Blogs

Sònia Valiente

#animalsocial

¿No queréis o no podéis?



 
Hay otros mundos pero están en éste. Al igual que hay muchas vacaciones dentro de las mismas vacaciones si se agudiza el ingenio porque no queda otra. Las vacaciones con la madre, con la pareja, con los amigos, en la playa, de miniescapada porque la economía –la doméstica, la de verdad- no da para más. ¿Ah, pero este año también os vais de viaje? Y ella se descubre a sí misma dando excusas vagas, diciendo que es un viaje cortito, que ya tienen contratado hace tiempo y ve cómo sus vecinos, amigos, conocidos, la miran con reprobación. Su hermano, sin andar más lejos, ya le ha instado a que lo anule. “Chica, en la situación en la que estáis los dos, yo lo suspendería”. Pero ella se niega. Ese viaje se lo ha ganado en un año extenuante, durísimo. Como todos los suyos, por otra parte, y le sentará bien para tomar lo que venga de otra manera, más serena…

Sobre todo después de las vacaciones con su madre en un chalet en la playa. Pero en obras. El paraíso, vaya. Y vaya, también por delante, que ella adora a su progenitora pero descansar, lo que se dice descansar, ha descansado poco. Se sentía en cierto modo como paseando a Miss Daisy. Y un día el paseo les llevó hasta una apicultora vecina, una reverenda anciana que resultó ser íntima de sus padres en su juventud. Aquella octogenaria encorvada no dejó de abrazarla, hacer aspavientos y llenarla de besos sonoros y babosos como sólo los ancianos, deseosos de contacto físico, saben hacer. Ay, la pequeña de Valiente. Con lo simpático que era tu padre. ¿Y éste que es tu hermano? No, es mi pareja. Ah, tu marido, corrige la mujer. Desconoce si por sordera o por intransigencia. ¿Y no tenéis hijos? Joder, con la abuela. Con nosotros llegó el cine, piensa. No, no señora. No queremos, dice ella. Pero ¿no queréis o no valéis? Y ella se queda estupefacta. Pues no lo sabemos, señora, porque ni lo hemos intentado. Ah, pues eso es que no valéis. Ella desistió, a pesar de su carácter. De demostrar que siempre puede hacerlo todo. Más y mejor que nadie. Y antes de entrar en una disquisición filológica y filosófica –con demostración empírica incluida- coge a su madre del brazo, carga con los 5 kilos de miel de azahar y les espeta a la señora un lacónico buenos días. Antes de que el cine familiar se transforme en un pase para adultos.

Temas

indiscreción, niños, óvulo, porno, reproducción, sexo, vacaciones

PREMIO AL MEJOR BLOG PERIODÍSTICO DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

Sobre el autor

julio 2012
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031