Las Provincias

img
La limpieza de El Saler
img
Paco Moreno | 26-07-2010 | 06:42

El testimonio de un vecino este vienes junto a la zona incendiada de El Saler ha puesto el foco de nuevo en el estado de la Devesa. Mientras que algunos residentes consideran que los matorrales deben ser eliminados para abrir nuevos caminos de acceso a los bomberos, la estrategia de los técnicos municipales ha sido estos años justo la contraria.

La tarea de limpieza que sí realiza el Ayuntamiento es la poda y triturado de ramas secas, que se luego se esparce sobre el terreno para que forme un manto apto para el crecimiento de los primeros arbustos. Del resto, sólo algunos árboles secos que pueden ser un problema para el tráfico y dejando los troncos en el lugar para que sean alimento de insectos, primeros eslabones de la fauna del parque natural.

En mi opinión la iniciativa es la acertada porque no se pueden regenerar las 850 hectáreas de El Saler como si se tratase de un jardín de barrio, con sus pipicanes y mantos de césped, bordillos que delimitan la tierra morterenca y juegos infantiles. El triunfo consiste precisamente en eliminar especies alóctonas como los perniciosos eucaliptus y la plantación de todo tipo de arbustos y árboles que mejoren poco a poco el paisaje.

El primer Plan E sirvió para adecuar decenas de accesos para los bomberos y las patrullas de la Oficina Devesa-Albufera. El pavimento de asfalto y grava de los años 70 fue sustituido por un material más respetuoso con el entorno, incluso por el color elegido. Las obras seguirán en dirección sur.

Los bomberos cuentan con cámaras de infrarrojos que detectan alteraciones de calor. Supongo que avisarían del siniestro del viernes, aunque algunas informaciones hablan de que fue el empleado de un colegio quien dio la voz de alarma.

Las pistas, cámaras y triturado de las ramas deberían ser medidas suficientes, junto con el refuerzo de bomberos. Ahora queda averiguar si el fuego fue intencionado o se debió a una imprudencia. En el primer caso, el castigo debería ser ejemplar si detienen al culpable.