Las Provincias

img
Dudas en la plaza Redonda
img
Paco Moreno | 22-05-2010 | 15:49

La marquesina que ahora protege del sol los finos tejidos e hilaturas de los puestos debió ser colocada en los años 70. El problema no es deshacerse de esta estructura, que lo pide a gritos el buen gusto, sino qué colocar en su lugar. La alcaldesa ha visitado ya varias veces las obras de rehabilitación y ha dado varias pistas, como que se piensa en la cerámica y el cristal para que la cubierta sea más ligera.

Ligera y pequeña para que se puedan contemplar las fachadas de los edificios. El conjunto de 34 fincas es único en la ciudad y ahora apenas se pueden ver algunos fragmentos. Pero el problema es que eso quitaría protección a los comercios, precisamente con productos que se queman al sol.

Y en esas estamos desde hace meses. A un año de que termine el mandato municipal se torna complicado que esté acabada por completo la plaza. Mientras en el modelo de tienda sí que hay consenso con los comerciantes, con un diseño parecido al que se empleó en el mercado de Colón, estos siguen a la espera de que el Ayuntamiento les diga la propuesta de la nueva cubierta.

En la plaza apenas queda actividad de albañiles, salvo la reforma interior de algún edificio. Sería triste que menguara el empuje del concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, impulsor de la reforma. Al tiempo.