Las Provincias

img
Etiquetas de los Posts ‘

Jorge Bellver

Pedro García Rabasa tenía razón
Paco Moreno 24-10-2011 | 2:02 | 0

Ya sé que el caso Monforte se ha centrado en la figura del concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, por todas las implicaciones políticas colaterales. Que si delfín de Rita Barberá, que si un golpe al líder del relevo generacional de los Grau, Senent, Igual y Domínguez, que si la corrupción llega a todas partes. Frases que se encontraba en los periódicos, al igual que sucedía con su familia y amigos. Hoy se le veía emocionado al comentar la sentencia favorable. Pues al final, después de la absolución lógica y esperada del Tribunal Superior de Justicia, me quedo con el testimonio de los que menos han aparecido en la prensa, pero que estaban igualmente amenazados.

Los cuatro funcionarios municipales iban cada día a la sala de lo Penal con una cara entre el asombro, la estupefacción y la honda preocupación de ver sus carreras (alguna de más de 40 años como la del jefe de Planeamiento, Juan Antonio Altés), sucias con una mancha indeleble por la cabezonería de la Fiscalía y un juez instructor que no supo parar el tema a tiempo. La vía penal, como ha quedado demostrado, está para cosas más serias.

Y me quedo de este colectivo con la declaración del secretario general del Ayuntamiento, Pedro García Rabasa, que en 2004 estaba al frente de la secretaría de Urbanismo. Lo dijo dos veces, el primer día y el último, cuando insistió en que el criterio a la hora de pedir permiso a la Conselleria de Cultura para una obra en un entorno protegido no incluye el subsuelo, a no ser que se trata de una zona de vigilancia arqueológica o el centro histórico. Es la tesis que ha refrendado el tribunal.

Está claro que para hacer el aparcamiento de la calle Severo Ochoa hubo que demoler aceras y calzada. Es obvio, lo mismo que dijeron media docena de técnicos municipales, aunque el propósito era ejecutar un proyecto en subterráneo, sin ninguna afección visual desde el interior del jardín, que para más inri está cerrado por un muro de dos metros de altura.

Por eso creo que ha sido la declaración más coherente de todo el juicio, junto con la explicación que ilustró a todos del jefe de Planeamiento. García Rabasa sí que sabía que se trataba de un Bien de Interés Cultural y decidió que no era necesario el permiso previo. Por eso me quedo con ese recuerdo de una semana dentro de la sala, viendo las caras de García Rabasa, Altés, el jefe de Tráfico, Juan Casañ, y María José Gasull, arquitecta técnico de Planeamiento. Que olviden lo más rápido posible un mal sueño que ha durado 18 meses.

La sala ha decidido salvar la cara a la Fiscalía y no incluir las costas del proceso que pedía el abogado del Ayuntamiento, José Vicente Sánchez Tarazaga, quien recriminó la temeridad y mala fe de los primeros en todo el proceso. Para estas personas lo que menos importancia tenía, aunque la pregunta ya está en la calle: ¿Quién paga esta fiesta?

Ver Post >
Llega el caso Monforte
Paco Moreno 17-10-2011 | 9:03 | 0

No suelo dedicar este espacio para defender a nadie, pero hoy arranca el juicio del llamado caso Monforte, donde irá como imputado el concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, junto a cuatro funcionarios municipales. A estos últimos no los conozco, aunque la defensa que han hecho sus compañeros de área debería bastar. Al edil sí y puedo asegurar, aunque mi opinión sirva de bien poco para el tribunal, que lo más alejado de esta persona es conspirar con otros para adjudicar un aparcamiento subterráneo hurtando parte del procedimiento a la Generalitat.

Desmesura. Dicho eso, lo único que queda por decir es preguntar lo mismo que se decía en el escrito de los jefes de servicio. ¿Por qué no utilizar la vía contenciosa-administrativa? Es muy fuerte que se enfrenten al final de sus carreras profesionales por la supuesta falta de un informe, que con toda seguridad hubiera sido positivo.

