Las Provincias

img
Ruzafa, banco de pruebas
img
Paco Moreno | 23-05-2010 | 10:57

La Administración se ha dado cuenta, aunque actúa como esos dinosaurios gigantescos de las películas que se mueven a cámara lenta. Las primeras inversiones del Plan Riva han  sido para la urbanización de calles, precisamente lo contrario de lo que quieren los vecinos. Colegios, centros de salud, bibliotecas, en fin, lo normal en cualquier barrio.

Buena parte de esas dotaciones se fian al Parque Central, aunque es una jugada a largo plazo y las urgencias son muchas. Nadie discute los beneficios de la línea 2 del metro, con estaciones en General Urrutia y Reino de Valencia, pero cualquiera ve las reivindicaciones vecinales que han tomado el barrio esta semana. Es hora de aprovechar esas ideas.

Y surgen problemas, como es obvio, pero para eso están las ordenanzas municipales. Si las camionetas toman las calles por la saturación de almacenes, entonces deben buscarse zonas de carga y descarga, además de las multas disuasorias. Del banco de pruebas pueden salir muchos experimentos con éxito que sirvan para el resto de la ciudad. Que se lo digan a los artistas que han encontrado decenas de galerías de arte y talleres donde desarrollar su trabajo.

Soy optimista y no creo que la mezcla de nacionalidades y continentes sea perjudicial para la convivencia. Si queremos poner a Valencia en la lista de grandes ciudades, es el único camino posible. Facilitar su llegada.