Las Provincias
img
Etiqueta: novela
Mientras duró tu ausencia
img
Sònia Valiente | 27-03-2012 | 00:01 |0

 

 A veces, las cosas buenas se ponen de acuerdo y ocurren todas juntas. La vida va a rachas. De eso sabe mucho el abogado y escritor Enrique Vila. Acaba de alumbrar su tercer libro, su primera novela, Mientras duró tu ausencia, que tuvo el placer de presentar en Bibliocafé hace unos días. Para un escritor, un libro es como un hijo. Hay tantas expectativas depositadas en él… Primero, tener la valentía de escribirlo, conseguir editorial, distribuidora, la promoción. Pero todo esto no ocurre sin una historia. Y la de Vila es una historia con mayúsculas. Decía otro escritor, Ricardo Bellveser, que todo personaje para resultar completo, atractivo, creíble, debía de tener una sombra. Lord Byron lo sabía e hizo de su tara, la sombra de su cojera, su aliada. La disfrazó de tal modo que más que un defecto parecía un caminar excéntrico, sofisticado.

 Las personas que tienen un pasado, o que el pasado les ha dado alcance para no soltarles jamás, son diferentes. No oscuras. Pero tienen algo. Una sombra. Como la nube negra que persigue a los personajes de los comics.

 


Las personas nube, sonríen con mesura, como si temieran malgastar los

Ver Post
El demonio de mediodía
img
Sònia Valiente | 13-12-2011 | 22:01 |0

@animalitosocial

Últimamente tiene la impresión de que le están pasando muchas cosas. Y buenas. De que todo se acelera. Como decía un amigo suyo, totalmente en serio a raíz del terrible terremoto de Japón, “desde que se ha movido el eje de la Tierra esto va muy rápido”. Tanto, que a veces, marea. No sabe bien si por esas casualidades de la vida o simplemente, qué demonios, porque se lo merece, un escritor amigo suyo le ha pedido que le prologue su quinta novela. Y ella siempre dice sí, ya la conocen. Y, tacita a tacita, robándole horas al sueño y al amor, consigue, mal que bien, llegar a todo: a sus estudios, al trabajo en la tele, a estas letras, al gym, a alguna presentación, que hay que dejarse ver, y ahora anda metida a prologar obras de otros. Le costó leer el original. No por el argumento en sí. Sino por sentarse y encontrar un hueco para el libro, para su autor, para ella. Sólo ya el título ya prometía: “El demonio del mediodía”. Otro amigo suyo –la vida no hace últimamente más que salpicarle el camino de personas maravillosas- dice que los libros se venden por las portadas. Y ella, como Creativa en ciernes, sabe que también por los

Ver Post
Todos los pájaros de Hitchcock
img
Sònia Valiente | 22-11-2011 | 22:01 |0

@animalitosocial

Queda con un amigo en el centro. Hablan de trabajo, de un proyecto en común. Y él le pregunta cómo va su novela. Piensa el escritor que todos son de su condición. Se sonríe. Sabe que no tiene ni tiempo, ni novela ni idea. Bueno, ideas tiene muchas. Pero le falta La idea, así con mayúsculas, como la E de Él, el definitivo. La pregunta recurrente, a modo de gota malaya, es sólo una manera de presionarla, de azuzarla. Ya lleva años haciéndolo. Es sencillo hacerlo, si se piensa, desde la atalaya de la edad y parapetado desde su quinta obra, de ficción. No es el único que le obliga. Otro compañero, para su cumpleaños, le regaló una Moleskine azul. Para que pongas tus ideas en orden, le dijo. Como si fuera tan fácil. Y eso que es quien mejor la conoce.

