Las Provincias

img
Categoría: Twitter
Amancio Ortega, la infamia y el valenciano de los 2.000 tumores


Dos formas opuestas de encarar las cosas. Y más tratándose de una cosa tan delicada en el trato como el cáncer. En menos de un día. El infame Paco Sanz, aunque lo de infame pueda quedarse corto, en el vídeo repugnante en el que pedía ayuda. El presunto estafador y también acusado de blanqueo de dinero y apropiación indebida (que, para entendernos, son delitos relacionados con lo que viene siendo robar) se cachondeaba en las grabaciones de sus falsedades de las personas de buena fe que prestan su dinero para que él combata sus supuestos 2.000 tumores. Y apenas unas horas después se conoce que Amancio Ortega, el hombre más rico de España, y según Forbes uno de los más adinerados del mundo, dona 320 millones para equipamientos de diagnóstico y tratamiento oncológicos.

Ver Post >
Cómo y por qué expulsar a los brasas de los grupos de WhatsApp


El famoso niño con leucemia debe de tener ya por lo menos 25 años. Cuenta el más famoso bulo que existe en internet que hay un niño de corta edad enfermo en el hospital La Fe de Valencia que necesita la sangre de 12 donantes. Esta mentira circula por la red desde mucho antes que existieran las redes sociales. Puede que fuera el primer e-mail en cadena de la historia. Y aunque parezca mentira, reaparece de cuando en cuando. De hecho, hace unos días volvió a renacer, vía WhatsApp. El bulo ridículo ni se crea ni se destruye; sólo de transforma. La respuesta aclaratoria de la Policía Nacional fue de las buenas. Y no es la única, ya que no se trata del único rumor absurdo que cientos, miles de personas difunden sin pararse a pensar ni un segundo. Son dañinos, juegan con el miedo y la buena voluntad de las personas de bien y sólo sirven para confundir. Veamos también cómo expulsar de los grupos a los brasas que no para de dar la tabarra con estas cosas.

Ver Post >
Sobre el autor Paco Huguet
Blog personal sobre cosas útiles, reflexiones superfluas y opiniones varias sobre actualidad social, política choricera, series, libros y demás asuntillos serios y no tanto. De vez en cuando, viajes, escapadas, excursiones y propuestas de ocio.