Las Provincias
img
El efecto La La Land
img
soniavaliente_ | 13-07-2017 | 08:25| 0

 

El otro día leía una entrevista a David Summers que le hizo mucha gracia. Hacía confesiones tales como que “Marta tiene un marcapasos” no significaba nada, que “Venezia” se le ocurrió porque por aquel entonces tenía una novia italiana. O que les echaron de la Movida porque no se les perdonó el éxito. Ante confesiones tan indispensables para la civilización occidental, el periodista, on fire, le preguntó si la protagonista de “Sufre mamón” (oficialmente bautizada como “Devuélme a mi chica”) existió realmente. Como recordarán, fue aquella que le dejó por un niño pijo, con un Ford Fiesta blanco y un jersey amarillo. Y no solo no existió sino que, además, se casaron y tuvieron 5 hijos. En seguida, apostilló. “Pero se han separado. Hace poco. O eso me han contado”. La entrevista continuó. Y el cantante volvió a repetirlo. “Se han separado” . Ya ven. 32 años después de componer esa canción, sabe de ella. Y que finalmente no le fueron bien las cosas. La venganza superlativa. Ser más feliz que el otro. Probablemente le importe un bledo. Y fuera solo una chica más. Otra canción. O tal vez no.

lalaland

 

El estúpido ejercicio de lo que pudo ser y no fue. Que levante una mano quien no se haya torturado alguna vez a sí mismo pensando qué habría pasado si hubiera conocido a esa persona en otro momento… Nos fascina quedarnos enganchados de una idea, un concepto, una ilusión. Pero a veces no es más que una gran trampa porque miramos a la vida, al pasado, al futuro, con los ojos de quien somos hoy, ahora, en este preciso momento.

Es el efecto La La Land. Caminar hacia lo que se cree querer y una vez que se obtiene ¿qué habría pasado si…? El amor deja ruinas a su paso entre las que, como mala hierba, se abren camino canciones y películas maravillosas. Unas más que otras.

Ver Post >
La tasa rosa
img
soniavaliente_ | 13-07-2017 | 08:30| 0

Hace un tiempo les hablaba de la soda tax, una polémica medida que adoptaba Cataluña para subir los impuestos a las bebidas azucaradas. No solo a los refrescos de cola sino también a las bebidas isotónicas y batidos de leche, entre otros. Una medida disuasoria que castigaría el bolsillo de aquellos que eligen las bebidas poco saludables. Puede ser censurable o no. El rol que debe asumir papá estado en la salud de los ciudadanos. Pues bien, hoy, les quiere hablar de la tasa rosa. No es un impuesto en sí mismo, es un concepto. Una dificultad añadida, en este caso, por el hecho de ser mujer consumidora.

El gobierno municipal valenciano ha puesto de manifiesto que las mujeres pueden pagar hasta un 24% más que los hombres por los mismos artículos. Quizá no lo quieran ver pero muchas mujeres se depilan las piernas con maquinilla desechable. Pues bien, simplemente por ser rosas, el packaging es más cuco y más pequeño, y por tanto el precio unitario por maquinilla más elevado. Es tan solo un ejemplo.

Para fomentar un consumo más igualitario, la concejalía de Igualdad ha producido 20.000 folletos. A la iniciativa, se ha sumado la Unió de consumidors que ha instado al fomento de campañas de publicidad responsables que eliminen los estereotipos dentro del ámbito del consumo. Puede parecer una chorrada pero no lo es. Es una tendencia global.

colores

Audi está arrasando con su campaña “La muñeca que eligió conducir” y recientemente veía en Nueva York como el creativo de la Miami Ad School, Kazunori Shinna, decoraba las escaleras del metro de un modo diferente (las convencionales, de rosa y las mecánicas, azules) para ilustrar las dificultades que hayan las mujeres para progresar en su vida laboral. La utilización de los colores, de nuevo pero para construir. En positivo.

Ver Post >
Aburridos
img
soniavaliente_ | 30-06-2017 | 15:14| 0

¿Cuándo fue la última vez que se aburrieron? Y por aburrirse no se refiere a tumbarse a la bartola y atiborrarse a ver series. Piénsenlo bien. Quiere decir aburrirse. De verdad.

