Las Provincias
img
Botánico gratuito y un hotel singular
img
Paco Moreno | 27-04-2011 | 13:57

El solar de Jesuitas servirá para ampliar el jardín Botánico de Valencia. Así lo ha determinado la alcaldesa Rita Barberá, tras cerrar un acuerdo con Expogrupo y darles el nuevo Ayuntamiento para que construyan en la avenida Aragón el hotel de lujo que persiguen desde hace casi tres décadas. A 26 días de las elecciones municipales, arría una de las banderas de la izquierda, la de que al PP sólo le interesa el ladrillo y el negocio fácil, apartando los intereses de los ciudadanos.

El hotel se hará en lugar de uno de los iconos arquitectónicos del Ayuntamiento socialista de los años 80, que acabará convertido en escombros. No me negarán que este hecho tiene también morbo político. La ciudad de Barberá elimina toda huella reciente anterior y nadie podrá decir nada porque se consigue así la ampliación del Botánico, una reivindicación del PSPV y de Esquerra Unida.

Ahora bien, hago dos apuntes tras conocer las primeras declaraciones sobre el pacto para la permuta de solares. La ampliación del Botánico se hará sobre terrenos municipales, con lo que sería injusto convertirlo en un jardín de pago. Ahora, la entrada ordinaria cuesta dos euros, un montoncito de monedas si vas con la familia. Claro que hay tarifas más económicas con bonos de diez visitas e incluso por meses, pero la cuestión es si habrá pagar, aunque sólo sea un céntimo, por visitarlo.

Y el segundo apunte es el diseño del futuro hotel. al quedar fuera de una zona protegida, la Generalitat no podrá decir nada sobre las alturas, materiales y formas de las fachadas, aunque opino que la ciudad, es decir, el Ayuntamiento, debe exigir un proyecto de gran calidad, incluso un concurso internacional. Por la misma razón que cuestiono la entrada de dos euros en la ampliación del jardín, el esfuerzo municipal debe ser recompensado. Nada de un hotel al uso, sino algo que eleve a Valencia desde el punto de vista arquitectónico. Después de tres décadas, los vecinos nos lo merecemos.