img
Etiqueta: madre
Y a ti te encontré en la calle
img
soniavaliente_ | 24-11-2016 | 07:44 |0

Una marca de leche lidera una iniciativa para que la Real Academia de la Lengua cambie la definición de madre. Ahora mismo es: “Mujer o animal hembra que ha parido a otro ser de su misma especie”. Claro que esta es una de las muchas acepciones que recoge el DRAE. Quince en total. Una iniciativa tramposa porque nada se dice de la tercera acepción: “Mujer que ejerce las funciones de madre”. A su juicio, una polémica estéril que abre una caja de Pandora innecesaria porque asocia a la mujer a un rol preestablecido, la cosifica, reduce el modelo de familia al socialmente establecido y bla, bla, bla.

Sea como fuere, decidió investigar más porque #UnaMadreEs apestaba a publicidad por todas partes. Inicialmente cinco caras conocidas narran en diferentes minivídeos su experiencia y explican su adhesión al movimiento. Después, ciudadanos anónimos se unen a la causa grabando un favorecedor vídeo en blanco y negro y confesando lo mucho que quieren a sus madres. Qué malito es el ego. Pérez Reverte debe de estar la mar de divertido.

Algunos de los presciptores de la campaña #UnaMadreES

Ver Post
Más que un cuerpo
img
Sònia Valiente | 29-08-2014 | 11:28 |0

Recuerda de niña, en los excesivos 80, cómo las avionetas de publicidad barrían las playas atestadas con soportes ondeantes. Recuerda el rugido de los motores, como preludio, la mirada rauda hacia el cielo, después. El impacto. La marca. En aquellos tiempos le parecía el colmo de la estrategia publicitaria. Eso, y que lanzaran pelotas de Nivea

Estos días de calorazo, redescubre la idea. Con otro concepto. De la mano de la artista visual Yolanda Domínguez conoce la iniciativa “I am not just a body” (No soy solo un cuerpo). Un documento de denuncia, a medio camino entre la performance y el viral gracias a las redes, en la que hombres y mujeres -fundamentalmente mujeres- pasean por Bonita Beach, con un cartel mecido por el viento a sus espaldas a modo de avionetas, de kamikazes contra el canon de belleza establecido.

Con la leyenda “Soy más que un cuerpo” pasean su verdad en traje de baño por la playa de Florida donde ser bello se impone por decreto, donde es bonita hasta la toponimia. Con un delicioso sentido del humor, para completar la ilusión, Domínguez ha incluido el sonido de una avioneta de fondo al paso de las mujeres-anuncio. Las caras de los bañistas no

Ver Post
Regalos para calzar
img
Sònia Valiente | 04-05-2013 | 06:48 |0

Se está perdiendo el norte. Se está perdiendo. Desde el boom editorial de las “Cincuenta sombras de Grey”, todo es posible. Ya no hay tabúes, ni vergüenza ni rubor. Vale, que la editorial anuncie en prensa estos días, aprovechando que mañana es del día de la madre, los tres tochos como el regalo que mamá desea. Bueno, un poco pasadito. Demasiado estirar el chicle.

El fenómeno editorial, el conocido porno para mamás, ha resucitado un tipo de literatura que había muerto de éxito hace décadas. Y que despierta enhiesto y vigoroso, como se suele hacer después de la siesta. O eso lo han contado. Ha servido para que surja un auténtico ejército de imitadoras, una pléyade de novelitas rosas machistas con ínfulas de género duro. Ella se leyó el primer tomo, claro. Para regocijo de su chico. Que se ofreció gustoso a regalarle los otros dos tomos. Presto y diligente. No hizo falta. Una vez perdió la curiosidad, su libido se volatilizó. Y hasta hoy, sigue perdida, sin noticias. Este fenómeno supone que volverá a resurgir con el estreno de la peli y sus polvos mágicos, con regusto a vainilla.


Pero lo verdaderamente poderoso de la

Ver Post
Parirás con dolor
img
Sònia Valiente | 26-01-2013 | 07:26 |0

El hecho de tener un hijo es una de las experiencias más maravillosas que se pueda tener. Y que se recuerdan toda la vida, también por el dolor. O eso le han contado. Se han encargado de mantenerla puntualmente informada todas las mujeres de su entorno que han sido madres. Desde que tiene uso de razón. Lo cuentan, las muy cansinas, como una especie de récord olímpico del parto de la burra. “Pues yo, diez horas de parto”. “¡Yo doce!”, replica la otra, triunfal. “Pero yo sin epidural, que en mis tiempos no había”. Y el resto de la estancia la mira con admiración, sobre todo las de la cesárea programada de la privada.  Luego están las modernas, las new age, las del parto submarino, en cuclillas, o vaya usted a saber. Y le interesa 0. Le van a perdonar. Pero 0’0.