Permitirse la licencia de no hacer nada durante horas. Que la mente deambule de la nada a ningún sitio. Apagar el móvil. Descansar los ojos y la mente. Erróneamente se da por hecho que solo es legítimo aburrirse en vacaciones. La única licencia para matar… el tiempo. Despertarse tarde, pasar el día inmersa en una calma deliciosa, desayunar disfrutando cada bocado, no sacudirse el sopor en todo el día y que no importe. Un baño en la piscina. O en el mar. El rumor de las olas. El silencio interrumpido por la chicharra de agosto. El ladrido de los perros del pueblo. Leer ficción. En papel. Hacer la siesta. Hacer el amor después de la siesta. Los helados. Engordar un kilo. O dos. Las cenas con los amigos de siempre. La risa. El bronceado. La buena cara.  Las buenas ideas. Las pilas cargadas.

Porque para poder seguir es necesario parar. También en su día a día. Nadie sabe aburrirse. Y menos que nadie los niños cuando el aburrimiento es un terreno fecundo para la inspiración.

aburridos

Ella recuerda aburrirse de solemnidad durante su infancia. La eternidad de los días. Y las horas. Durante el verano. Y ese aburrimiento fue precisamente el motor de mucho más.

De hecho, Sandi Mann,  investigadora de la universidad de Psicología en la Universidad Central de Lancashire, Reino Unido, mantiene que la evolución fue posible gracias al aburrimiento. “Probablemente quien inventó el fuego era alguien que estaba muy aburrido”, mantiene Mann. El cerebro tiende a escapar del aburrimiento. Prefiere el dolor al sopor. Ahora que ya lo saben no priven a sus hijos del difícil arte de aburrirse. Por muy ingobernables que se pongan.

Ver Post >
El semental
img
soniavaliente_ | 30-06-2017 | 15:19| 0

Hoy les quiere hablar de un ego tan grande como una fertilidad sin límites. No se refiere al rey Ambumbi II, el undécimo fon o rey tribal de Bafut, en Camerún, al que se le atribuyen 130 y esposas y unos 500 hijos.

Si bien es cierto que todas no son suyas –ya que el privilegio de ser esposa del fon se hereda de madres a hijas- semejante prole es digna del récord Guiness. Se refiere al que la prensa ya ha bautizado como “el inseminador global”, un médico especialista en infertilidad al que se le suponen, al menos, 100 hijos. Jan Karbaat, un médico de Róterdam que fallecía este abril a la edad provecta de 89 años habría inseminado en secreto con su propio semen a decenas de mujeres durante décadas. Qué campeón.

inseminacion-artificial

Todo comenzó cuando uno de sus supuestos hijos, Moniek Wassenaa, psiquiatra de 36 años, vio una foto de Karbaat en su juventud y se quedó patidifuso. El parecido con el médico de su madre era tal –sin relación amorosa mediante- que decidió realizarse las pruebas de ADN. La muestra para cotejar vino de uno de los dos hijos legítimos del médico. Esto destapó la liebre y, pronto, 25 personas más se sumaron a la demanda aunque se calcula que los afectados podrían llegar a 100.

Moniek llegó a hablar su padre por teléfono. Le preguntó que por qué lo había hecho. Había jugado con las mujeres en uno de los momentos más vulnerables de sus vidas. No tuvo en cuenta la trascendencia de los actos, ni las consecuencias para sus hijos.

Cuando se le preguntó por la ética, comentó que todo eso ocurrió entre los 70 y los 80, que las mujeres querían un hijo. Y lo tuvieron. Preferiblemente de un hombre con estudios superiores. Y que su ADN “era mejor que el de un policía”. Un médico con complejo de Dios que jugó a crear 100 vidas. Lo que fuera de ellas, no era de su incumbencia.

