Las Provincias

img
Etiqueta: pareja
Cuando el corazón colapsa
img
Sònia Valiente | 13-06-2014 | 08:59 |0

El corazón es como un cuerpo sometido a la dieta Dukan: aguanta situaciones extremas. Hace años, cuando se puso de moda, consultó con un médico de la familia lo que parecía una plaga en su entorno y le comentó que era una locura someterse a semejante estrés alimenticio. Que el cuerpo es una máquina pensada para resistir y que claro que un hígado podía soportarlo pero no era lo más inteligente. Que mirara cómo miles de personas se autodestruyen a diario con las drogas. Y ahí siguen, en pie.

Con el corazón pasa lo mismo. Es un auténtico superviviente: ciego y sordo. Lo ve a diario. En sus amigas, compañeros de trabajo, vecinos. La gente se enamora y ya. Y aguanta tropelías, faltas de respeto por un concepto de amor malentendido que se confunde con miedo a la soledad. Ése mismo que puebla de candados los puentes de las ciudades turísticas. Pero el corazón, llega un momento que colapsa. Y tiene que hacerlo por sí mismo, la famosa venda de los ojos.

 Se lo comentaba el otro día a una vecina apenadísima, ese tipo de personas humildes a las que les pasa todo. Su hijo se había ido de casa con una chica problemática, agresiva, cada

Ver Post
De bonobos y hombres
img
Sònia Valiente | 21-03-2014 | 09:03 |0

Que el amor está tocado de muerte, lo saben ustedes. Lo que ella desconocía es que los cinco jinetes del Apocalipis del matrimonio – porque en este caso le viene bien que sean cinco- están ya catalogados. La encargada de hacerlo ha sido Helen Croydon. Esa periodista ama profundamente a sus amantes y a su profesión. Tanto es así que se entrega en cuerpo y alma a ambos y, de paso, escribe un best-seller.

La polémica autora de Daddy Diaries: Cuando una fantasía se convierte en una obsesión, un libro donde airea sus aventuras sexuales con maduritos, ha catalogado cinco nuevas tendencias amatorias que pronostican el fin de la pareja tal y como la entendemos. A saber: los flexisexuales, la relación híbrida (mono-NO mono), las citas múltiples, los swingers pijos y el poliamor.

Le van a perdonar, pero ella ha nacido demasiado pronto para la primera y para la cuarta así que se queda, para analizar, con las relaciones híbridas y las citas múltiples que, en realidad son complementarias. Quizá esto lleve al poliamor, amar a dos personas a la vez dentro de una pequeña jerarquía. Pero, créanla, esto último mejor no meneallo porque de bello

Ver Post
Como perras de Pavlov
img
Sònia Valiente | 11-10-2013 | 09:44 |0

No le gusta decir ya se lo dije. Pero se lo dijo. Según un informe de la CyberPsychology and behaviour Journal certifica que el WhatsApp, esta app de comunicación instantánea causa 28 millones de rupturas al año en todo el mundo.

Mantienen que el mal interpretado doble check (se da por enviado y recibido el mensaje, pero no por leído) y la última hora de conexión en línea tienen la culpa. Pues qué quieren que les diga. A veces, la tecnología en lugar de hacer la vida más fácil, la complica. Aunque si usted rompe con su pareja por estar todo el día pelando la pava con una compañera de trabajo pues igual es que las cosas en casa no iban muy allá. Vamos, dice ella.

El informe desvela que en los estados incipientes de una relación el hecho de creer que el receptor ha leído el mensaje y no lo responda genera una inseguridad indescriptible. Cosa que se agrava entrando cada tres minutos en el dispositivo. El terror llega cuando no es visible la última hora de conexión. No, chata, no lo ha eliminado para que su mujer no le controle: te ha bloqueado. Auch.

Pero sin que llegue la sangre al río suele haber una explicación bastante

Ver Post
Estrés prevacacional
img
Sònia Valiente | 05-07-2013 | 10:18 |0

 Había oído hablar del síndrome de Estocolmo, el Síndrome de Stendhal, el síndrome premenstrual e incluso del síndrome postvacacional pero jamás del PREvacacional. Ni qué decir tiene que hay uno que sufre religiosamente cada mes y no es precisamente el de Stendhal.