Parálisis. Pero si esto tiene alguna consecuencia, además del mal trago que pasarán los imputados hasta que se acabe el proceso con una absolución en toda regla, es la paralización de buena parte de la Administración municipal. Los 25 informes que se encargaron para el aparcamiento de la calle Severo Ochoa, en un expediente que supera las 1.500 páginas, no parecen suficientes para algunos. Desde que comenzó este asunto, decenas de proyectos han entrado en vía lenta. Dicen que la Apple Store de la calle Colón va con retraso sobre lo previsto. Apuesto un euro a que se debe a las precauciones infinitas que se toman ahora en cualquier obra en un edificio protegido.

Paja del arroz. Con lo fácil que es recoger y embalar la paja, no entiendo la incapacidad de la Conselleria de Medio Ambiente para darle un uso como combustible, forraje o mantas para animales. Cualquier alternativa es mejor que quemarla o dejarla pudrir.

Ver Post >
Dudas en la plaza Redonda
Paco Moreno 22-05-2010 | 5:49 | 0

La marquesina que ahora protege del sol los finos tejidos e hilaturas de los puestos debió ser colocada en los años 70. El problema no es deshacerse de esta estructura, que lo pide a gritos el buen gusto, sino qué colocar en su lugar. La alcaldesa ha visitado ya varias veces las obras de rehabilitación y ha dado varias pistas, como que se piensa en la cerámica y el cristal para que la cubierta sea más ligera.

Ligera y pequeña para que se puedan contemplar las fachadas de los edificios. El conjunto de 34 fincas es único en la ciudad y ahora apenas se pueden ver algunos fragmentos. Pero el problema es que eso quitaría protección a los comercios, precisamente con productos que se queman al sol.

Y en esas estamos desde hace meses. A un año de que termine el mandato municipal se torna complicado que esté acabada por completo la plaza. Mientras en el modelo de tienda sí que hay consenso con los comerciantes, con un diseño parecido al que se empleó en el mercado de Colón, estos siguen a la espera de que el Ayuntamiento les diga la propuesta de la nueva cubierta.

En la plaza apenas queda actividad de albañiles, salvo la reforma interior de algún edificio. Sería triste que menguara el empuje del concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, impulsor de la reforma. Al tiempo.

Ver Post >
¿Los barrios del futuro serán así?
Paco Moreno 05-05-2010 | 1:20 | 1

El arquitecto Vicente Guallart está convencido de las bondades del barrio cuyo proyecto ha coordinado desde que fuera presentado en la Bienal en 2003. Han pasado muchos años y es ahora cuando comienzan a verse los resultados. En unos pocos años brotarán 3.200 viviendas. Casi nada.

¿Funcionarán los huertos urbanos? Sólo el tiempo dirá si las 300 parcelas tienen aceptación entre los vecinos o se convierten en campos de barbecho. Por lo que ha sucedido en esta ciudad en otras épocas, con campos minúsculos a orillas de las vías de Renfe o la V-30, estoy seguro de que así será.

En el primer trimestre de este año se entregarán las primeras llaves. Un enorme campo cerrado de 70.000 metros cuadrados será el corazón del barrio. Los vecinos podrán pasear entre los naranjos, observar cómo discurre el agua por las acequias y luego volver a casa.

La huerta convertida en un jardín es la apuesta de Guallart para asegurar la supervivencia de este paisaje en el área metropolitana de Valencia. El concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, se mostró entusiasmado en la visita que hizo hace unos días. Apuntó que la revisión del Plan General absorberá parte de esos conceptos.

Dentro de unos meses sabremos más. El principal documento urbanistico se presentará con más detalles, aunque si quieren ejemplos observen los planos del nuevo barrio del Grao. El arquitecto José María Tomás ha diseñado edificios en altura rodeados de mucho verde. La ciudad y los grandes espacios ajardinados fusionados en una mezcla que puede dar un buen resultado. ¿Ustedes qué opinan?

Ver Post >