Ver Post >
Buenorros que leen
img
soniavaliente_ | 30-06-2017 | 15:25| 0

Ahora va y resulta que la belleza está en los ojos del que mira. Y no en el sujeto en sí. Y no lo dice ella, que mira lo normal tirando a mal. Sino un estudio de la Universidad de Palma que ha venido a demostrar que los cerebros de hombres y mujeres procesan la información relativa a la belleza de modo diferente. Tócate.

Se sometieron a diversos individuos, en grupos separados por sexos, para que definieran como “bello” o “no bello” una serie de imágenes, fotografías y paisajes. Al mismo tiempo, los investigadores monitorizaban lo que ocurrían en los campos magnéticos producidos por las corrientes eléctricas de las testas de cada cual.

La conclusión fue que los hombres empleaban más el hemisferio derecho, vinculado a la función visual, mientras que las mujeres empleaban ambos hemisferios. Quizá por ello cuando su marido y usted van por la calle y él encuentra atractiva a una veinteañera (cómo culparlo) usted repare en el conjunto. Que tiene el pelo sucio, se come las uñas y que se viste en el Bershka mientras él solo ha reparado en sus tetas.

hot-dude

Que es injusto. Sí. Que es de mal gusto, también. Pero quizá sea por ello que las mujeres tienen un sexto sentido, que resulta no ser tal. Se trata, sencillamente, de un modo más holístico de procesar la información que llega a través de los sentidos. Aunque el estudio aclara que los resultados no son concluyentes porque hay otros factores más vinculantes para evaluar la belleza como pueden ser la edad o el bagaje cultural. Lo que desconoce es si la cultura es del objeto de deseo o del que mira porque ella es ver un hombre alto con pelo leyendo en el metro y se pierde. No es la única: la cuenta de Instagram Hot Dudes Reading (buenorros que leen) cuenta casi con un millón de seguidores en todo el mundo.

Ver Post >
Carga mental
img
soniavaliente_ | 09-06-2017 | 10:21| 0

Supone que la siguiente fórmula, les deja fríos: CT=AxTPS/60 Ya les avanza que no es la de la felicidad. Es, más bien, la pauta de la presión. La definición gráfica de la Carga de Trabajo (CdT) que una persona puede resistir para alcanzar su nivel de producción óptimo. Donde A es el número, pongamos por caso, de clientes por hora; el TPS, el Tiempo Promedio de Servicio en el que deberá hacerlo y los 60 son los minutos. Es decir, le saldrá el tiempo que puede dedicar a cada paciente, proyecto, mail o reunión. En un mundo perfecto.

En ese modelo, en cambio, no se habla de la carga mental, ese concepto que les arrebata la alegría de buena mañana. Y les hace bufar. Todo el rato. Porque esa formulación se creó en los tiempos de la producción en cadena. Y en los tiempos del Ford T no había móviles, ni mails, ni reuniones eternas, ni interrupciones incendiarias. Que una parece George Clooney en Urgencias.

carga

A principios del siglo pasado, cada cual apretaba su tornillo tan ricamente alienado y no tenía esa sensación de frustración, de agobio, cual Sísifo, de no acabar nunca con lo encomendado.

Lo ve en todas partes. Lo escucha a su alrededor. Todo el mundo está exhausto. Desbordado. En el metro, en las cenas con amigos en el poco tiempo libre que les queda. Imposible cuadrar agendas para salir una noche de toriles a emborracharse, dice, a bailar.

Escuchó hablar del concepto de carga mental referido a las mujeres. Porque, además en casa, una no deja de maquinar: si quedan suficientes kiwis, crema solar para el fin de semana o esa lama del parqué nuevo que parece que baila. Pero volviendo al terreno laboral para hacer más liviana la carga intervienen tantas cosas… Como la edad, el nivel de aprendizaje, el estado de fatiga, y la actitud. Y, algo fundamental –añade ella- cuánto queda para las vacaciones. Buf.

Ver Post >
Crueldad digital
img
soniavaliente_ | 08-06-2017 | 10:08| 0

Primero fue el ghosting, después el zombing y ahora llega el benching. No, no está hablando de la zumba ni de la enésima tortura deportiva, más bien de las nuevas formas de crueldad amatoria vía WhatsApp.