A decir verdad, ha sufrido todos los malos. También el de Estocolmo, con algún jefe chungo o amor tóxico, pero el de Stendhal, el síndrome de los delicados por naturaleza,  pues no, oigan. Nunca ha contemplado tanta belleza junta. En fin. Es pobre hasta para eso. Dicen que es una reacción romántica al estrés del viajero y que a los japoneses les pasa al llegar a Florencia: no resisten contemplar tanta belleza junta y colapsan. Lo dicho, unos flojos.

En Florencia, ella no perdió el sentido, perdió a su madre, dos veces. Pero eso es otra historia, una historia de terror en un crucero. Por no tener, no ha tenido jamás síndrome postvacacional. Llámenla rara. En eso, en ser una bestia parda del trabajo, a no saber vivir, ni aburrirse, ha salido a su padre. En cambio, este año ha decidido no privarse del síndrome prevacacional. Que no se respire miseria.

Los expertos

Ver Post
El sexo como ocio
img
Sònia Valiente | 28-06-2013 | 10:09 |0

Leía en otro día un artículo interesantísimo sobre cómo estaba cambiando el comportamiento de los solteros a la hora de buscar pareja. No la pareja como concepto tradicional, para formar una familia y todo lo demás sino conocer gente como ocio. Qué grande. Y no puede estar más de acuerdo. El sexo como objetivo, como reto. Lo ve en la noche, en el trabajo, en las redes sociales. La conquista como fin último. Pim pam pum, bocadillo de atún. Y a por el siguiente. Uno de los grandes logros de la masculinización de la mujer: la conciencia tampoco molesta. Y los hombres de su generación, aunque descolocados, se frotan las manos.

Las redes sociales y las páginas de contactos son un país sin mapas donde todo va muy rápido bajo la falsa promesa de seguridad que ofrecen. Algunas webs ‘venden’ contactos como quien vende un seguro. Como si el dolor fuera accesorio. El artículo hablaba de la pléyade de libros y manuales que se editan para encontrar pareja en la red y la necesidad imperiosa y absoluta de quedar en la vida real para ver si la cosa funciona, si hay química. La gran mentira del was. Y es que de momento, no hay sustituto para la

Ver Post
El bonocuerno
img
Sònia Valiente | 04-01-2013 | 07:28 |0

Pasado mañana vienen los Reyes. Aunque este año, siendo andaluces, y con un frío que pela en el portal de Belén, sin mula y sin buey, no es lo mismo… Con todo, no sabe qué pedir. Tiene todo cuento quiere. Y necesita.

En esas andaba cuando una de sus mejores amigas, lo tuvo claro. “Nena, este año estoy por pedirme el bonocuerno”. “¿El bonocuerno?”, inquirió ella. Y entonces, sin más opción, la iluminó, como siempre hacía aquella soltera impenitente que, a sus 39, era la envidia y el centro de atención de todas las reuniones sociales. Aquella mujer, animada e independiente, que copulaba cual bonobo, siempre tenía alguna hazaña que contar. La risotada estaba asegurada.

 Hacía unos meses que andaba con un chico medio en serio. Pero no le convencía aquello de la monogamia. Estaba bien, sí, no pasar por la tortura de los domingos en soledad, tener alguien con quien ir al cine, contarse qué tal el día y dormir abrazados, sin más. Pero le faltaba algo. La chispa, la atracción, la carne.

Aquella mujer que llevaba los últimos 20 años teniendo encuentros casuales como los gatos, épicos, salvajes, atormentados, no le valía

Ver Post
Renovarse o morir
img
Sònia Valiente | 13-10-2012 | 18:27 |0

Queda con su mejor amiga a picar un algo rápido en la playa, a tomar el sol, a pasear. Al final, se apunta la niña de ésta y, ante la certeza de que no van a poder a hablar de nada mínimamente interesante, invita a su chico. Que acepta el planazo a regañadientes. Acaban en una tienda nueva que hay en el paseo marítimo, entre tanto restaurante. La típica tienda para chicas. Colorida, repleta de objetos tan monísimos como inservibles.

