Las Provincias
img
Etiqueta: aburrimiento
Aburridos
img
soniavaliente_ | 30-06-2017 | 15:14 |0

¿Cuándo fue la última vez que se aburrieron? Y por aburrirse no se refiere a tumbarse a la bartola y atiborrarse a ver series. Piénsenlo bien. Quiere decir aburrirse. De verdad.

Permitirse la licencia de no hacer nada durante horas. Que la mente deambule de la nada a ningún sitio. Apagar el móvil. Descansar los ojos y la mente. Erróneamente se da por hecho que solo es legítimo aburrirse en vacaciones. La única licencia para matar… el tiempo. Despertarse tarde, pasar el día inmersa en una calma deliciosa, desayunar disfrutando cada bocado, no sacudirse el sopor en todo el día y que no importe. Un baño en la piscina. O en el mar. El rumor de las olas. El silencio interrumpido por la chicharra de agosto. El ladrido de los perros del pueblo. Leer ficción. En papel. Hacer la siesta. Hacer el amor después de la siesta. Los helados. Engordar un kilo. O dos. Las cenas con los amigos de siempre. La risa. El bronceado. La buena cara.  Las buenas ideas. Las pilas cargadas.

Porque para poder seguir es necesario parar. También en su día a día. Nadie sabe aburrirse. Y menos que nadie los niños cuando el aburrimiento es un terreno fecundo para la inspiración.

aburridos

Ella

Ver Post
Renovarse o morir
img
Sònia Valiente | 12-10-2012 | 17:11 |0

Queda con su mejor amiga a picar un algo rápido en la playa, a tomar el sol, a pasear. Al final, se apunta la niña de ésta y, ante la certeza de que no van a poder a hablar de nada mínimamente interesante, invita a su chico. Que acepta el planazo a regañadientes. Acaban en una tienda nueva que hay en el paseo marítimo, entre tanto restaurante. La típica tienda para chicas. Colorida, repleta de objetos tan monísimos como inservibles.

La niña se enamora perdidamente de una de esas mascotas de trapo, lavables después de colorear. Y su madre se la compra en el acto. Así, al menos, los adultos podrán tapear después con cierta paz.

Su churri, ese santo varón, hace rato que las espera en la puerta. Fumando, salivando con la caña prometida. Tardan más de lo esperado. Están enjugascadas. No sabe cuánto. De repente, entre fundas de móviles y despertadores, su amiga las ve, las señala con la mirada. Ella está tan desentrenada que no sabe de qué le habla. “¿No te parecen ideales?” Se refiere a unas esposas de peluche rosas. Cuánto daño han hecho las Cincuenta sombras de Grey…

 

De repente, entra el fumador y les sorprende en pleno

Ver Post
Todos los pájaros de Hitchcock
img
Sònia Valiente | 22-11-2011 | 22:01 |0

@animalitosocial

Queda con un amigo en el centro. Hablan de trabajo, de un proyecto en común. Y él le pregunta cómo va su novela. Piensa el escritor que todos son de su condición. Se sonríe. Sabe que no tiene ni tiempo, ni novela ni idea. Bueno, ideas tiene muchas. Pero le falta La idea, así con mayúsculas, como la E de Él, el definitivo. La pregunta recurrente, a modo de gota malaya, es sólo una manera de presionarla, de azuzarla. Ya lleva años haciéndolo. Es sencillo hacerlo, si se piensa, desde la atalaya de la edad y parapetado desde su quinta obra, de ficción. No es el único que le obliga. Otro compañero, para su cumpleaños, le regaló una Moleskine azul. Para que pongas tus ideas en orden, le dijo. Como si fuera tan fácil. Y eso que es quien mejor la conoce.

Su amigo del centro le desconcierta. Siempre le hace preguntas que le turban, que no sabe ni quiere responder. Cuando ella llega, apresurada, él ya hace minutos que la espera. Lo sabe porque ya ha apurado su consumición. Un zumo de tomate. ¿Tú sientes mariposas en el estómago? le pregunta, así a bocajarro. Y, como con la novela, no sabe qué responder. Bueno, sí lo sabe. Pero dilata el tiempo

Ver Post

Últimos Comentarios

pikavippi 23-11-2017 | 15:46 en:
turismo-sexual
mamba3 16-08-2017 | 11:04 en:
turismo-sexual
pucymus_201 22-05-2017 | 17:17 en:
La generación blandengue
pucymus_201 13-05-2017 | 10:34 en:
Abajo el ajo