En realidad son los mismos perros con diferentes collares de siempre. Cortar con la pareja de turno con más o ninguna elegancia. El ghosting (desaparecer) vendría a ser como el irse a por tabaco de antaño dejando de responder a los mensajes del contrario. Súper maduro. Confiésenlo, ¿quién no se ha descubierto a sí mismo alguna vez escribiendo un “¿hola?” después de una eterna parrafada?

Según el portal de citas Plenty of Fish, el 80% de los encuestados online han roto una relación de este modo. Está claro que “el tenemos que hablar” es incómodo y doloroso. Pero todo el mundo merece una explicación de la patada para poder procesarla y comenzar su viacrucis particular a través de las estaciones del duelo.

ghosting

El zombing es, a su juicio, lo peor. Porque las heridas se abren una y otra vez. Son estas relaciones Guadiana en las que parece que la cosa se ha acabado pero no, ahora quiere volver pero solo la puntita. Es el caso de una amiga en la que su pareja la dejó abruptamente después de una década. Y ahora que ha conseguido levantarse y rehacer su vida, le escribe preguntando qué que tal, que si toman un café. ¿Por qué hace eso?

La última de estas tendencias, el benching. El perro del hortelano de toda la vida. El interfecto propone quedar pero después nunca puede. Cuando parece que se ha muerto, le da un like a todas sus publicaciones Instagram. Y así. Si eso le ocurre, maja, supone que se habrá dado cuenta que usted no es su primera opción. Que, de momento, está en el banquillo o, a lo sumo, calentando por la banda. Qué pereza todo, oigan.

Ver Post >
Vivir con menos
img
soniavaliente_ | 30-05-2017 | 10:13| 0

Recientemente, alguien le habló del reto 333. Es un proyecto que consiste en elegir 33 prendas y vivir con ellas durante 3 meses. Se incluyen prendas de abrigo, zapatos, complementos así como outfits para celebraciones especiales. Las excepciones, la ropa interior, deportiva y pijama. Tan solo se puede reponer algo cuando la prenda se estropea.

La primera pregunta que le vino a la mente es si ella podría hacerlo. La segunda ¿para qué? Comentan que es antídoto a fast fashion pero, sobre todo, un comienzo para ordenar la vida y simplificar las cosas. Deteniéndose a pensar cada vez que se compra si esa prenda es necesaria o si les hace feliz. Tener menos cosas pero todas bonitas. La decoración nórdica es un buen ejemplo.

Foto: cortesía Netflix

Foto: cortesía Netflix

El 333 es una de las reglas que abrazan los minimalistas. The minimalism es un movimiento creado por Joshua Fields Millburn y Ryan Nicodemus en Estados Unidos y que promueve vivir con menos. Activistas sociales, autores del documental “Minamilism”, a través de su web y sus podcasts cuentan su historia a todo aquel que la quiera escuchar. Ganando un sueldo de 6 cifras antes de los 30, uno de ellos apenas pudo despedirse de su madre enferma. El mismo mes, su mujer le dejó porque nunca estaba en casa. De camino a decorar su enésima casa, hizo un lista mental de todo lo que necesitaba comprar. ¿De verdad lo necesitaba?

‘Minimalism’ (disponible en Netflix) no es el mejor documental de la historia pero pone el dedo en la llaga. ¿Para que trabajar tan duro si después no se puede disfrutar de lo que de verdad importa? El documental muestra un rosario de antihéroes que renunciaron al reconocimiento social. Decidieron dar un paso al vacío: abandonar sus trabajos, comprar casas más pequeñas para tener tiempo para ser felices. El éxito de los perdedores de caminar calmo y sonrisa abierta.

Ver Post >
La generación blandengue
img
soniavaliente_ | 19-05-2017 | 18:03| 1

Recientemente el Tribunal Supremo de Reino Unido ha condenado a una familia por llevarse a uno de sus hijos a Disney. La familia aboga que decidió llevarse en abril de 2015 a su hijo a un viaje de vacaciones –perdiendo una semana de clases- porque era el único periodo en que podían estar todos juntos ya que cada menor estaba escolarizado en un centro diferente que se regía por periodos vacacionales propios.

