Las Provincias

img
Por favor, retiren ya las banderas de Fallas
img
Jaume Lita | 29-03-2017 | 11:00

A punto de entrar en el mes de abril, habiendo pasado más de una semana del fin de las Fallas y aún siguen ‘restos’ de la fiesta fallera en las calles de la ciudad de Valencia. Las Senyeras que engalanan las vías del cap i casal durante los días grandes de la fiesta josefina aún siguen puestas en varios puntos de la ciudad con una imagen descolorida en la mayoría de casos. Parece que no hay prisa por retirarlas.
Las primeras semanas del mes de marzo son de actividad frenética en el seno de las comisiones falleras. Una de tantas actividades es la colocación de banderas en las calles que forman parte de la demarcación de las comisiones falleras. Bien en grúa o en escalera, los falleros se lanzan a sus calles de forma nocturna para que el barrio amanezca engalanado con Senyeras de plástico. A falta de luces, bien son un buen elemento decorativo que da un toque diferente a aquellas calles no tan tránsitadas de cada demarcación fallera.


Vamos camino de llegar a dos semanas desde la cremà de las Fallas 2017 y varios puntos de la ciudad de Valencia aún siguen luciendo las Senyeras que colocaron hace tres o cuatro semanas las diferentes comisiones falleras. Ahora, a punto de entrar en el mes de abril, ya lucen un aspecto descolorido dando una imagen de suciedad y dejadez impropia de una fiesta que ha sido catalogada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

El problema de estos casos viene en que dentro de cada comisión se solicita que las Administraciones cumplan más pronto que tarde con sus obligaciones o por ejemplo podemos hacer referencia a las múltiples quejas que se han sucedido en Valencia en referencia a la suciedad que se ha dado en el cap i casal hasta seis días después de la cremà ante la falta de paso de los servicios municipales de limpieza. De la misma forma que la limpieza de calles ha llegado tarde (y mal), aún falta que las comisiones falleras (algunas) concluyan sus tareas de limpieza de su demarcación.

Las Senyeras de plástico descoloridas no dan buena imagen. Habla mal de las comisiones falleras y de la ciudad de Valencia. Estos pequeños detalles son los que se deben cuidar bajo el sello de Patrimonio de la Humanidad.