Las Provincias

img
La ciudad y los trenes
img
Paco Moreno | 10-10-2011 | 19:06

A pesar de la pinta que tiene la licitación del AVE Valencia-Castellón a un mes de las elecciones generales, ya me gustaría que se hiciera un movimiento parecido para el Parque Central. Más en concreto, la estación subterránea que debe sustituir a la provisional y que el Ministerio de Fomento tiene pendiente desde hace tanto tiempo que hay que consultar en las hemerotecas.

Infraestructuras. Hablamos de prolongar la línea del AVE desde Madrid, de que Bruselas debe decir oficialmente el día 19 que el corredor será mediterráneo (ojalá se olviden de la madeja de vías que contó el otro día el ministro Blanco), pero pocos caen en la cuenta de que todo eso pasa por Valencia. Que el tren de alta velocidad siga hacia Castellón sin hacer el túnel pasante por la Gran Vía Marqués del Turia sería un error de bulto, casi tanto como será la estación Joaquín Sorolla si nadie lo remedia.

Avenida de Francia. Y con el corredor pasa lo mismo. Sólo hay que ir un día hasta el final de la prolongación de la Alameda y pararse junto a la verja degradada del túnel de Serrería. El soterramiento de las vías importa tanto como llevar los azulejos y los coches más rápidos hacia Europa porque hablamos del desarrollo pendiente más importante que tiene la ciudad, su unión verdadera con el mar hasta que se haga la prolongación de Blasco Ibáñez.

Revisión Plan General. Ya no hablo de enterrar las vías en la Punta, junto a lo que se llamó el triángulo de oro. Esa jugada se producirá dentro de 20 años, aunque ahora se ponen las piezas en el tablero. Esta campaña se habla mucho de las grandes líneas y poco del urbanismo de Valencia. El Ayuntamiento es comprensivo con el Gobierno por la crisis y no aprieta en la estación Central. Esperando a que llegue Rajoy a la Moncloa y se resuelvan los temas más espinosos. Aunque también es posible que la respuesta a todo esto sea que no hay dinero.