Las Provincias
img
Fecha: mayo, 2017
¿Qué desencadena un parto natural?
Antón Millet 15-05-2017 | 1:18 | 0


El dr. Carlos Pascual Botía, de CM, te explica una nueva hipótesis

Desde tiempo inmemorial, los hombres hemos deseado conocer cómo y porqué se desencadenan los partos. Me refiero al mecanismo biológico exacto que hace que, en un momento dado y sin razón aparente, el útero se contraiga de forma rítmica y empuje al feto hacia el exterior del seno materno.

¿Se trata de una proteína que aumenta – o disminuye- y desencadena, en última instancia, la aparición de contracciones?… Quizás no se trate de una proteína sino de un conjunto de reacciones bioquímicas.

No lo sabemos.

Lo que sí sabemos es que el aumento de sustancias inflamatorias en la madre desencadena los partos. El origen de las inflamaciones puede ser materno, fetal o placentario. Da igual. Inflamación e inicio del parto van unidos.

Varias observaciones han contribuido a demostrar que la inflamación es un mecanismo presente en la mayoría de los partos. Así, en los partos prematuros se han encontrado mayores niveles de sustancias inflamatorias en sangre materna que en embarazadas con misma edad gestacional que no se ponen de parto. Por otra parte, cuando producimos artificialmente una inflamación en un animal de laboratorio embarazado – por ejemplo inoculando un alérgeno o un microrganismo- somos capaces de desencadenar el parto.

Sin embargo, ¿por qué en un parto natural sin inflamación aparente, se desencadena el parto?

En los últimos años se han ido publicando muchos estudios sobre el papel que juega el material genético del bebé (DNA fetal) libre en sangre materna. De hecho, el 5% de todo el material genético presente en sangre materna es de origen fetal. Además, todos sabéis que ya diagnosticamos muchas enfermedades fetales simplemente extrayendo sangre materna.

¿Tendría sentido que fuese el DNA libre fetal el que generase la inflamación que desencadena el parto?

Una reciente observación ha permitido formular esta hipótesis tan atractiva. Se ha visto que la cantidad de DNA fetal circulante en sangre materna se multiplica por dos antes del parto. ¿Y si la señal desencadenante del parto fuese un aumento del DNA fetal circulante en sangre materna por encima de un cierto nivel? Para validar esta hipótesis habría que mostrar de qué manera el DNA fetal genera inflamación.

Y eso podría estar aclarándose en estos momentos…

En los últimos meses se han publicado varios estudios que han encontrado un elemento que relacionaría el aumento del DNA fetal y la inflamación. Este eslabón se llama “TLR9″. Es una proteína codificada en el “gen TLR9″. Esta proteína actúa como receptor implicado en la inmunidad del organismo: habitualmente se une con DNA libre de virus y bacterias y desencadena una respuesta inflamatoria. En la hipótesis del DNA libre fetal, sería éste último, al sobrepasar ciertos niveles al final del embarazo, el que se uniría al receptor TLR9 desencadenando así la respuesta inflamatoria del parto.

Esta hipótesis es muy atractiva y creíble. Presumo que va a generar una frenética actividad investigadora que podría acabar aclarando uno de los mayores misterios de la historia de la humanidad.

El XXI será el siglo de la genética. Y espero que sea “para bien”, pero este es ya motivo de otro debate. En Clínica Millet trabajaremos para contártelo.

Dr. Carlos Pascual Botía

Clínica de la Mujer

Mayo 2016.

Ver Post >
Sobre el autor Antón Millet
Especialista en Obstetricia y Ginecología desde el año 2000. Trabaja en Hospital Clínico de Valencia desde 2002. Forma parte de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Clínico de Valencia. Es director y ginecólogo en Clínica Millet - Clínica de la mujer, una clínica de salud para mujeres que integra el trabajo de varios especialistas: ginecólogos, pediatras, endocrinólogos, médicos estéticos, deportivos y psicólogos. EN ESTE BLOG DE SALUD TAMBIÉN PARTICIPAN: Maria José Pau, matrona. Ester Furnieles, matrona. María Calpe, psicóloga.