Las Provincias

img
Los recortes llegan a Benedicto XVI
img
Paco Moreno | 01-05-2014 | 15:02

En julio de 2008, el expresidente Camps invitaba a contemplar la columna de 5,10 metros de altura como un lugar de reflexión. Pues yo le copio la idea y me paro en el puente de Monteolivete justo a la altura del monolito dedicado a Benedicto XVI. Observo los matorrales en los que se ha convertido el pequeño jardín de alrededor y pienso que los recortes llegan a cualquiera, incluso al Sumo Pontífice retirado del mundo por sus achaques.

Camps quería un icono de la visita del Papa a Valencia en 2006 y sin duda lo ha logrado. Tenemos todos los elementos de la realidad actual atrapados en un palmo de terreno, incluso las barreras que rodean la columna diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava. La unión del puente de Fernández Ordóñez y el viaducto no puede ser más chapucera y añade algo más de tristeza a los arbustos secos del jardín.

Un motivo más de la reflexión que pedía Camps es la iluminación del propio puente. Donde observo la columna dedicada a Ratzinger están los viejos huecos de los tubos de neón retirados hace tiempo por el ayuntamiento. El coste de mantenimiento y la factura eléctrica eran insoportables y al final tuvo que admitirse la necesidad de cambiarlos por farolas normales, las de toda la vida.

Sigo reflexionando alzando la vista y contemplando la cubierta del Palau de les Arts, agujereada como un queso gruyère a la búsqueda del responsable de las grietas que se adueñan cada vez más de la cerámica blanca. Dicen que hasta dos millones de euros puede costar reparalo todo. Me lo creo.

Tengo cuidado cuando enfoco el móvil para hacer la fotografía de los matorrales, dado que el puente no tiene carril bici y los ciclistas debe ir por la acera. Pocos se la juegan en la calzada pese a que se trata de la zona más turística de la ciudad y a unos metros hay una parada de Valenbisi. ¿A qué espera el ayuntamiento para rodear la Ciudad de las Ciencias de itinerarios para ciclistas? Ni siquiera hay zona reservada en el cauce y eso que ese tramo de jardín es muy reciente. Sigo reflexionando.

Benedicto XVI disfruta de su merecido descanso, lejos de las maquinaciones de la Curia y de la alta política. Su monolito nos recuerda su paso por Valencia y pienso en lo que ha cambiado todo en apenas cinco años. Vuelvo sobre mis pasos y esquivo a un grupo de jubilados ingleses que no paran de fotografiarlo todo. ¿En qué estarán reflexionando ellos?

 

  • josepblesa

    The English tourists thought like Josep Pla: Who pays for all this?

  • http://blocs.mesvilaweb.cat/bloc/view/id/6909 Josep Blesa

    The English tourists thought like Josep Pla: Who pays for all this?