Las Provincias

img
Brisa fresca para Valencia
img
Paco Moreno | 03-09-2010 | 15:10

Los datos ofrecidos hoy por la alcaldesa Rita Barberá sobre el balance veraniego son buenos, un soplo de optimismo que refresca un periodo negro para la economía. Nos habíamos acostumbrado en los últimos meses a unas cifras de desempleo para llorar, planes de ajuste, recorte de inversiones y ahorro hasta en el alumbrado público. Y ahora resulta que a los turistas les gusta más Valencia que el año pasado, en concreto un 13% más de visitantes que en el verano de 2009.

Dicen los hosteleros que se gastan menos dinero, que la segunda botella de vino nunca cae, ni siquiera la primera. Que vienen mirando el céntimo y ahorrando hasta en los postres. Pero el caso es que vienen y hay que hacer lo imposible para que regresen. Y en esto es vital que la ciudad esté preparada para el estreno de la línea de alta velocidad que nos conectará con Madrid a una hora y media de viaje.

Para los que no lo sepan, la estación del AVE abrirá sus puertas en diciembre y el regalo navideño también obliga a hacer bien  los deberes. Incluso con unos precios asequibles por parte de Renfe, a ver si ahora resulta que la línea ferroviaria más rentable de España sirve sólo para bolsillos privilegiados.

Será el primer capítulo y lo veremos dentros de tres meses y medio, un suspiro para calendarios políticos que ahora tienen señalado en rojo fechas de campaña. Barberá ha dado muestras de su inteligencia al dar por buenas las palabras del ministro de Fomento, José Blanco, y de mostrar su máxima colaboración con el líder socialista para propiciar el éxito de la línea. Las relaciones con el Gobierno están muy tensas, aunque los populares municipales han sacado del ring al gallego, al menos de momento.

Y para demostrar que Valencia es un destino turístico inmejorable, nada mejor que acompañar estas palabras con una fotografía de Rafa Vives, amigo de LAS PROVINCIAS y que ha sabido sacar todos los matices al amanecer en la playa del Cabanyal. Para que los madrileños se enteren de que no hace falta irse al Caribe.