Es como si, de repente, las mujeres dejaran de ser mujeres, es decir, un todo. Mujeres, amantes, amigas, profesionales, escritoras, para ser única y simplemente un mamífero vivíparo. Como si cada minuto de la conversación tuviera que versar sobre destetes, pañales, bronquiolitis, apiretales y dalcys. Porque todo su mundo se detiene.

Recuerda una comida con una amiga

Ver Post
Adiós wild side
img
Sònia Valiente | 20-07-2012 | 07:50 |0


Definitivamente se ha convertido en su madre. Ya es oficial. Ha sucumbido. Hacía tiempo que miraba las tumbonas de la playa plegables de reojo pero las desechaba moviendo la cabeza como quien se sacude una mala idea. Pero de mala idea nada, oigan. Lo pudo comprobar el otro día que para una hora de sol acudió pertrechada a la playa con la sombrilla, la tumbona, el libro, el periódico, el iPhone y la mochila cargada con toda suerte de utensilios utilísimos e indispensables: cremas solares, una botella de agua, un bikini seco, otras chanclas, la gorra y la toalla, claro, la toalla. Por supuesto que antes de poner un sólo pie en la arena tuvo que cargar todos aquellos bártulos en un coche para recorrer los escasos setecientos metros que, en verano, separan su residencia del mar. Ha sido comprarse la tumbona y envejecer de repente. Echarse años encima. Lo sabe y lo confiesa sin empacho.

Tal vez por eso,  su chico y ella se han resistido a comprarlas largo tiempo porque sabían que ganarían en comodidad pero que era una renuncia. A la juventud, a la despreocupación, al peligro estival y solar. Y con lo del peligro se refiere a pasar

Ver Post
Hubo un accidente, se perdieron las postales
img
Sònia Valiente | 13-05-2012 | 07:40 |0


A veces el pasado acaba dándole caza. De un modo u otro. Las redes sociales son un buen caldo de cultivo para toda serie de fantasmas. El narcisismo o, directamente, el impúdico exhibicionismo del que ella hace gala tienen ventajas. A veces no tantas. Son el cordón umbilical con el viejo conocido, la salida de emergencia de lo real, el talón de Aquiles del olvido.

Entre las ventajas: la comunicación, la creación, la generosidad, la búsqueda.  Gracias a ellas, el pasado –que se ha tomado su tiempo en regresar- ha alcanzado a Scott McMurry, un anciano de 71 años, quien ha recibido una postal 54 años después. De su madre. ¿Se imaginan algo así?

 Siempre encontró algo de literario en la pérdida del correo como refleja Sabina en Ruido: “Hubo un accidente, se perdieron las postales…”. Algo de trágico en no tener toda la información que pudo cambiar una vida, un destino.  Las noticias que, como periodista, le enamoran suelen ser cartas perdidas en el transcurso de alguna guerra lejana que, décadas después, llegan a su destinataria. Por defecto, siempre da por sentado que hablan de algo trascendente. Probablemente

Ver Post
La vida de los otros
img
Sònia Valiente | 16-02-2012 | 14:05 |0


La semana pasada asistíamos a todo un hito histórico en el caso de los niños robados, al menos, en la Comunidad Valenciana. Comenzaba la primera exhumación en tierras valencianas de los cuerpos de cinco bebés, supuestamente robados, en el cementerio municipal de Alicante que fueron enterrados entre 1962 y 1980. Después de cinco largas horas, se encontraban restos humanos en la primera de las fosas. Fue un día muy emotivo para Antonio quien, a sus 81 años, aún recordaba el lugar exacto donde enterraron el cadáver de una de sus hijas mellizas. O eso le dijeron. El caso, como tantos otros, está plagado de irregularidades. Le dijeron que la niña había muerto sin más y le enviaron a comprar una ‘cajica’. No le dejaron ver a la niña ni antes ni después. Le entregaron un pequeño ataúd precintado. Y hasta hoy.

Antonio y su hija, María José Picó, la hermana superviviente, están convencidos de que aquella niña, hoy sería una mujer de mediana edad, sigue vive. Para saberlo, deberán esperar unas tres semanas más que se suman a 50 años de incertidumbre y desesperación. Las muestras de ADN han sido enviadas al Instituto

Ver Post

Últimos Comentarios

pucymus_201 20-03-2017 | 12:33 en:
Forever young
pucymus_201 19-03-2017 | 11:23 en:
Forever young
pucymus_201 25-02-2017 | 12:33 en:
Sexo entresemana
javierdelmonte 26-12-2016 | 19:54 en:
Y, sobre todo, salud
pucymus_201 23-12-2016 | 17:42 en:
Y, sobre todo, salud