La escuela de la isla de Wight ya le expresó su disconformidad y la municipalidad le sancionó con una multa de 60 libras, una 70,26 euros por desobediencia. Hasta ahí todo normal. Usted se pasa las normas por el forro, saca a su niño de la escuela durante en año lectivo en curso (a pesar que el centro se lo desaconseja), le multan y lejos de acatarlo, lleva al cole a los tribunales. Olé.

Una madre preparando a su hijo para la vida. Foto: cortesía Educa-On

Dos años después el TS ratifica la sentencia. La fiesta ha salido por 12.000 libras en recursos. Los padres han manifestado que se sienten que no son los últimos decisores en la educación de sus hijos. Pues claro que no. Al menos, cuando están en un centro académico. Porque para eso están las leyes. Y la autoridad moral del profesorado. Y el sistema educativo, el pilar de cualquier sociedad civilizada. Vamos, dice ella.

Lo que más le inquieta de todo esto es la lección moral que estos señores les están dando a sus vástagos. A salirse con la suya, a exigir… Víctimas de la hiperpaternidad. Una pandemia educativa que asola el Primer Mundo y que está sembrando hoy el planeta de niños mimados y de adultos débiles mañana.

Adultos soberbios, inoperantes e indefensos ante el mundo laboral y la vida, en general. La nueva generación, dicen los sociólogos, es la Touch. Ella aboga por cambiarle el nombre por la generación blandengue. Y a ella, como a El Fary, los blandengues no le molan nada.

Ver Post >
Abajo el ajo
img
soniavaliente_ | 12-05-2017 | 05:00| 1

 El tema de la alimentación sana se está yendo de las manos. No sabe cómo ha sobrevivido a tanto veneno: el azúcar, las grasas saturadas, el panga, la carne roja, al colesterol del huevo, las harinas refinadas y el vaso de leche que toma cada mañana. El nuevo invitado a la fiesta de la desinformación: el aceite de palma.

Hay posverdades –opiniones o percepciones sobre la realidad que pesan más que los hechos- que se incrustan en el cerebro y no hay modo de que salgan de ahí. Como que el ser humano es el único mamífero que toma leche de adulto. Claro, y el único animal que come bacalao al pil-pil.

Por estas creencias, ha visto amigos cambiar su alimentación de un día para otro y desayunar un vaso de agua caliente con limón. Otros, se han apuntado a la moda de la verdura ecológica. Y después, está la madre de todas las modas, lo habrán notado, la moda del ajo.

Alguien tenía que decirlo: ¿de verdad es necesario? ¡Basta ya! Pero ¿estas personas no tienen reuniones, amigos, familia, una vida?

El otro día, tras un intenso día en Madrid, se congratuló de regresar en el vagón del silencio. Nada hacía sospechar que el chico de al lado, trajeado y educado, iba a roncarle a la oreja con un tufo irrespirable. La nueva fiebre comenzó tibiamente con los ajos negros –unos ajos frescos crudos fermentados con agua de mar- pero como su precio es elevado, a la gente le dio por engullir dientes de ajo normales. Y como tragarse un ajo entero es de valientes, los partían por la mitad para facilitar su ingesta. Y de aquellos polvos, estos lodos.

Si bien es cierto que al ajo se le atribuyen propiedades milagrosas: protege el sistema inmunitario, regula la tensión arterial y reduce la fatiga, tengan un poquito de caridad. Y tómenselo en su casa. Por la noche. Dicen que la halitosis es como ser idiota, todos lo notan excepto quien la padece.

Ver Post >

Últimos Comentarios

pikavippi 23-11-2017 | 15:46 en:
turismo-sexual
mamba3 16-08-2017 | 11:04 en:
turismo-sexual
pucymus_201 22-05-2017 | 17:17 en:
La generación blandengue
pucymus_201 13-05-2017 | 10:34 en:
Abajo el ajo