mamás y/o papás del cole o váyanse del grupo”. ¿A que este segundo ejemplo no genera tantas dudas? Aaaaah… Pues el primero, tampoco. ¿Algún otro motivo? Ahí va otra razón: tu teléfono también lo agradecerá y no gastarás tanta batería ni llenarás la memoria o la tarjeta con fotos y vídeos no deseados. Otra opción para deshacerse de brasas es compartir este post en los grupos, en plan indirecta, cuando el sujeto comparta algún bulo o material improcedente. Ahí lo dejamos.

Bulo de los llaveros localizadores.Repasemos ahora algunos de los avisos recurrentes procedentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado (¡qué expresión más poderosa!) ante mentiras y otra chorradas. Uno de los bulos que aparecen y reaparecen es el los llaveros localizadores. Según la leyenda de internet, incorporan unos sofisticadísimos geolocalizadores vía satélite que esconden el objetivo de… El objetivo de… Bueno, algún objetivo se supone que tendrá.

También están el bulo de los plátanos infectados, el de los vendedores de colonia a domicilio que te pone drogaína para robarte (la Policía aconseja no reenviar este tipo de mensajes), el de no marcar 90# en tu teléfono, el del niño perdido que lleva una dirección en la mano…

Las cuentas oficiales en las redes sociales de la Guardia Civil y la Policía Nacional suelen reaccionar rápidamente ante la aparición de nuevos bulos o ante la redifusión de otros antiguos. Por ejemplo, el perfil en Twitter de la Benemérita alertaba hace poco del retorno de esa mentira sobre un virus que te entraría al actualizar Windows.

Bulos de internet revelados por la Guardia Civil.La Guardia Civil también ha informado sobre la circulación de otro tipo de falsedades de tipo tecnológico (como el de las fotos de WhastApp que se publican directamente en Facebook), relacionadas con el consumo (como los supuestos cosméticos cancerígenos que retiraría Mercadona,) o con la seguridad (como falsos secuestros de niños o el de las alertas terroristas, muy recurrente poco después de que se perpetre algún atentado).

Suele haber puntos en común en la difusión de estos bulos. Por ejemplo, frases como “pásalo a tus contactos”, “avisad a las mamás” y diferentes invitaciones a reenviar el mensaje. La Policía y la Guardia Civil son claros: no lo pases. Comprueba antes. Y recuerda, promueve la expulsión del brasas. Sin contemplaciones. Sin piedad. Él no la tiene.

Últimos post:

La entrevista a Isabel Pantoja a cara de perro

Odio a la «lesbiana» y otra gentuza en Twitter

Seis litronas, 200 € de rescate, la rubia de Sagunto y el sostén

Lo que esconde el caso Diana Quer

Bulos en WhatsApp y Twitter. Alertas de la Policía Nacional.

Sobre el autor Paco Huguet
Blog personal sobre cosas útiles, reflexiones superfluas y opiniones varias sobre actualidad social, política choricera, series, libros y demás asuntillos serios y no tanto. De vez en cuando, viajes, escapadas, excursiones y propuestas de ocio.