Blogs

Sònia Valiente

#animalsocial

La joven de las perlas o qué fue mal en la intervención de Cristina Díaz


La huelga ha sido la reina en Twitter. Porque esta red social no entiende de servicios mínimos. La huelga general ocupó durante toda la jornada de ayer los primeros 8 trends, es decir, los temas del momento. Los ya famosos TT. Entre los hashtags #enhuelga #tomahuelga o #29m se coló el nombre de una desconocida: Cristina Díaz. Y créanla, por ningún motivo bueno. Twitter puede ser muy despiadado. Cristina Díaz, la directora general de política interior, será una mujer muy capaz, no lo duda, pero su intervención fue tan patética como insultante.

La cara visible del Gobierno durante las primeras horas de la huelga era la de una chica asustada, como recién salida del anuncio de Loewe con sus pendientes de perlas. Una chica con chaqueta look Channel que leía peor que una niña de primaria. Porque la situación le venía tan grande que leyó a trancas y a barrancas desde el “buenos días” al “esto es todo” en sus cuatro comparecencias. Sin admitir preguntas, obviamente. Si ya le venía justo leer cómo para que le sacaran a la pizarra a dividir.

Probablemente, su intervención responde a una estrategia del Gobierno: sacar a la palestra a un representante de perfil bajo –y no a un Ministro- para quitar hierro a la huelga. Pero enviar a la niña a hacer el trabajo de los mayores ha conseguido todo lo contrario: una crisis de comunicación que les resta credibilidad. Como si les importara mucho. Las palabras de Báñez lo dicen todo. La reforma no se modifica. Pero casos como el de Díaz- quien debería no volver a dar una conferencia de prensa en su vida- dejan a las claras la necesidad de un asesor de comunicación en esos niveles de la política. Y en los niveles –en eso también, amigos- en los que estamos. No basta con ser mona y lista. Hay que saber comunicar.

Meter las valoraciones de Díaz, Toxo y Méndez en un mismo vídeo ha sido tan complicado como cómico. Pero, ¿qué errores se cometieron en las comparecencias de Díaz?

-1. La elección de la persona. Es una persona con buena presencia y óptimo nivel de formación pero obviamente no está preparada para hablar en público. Carece de experiencia. El rostro del Gobierno en las primeras horas no se puede permitir el lujo de leer y MAL una comparecencia por breve que sea. Y más teniendo en cuenta que, continuamente, los espectadores verán las declaraciones de Toxo y Méndez. Menos agraciados, eso sí, proletarios y tal pero curtidos en mil batallas mediáticas.

-2. La indumentaria. ¿Cómo puede salir alguien a hablar sobre unas movilizaciones contra una reforma laboral que recorta los derechos sociales de los trabajadores con una chaqueta de cuadritos vichy, pendientes de perlas y anillos de oro a gogó? Aunque iba sin el pelo trabajado y el maquillaje suave era acertado el resultado fue de ostentación. De niña pija de zona bien que no reforzaba su imagen ni su discurso. Aunque por separado chaqueta, camisa y pantalón no pudieran parecer una mala opción, el resultado final no funcionó.

-3. Los nervios, balbuceos, gallos en la voz. Errores en la lectura. Entonación extraña que desató la chanza en Twitter.

-4. Lenguaje no verbal. Su cuerpo decía a gritos: “no me creo lo que estoy diciendo” y “quiero salir de aquí cuanto antes”. Sus continuos cambios posturales, cambiando de pierna de apoyo durante el speech, el toqueteo del pelo, colocándolo detrás de las orejas, denotaban su inseguridad. Y los golpes de los anillos en el atril metálico no hacían más que incrementar su nerviosismo.

En resumen, una desconocida ha pasado a ser TT por su inexperiencia pero sobre todo por la torpeza de sus jefes. Una torpeza que evidencia una falta absoluta de delicadeza a la hora de transmitir un material tan sensible en tiempos en los que peligra la paz social. Por negar, a los trabajadores, se nos ha negado hasta un interlocutor digno.

PREMIO AL MEJOR BLOG PERIODÍSTICO DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

Sobre el autor


marzo 2012
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031