Blogs

Carlos Pajuelo

Pajuelo: la chispa

FLECOS/DIARIO DE UN ENCIERRO

FLECOS/ DIARIO DE UN ENCIERRO

La cosa dicen que va a menos y debe ser así porque cuando me asomo al balcón noto que hay mucho más tráfico y las gentes van y vienen; los perros siguen paseando a sus dueños y veo más mascarillas en las caras de gentes más responsable frente a un Gobierno que duda, decreta, se arrepiente, vuelve a decretar y deja asomar un cierto enfrentamiento entre las facciones de una izquierda más radical y otra que ha tomado el camino del silencio de sus barones que tragan lo que el Sr. Presidente les deja en el pesebre con tal de asegurarse que siguen teniendo pienso para el día siguiente.

Para fleco el de anoche por la vía de BILDU que en el secreto de unos votos para conseguir prolongar el estado de alarma se firma un documento que acepta anular la reforma laboral.

“Primun vivere, deinde philosophari” (primero vivir, luego filosofar) pero digo yo: “Quosque Tandem”(¿Hasta cuándo?

Esto viene a propósito del latinazo del Sr. Iglesias acerca de la, firma del documento que contempla la derogación de la reforma citada. ‘Pacta sunt servanda’ (lo pactado obliga).

Hay un reverso aplicable a que lo pactado obliga y es Europa. Yo completo con la amenaza, al parecer, de la UE que señala:

“España depende en este momento más que nunca de Europa para poder pagar los ERTE a más de tres millones de trabajadores y a un millón de autónomos por cese de actividad. El dinero de vuestros parados depende nosotros”

Y ese es el duro mensaje que le llegó a Sánchez. Según reconocen en el Gobierno, Sánchez se “asustó” tras escuchar el duro aviso de Bruselas en boca de Calviño.

A medianoche, dio orden de rectificar el acuerdo. Al menos de momento, porque su vicepresidente, Pablo Iglesias sigue defendiendo que la reforma laboral debe se, por lo que han firmado

Veremos. Espero más flecos.

De momento he visto que las colas en el Monte de Piedad a las 8,30 de la mañana eran cuantiosas. Allí no regalan nada, no dan café para llevar. Allí la gente va a empeñar lo que es empeñable. Medallas, sortijas, alguna joyita y es posible que alguna, o alguno, trate de empeñar su alianza. Todo es sintomático y es que el virus está dando paso a la desescalada económica.

Esto no tiene gracia y yo lamento en el alma lo que ocurre y puede seguir ocurriendo.

Cuando nos dicen que todo el país ha pasado a la fase 1, todos suspiramos y en nuestro corazón de ciudadano pequeñito damos las gracias y cuando las damos, el actual Gobierno cree que se las damos a ellos.

No parece que es así del todo, al menos si analizamos los brotes que salpican la geografía, mediante la presencia en las calles de otros ciudadanos que se “amotinan” haciendo de la bandera española un símbolo público y eso parece ser molesto e incluso molesto para algunos miembros de las llamadas fuerzas de seguridad del Estado que cohíben.

¿Está prohibido llevar en la mano o como capa la bandera constitucional? Yo creo que no.

No lo he leído en ninguno de los numerosos decretos que se expiden como churros…aunque a lo mejor existe una letra pequeñita que se me ha pasado, tan pequeñita como esa que aparece en los seguros o cuando aceptamos una lista de clausulas para el uso de soportes como Internet y algunas aplicaciones.

He dejado de ver televisión porque me subleva y leo, leo mucho y en este honorable diario en el que me permiten decir cosas, acabo de leer una noticia que siendo trágica en su desarrollo, tiene una vis ligeramente cómica.

Me refiero a un suceso en el que un empleado de una peluquería agrede, tras un aviso previo de que se largue de la peluquería, a otro peluquero en prácticas mediante el uso de un instrumento propio del gremio como es la tijera.

El de la practica no solo no hace caso y no se va, sino que vuelve al día siguiente y completa su lección del día y al salir, y sin más, el empleado más antiguo le clava las tijeras en el hombro y en el costado derecho.

Todos dicen que la profesión de peluquero no es una profesión de riesgo porque lo máximo que puede ocurrir es que un cliente se sienta agraviado porque el corte no es de su gusto o la conversación empezada pueda ser de toros y él cliente sea un animalista secreto o si fuera de futbol lo fuera del Madrid y su corazón futbolero esté con el Valencia. Cosas.

Pero hombre clavar unas tijeras y por “la esquena” (espalda) no está nada bien y es objeto de castigo por la Justicia, cosa que ha ocurrido. Tiene poca gracia lo sé…sobre todo para la víctima. ¿Miedo a la competencia? ¿Defensa del puesto de trabajo?

Espero que la sangre no llegue al río. Aprovecho para reclamar respeto y mesura. Mi amigo Vicente, compañero en esto de escribir, dice   que siempre somos los mismos los que lo pedimos. Yo a mi vez me pregunto: ¿Será siempre así?

 

 

Temas

Por Carlos Pajuelo

Sobre el autor

Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera


mayo 2020
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031