Su amigo del centro le desconcierta. Siempre le hace preguntas que le turban, que no sabe ni quiere responder. Cuando ella llega, apresurada, él ya hace minutos que la espera. Lo sabe porque ya ha apurado su consumición. Un zumo de tomate. ¿Tú sientes mariposas en el estómago? le pregunta, así a bocajarro. Y, como con la novela, no sabe qué responder. Bueno, sí lo sabe. Pero dilata el tiempo

Ver Post
El valle de las sombras
img
Sònia Valiente | 11-10-2011 | 22:01 |0

@animalitosocial

Lee estos días que la comisión de expertos nombrada por el Gobierno para determinar el futuro del Valle de los Caídos propone, en sus conclusiones preliminares, exhumar los restos de Franco, trasladarlos y volverlos a enterrar. En este caso, en el cementerio del Pardo, junto con los restos de su esposa. Y se queda patidifusa. Ara, mare?

En mayo, se creaba esta comisión y días después tenía el placer de entrevistar en directo a Jerónimo Tristante. Un profesor murciano de Biología y Geología de secundaria que ama la escritura y que se ha especializado en novela negra. Ahora, con ‘El Valle de las Sombras’, se adentra en el Valle de los Caídos cuya construcción le sirve como escenario para desarrollar su novela. Un asesinato que se empeñarán en resolver dos personajes, enfrentados durante la contienda, que salvarán sus diferencias gracias a una edificante amistad en un tiempo tan negro. Charlar con un tipo como Tristante, en estos tiempos de crispación y con un tema tan delicado como éste, es todo un lujo. Porque se nota que tiene vocación de profesor y explica con naturalidad un pasado tan feroz que nadie quiere recordar.

Para narrar la

Ver Post
Libros que enseñan a escribir libros
img
Sònia Valiente | 06-09-2011 | 22:01 |0

@animalitosocial

Hala. Pues ya parece que estamos en septiembre. Pues qué quieren que les diga. Ya tenía ganitas. Sus horarios, sus disciplinas, sus rutinas, sus cafés, sus deberes, sus columnas. Como le decía Millás a Sabina, “Lo que pasa es que, en el fondo, tú eres un hombre de orden”. Pues eso. Pero en mujer. Aunque ella tampoco lo parezca. Bueno, ustedes ya le entienden. Además de social, supone, es un animal de costumbres. Para ella, desde niña, septiembre era sinónimo de ilusión, de vuelta al cole, de estrenar material, forrar libros… Volver a ver a sus amigos. De cumplir un año más, de saber más cosas. Nunca supo qué era la depresión postvacacional. Ni aún de adulta. Con adulta se refiere a cuando de estudiar pasó a trabajar o a combinar ambas cosas.

De pequeña siempre le sorprendía la generosidad de los profesores al compartir su conocimiento, al desvelar sus secretos. Le parecía un regalo maravilloso, gratuito. Años después, comprendería que era un trabajo más. Y que les pagaban por hacerlo. Pero para ella los profesores nunca perdieron ese halo mágico de su infancia. Quizá por ello le atraen tanto. Los reverencia tanto como los

Ver Post
Dejar de mirarse el ombligo
img
Sònia Valiente | 16-03-2011 | 00:01 |0

Los sueños son como anuncios sólo que dirigidos por David Lynch. La frase no es suya. Ojalá lo fuera. Es del dramaturgo y cineasta Albert Espinosa que acaba de publicar la novela “Si tú me dices ven, lo dejo todo… pero dime ven”. Precisamente para promocionar este libro que presentaba el lunes en Barcelona acudirá al programa de televisión donde ella trabaja. Quizá por ello, o tal vez no, quedó atrapada por otro de sus títulos: “Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo”. No sabe muy bien por qué lo compró, junto a dos libros más, cuando lo vio en el montón de  novedades de bolsillo en la FNAC. Si por lo sugerente del título – quién no se ha sentido alguna vez cansada de ser ese yo del título, de recordarse desde siempre- o porque descubrió quién era el autor. Y decidió documentarse sobre él, empezando por el principio, por la primera obra de Espinosa, en este afán tan suyo de anticiparse. De saberlo todo. Para tener el control. No tiene muy claro hasta qué punto esta curiosidad compulsiva, esta sed suya de conocimiento, es buena o no. En principio, quiere pensar que ha de serlo. Con todo, el título le subyugó. Los buenos

Ver Post