Blogs

Paco Huguet

Nyas Coca

Cinco truquillos fáciles para no perder barriga

Sí, efectivamente, aquí de lo que se trata es de refrescar los truquillos para no perder tripita, barriga, lorcitas, michelines, panza o como usted quiera llamar a la curva, recta o cuadrícula de su vientre. Ya son muchos los consejos más o menos obvios para reducir el perímetro abdominal y que circulan por la red; así que recordemos unas pocas recomendaciones (incluso más obvias) para no perder ni un gramo de grasa de la zona estomacal y desafiar las imposiciones estéticas modernas. Las claves para eliminar grasa ya las sabemos. Se resumen en comer menos y hacer más ejercicio de forma constante, que milagros no hay.

Post relacionado: Por qué hacerse mirar lo del ‘running’

Marcar la zona abdominal es fácil.

Primero. Desafíe la dictadura de la tableta de chocolate y déjese llevar por el chocolate de verdad (ahora en serio: sólo de vez en cuando y con moderación). Dese un homenaje y libere endorfinas, esas sustancias de la felicidad que segrega el cerebro, según aseguran nueve de cada diez fabricantes de bombones.

Segundo. Si usted es ‘runner’, o si de momento sólo es principiante y sólo sale a correr por salud y diversión, elimine alguna carrera popular de su calendario (por ejemplo, una cada dos meses) y váyase al bar de la esquina. Ahí le recomendamos los aperitivos elaborados con cerdo ibérico, rico en grasa, o fritos. La estrella, los torreznos. La recomendación personal: choricitos del infierno, al vino, a la sidra, con brandy… Otra opción, bocata de chori-morci como los del Horno de los Borrachos de allá por el siglo I a.d.Running. Póngase como el Kiko Rivera (en sentido figurado, que lo suyo no es salud y tampoco hay que llegar a tanto) y eso le ayudará a no perder tanta barriga.

Tercero. Déjese de tanta palabres en inglés o spanglish, esa degeneración herética del españistaní: menos ‘spinining’ (lo que es bici estática de toda la vida), ‘running’ (lo de salir a correr casi de forma adictiva) o ‘body combat’ (parecido al aeróbic pero sin bailar y pegando golpes al aire) y más bocata de panceta o, en su versión valensianí, entrepà de llonganissa i cansalà en el bar de la cooperativa.

Cuarto. Si usted acostumbra a beber agua mientras come sus 100 gramos de proteína, puede cambiarla por cervecita o dos durante la cena. Y también ingerir…. ¡hidratos! Aunque mañana no haya carrera. De verdad. La birrita con mesura. Esta bebida es muy sanota, con poco alcohol y no muy calórica (un quinto, 90 kilocalorías). Aprovecho para mandar un saludo al lobby Cerceveros de España (para anunciarse, razón aquí).

Quinto. ¿Es usted de café con sacarina? Póngale dos cucharaditas de azúcar, aderécelo con algún brebaje espirituoso (brandy, ron, licor de café…) y ya de paso pida un copazo o un gin-tonic. Pero, sólo uno, ¿eh? Que el alcohol engorda y además está reñido con el volante.

Ahora ya, coñas aparte, en Nyas coca recomendamos una vida saludable: sin pasarse, deporte con moderación y una alimentación equilibrada que le mantenga sano, al margen de la cuestión estética, sus dictaduras, tópicos y estereoticos. Y si lo que prefiere es reducir un poco la barriga u otra parte de su cuerpo (pechos en los hombres, caderas, nalgas….) aquí le recordamos algunos enlaces para animarle a intentarlo:

Cinco consejos para ‘runners’ debutantes 

Razones de peso para hacer ejercicio 

Diez consejos para seguir una dieta y no abandonarla 



Temas

Me escuece Españistán. Si me pinchan no me sale horchata.

Sobre el autor

Blog personal sobre cosas útiles, reflexiones superfluas y opiniones varias sobre actualidad social, política choricera, series, libros y demás asuntillos serios y no tanto. De vez en cuando, viajes, escapadas, excursiones y propuestas de ocio.

Entradas recientes

   
   
       
    Instagram    

febrero 2015
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728