La niña se enamora perdidamente de una de esas mascotas de trapo, lavables después de colorear. Y su madre se la compra en el acto. Así, al menos, los adultos podrán tapear después con cierta paz.

Su churri, ese santo varón, hace rato que las espera en la puerta. Fumando, salivando con la caña prometida. Tardan más de lo esperado. Están enjugascadas. No sabe cuánto. De repente, entre fundas de móviles y despertadores, su amiga las ve, las señala con la mirada. Ella está tan desentrenada que no sabe de qué le habla. “¿No te parecen ideales?” Se refiere a unas esposas de peluche rosas. Cuánto daño han hecho las Cincuenta sombras de Grey…

 

De repente, entra el fumador y les sorprende en

Ver Post
Los amores imposibles viajan en metro
img
Sònia Valiente | 22-02-2012 | 16:57 |0

 

Era uno de esos días en los que una se descubre sonriendo como una tonta por la calle y vuelve a sonreír. De nuevo. En eso estaba cuando cogió el metro. De pronto, una voz hablando de relaciones, de la vida, le devolvió al vagón. “Cuando llevas cinco, todo es maravilloso. Cuando llevas seis, empiezas a darte cuenta de la realidad”, resultó decir un chico con voz de viejo. De inmediato, pegó la oreja al descubrir esta columna.

Miró disimuladamente hacia la voz y descubrió una pareja jovencísima que reclamaba a gritos la atención de mundo. Y la de un estilista. Parecían sacados de una peli de pandilleros del Bronx. De aquella pareja, de aquella conversación resabiada sobre el amor de instituto, le atrapó todo. La ternura, la inocencia, lo que se decían aquellos dos, a los que al ponerse de pie, se les veía la ropa interior. Pero sobre todo lo que no se decían. Con palabras. Dónde apuntaban sus rodillas, la mano de él rodeando, apenas, los hombros de ella. Las manos gesticulantes, el cariño delicado de las miradas. Él tenía novia. Y los números de hace sólo unas líneas, eran meses. Ahora ya sumaban veinticuatro. Un

Ver Post
¿Qué fue mal?
img
Sònia Valiente | 08-02-2012 | 10:10 |0


Hoy, ya lo habrán notado, es San Valentín. Un día en el que se ama por decreto. Y en el que no gusta estar solo. Nada. Porque hoy es un día de esos en los que si a usted le han roto inoportunamente el corazón no tiene donde esconderse. Un día perfecto para odiar a la Humanidad en general y a las desconsideradas parejas que pasean de la mano, en particular.

Por San Valentín quiere hablarles, pues, de los corazones solitarios. Aquellos que lo son, a su pesar. Que no entienden la vida sin amor. Y que no escogieron estar solos. Seguro que tienen una amiga así, ella la tiene, ésa soltera impenitente, la hiperactiva irredenta que no fue llamada a vivir la vida en pareja. A quien le ha conocido mil novios pero apenas recuerda el nombre de ninguno y ni siquiera intenta caerle bien al último. No saldrá bien. No durará. Entonces comienza el peregrinaje. Las llamadas. Las confesiones. ¿Qué fue mal? ¿Por qué no volvió a llamar?

 

Parece ser que su amiga no es la única. El sentimiento es tan generalizado que alguien ha tenido la genial idea de crear la página www.wotwentwrong.com para averiguar literalmente qué fue mal.  Una

Ver Post

Últimos Comentarios

soniavaliente_ 30-03-2017 | 06:47 en:
Cambios espaciales
pucymus_201 25-03-2017 | 18:06 en:
Cambios espaciales
pucymus_201 20-03-2017 | 12:33 en:
Forever young
pucymus_201 19-03-2017 | 11:23 en:
Forever young
pucymus_201 25-02-2017 | 12:33 en:
Sexo entresemana