Blogs

Sònia Valiente

#animalsocial

Por ti late más fuerte mi corazón



A veces, ve acciones solidarias que le dejan con la boca abierta y le encogen el corazón. Acciones corales en las que los protagonistas son personas como usted, como ella, como todos nosotros. Que con pequeños gestos sin importancia consiguen recaudar fondos para una acción diminuta, concreta, fundamental. Gestos como recoger tapones de botellas de plástico o recoger aceite doméstico para reciclar. Todo empezó hace meses. En todas partes veía cajas que recogían tapones. Particulares. Colegios. Restaurantes. Fallas. La cosa fue creciendo. Y se organizaron eventos: carreras populares, festivales, inmersiones de buzos que recogieran desechos plásticos del mar…

Les habla de la lucha de los padres de Alba Ojeda que han sabido canalizar la solidaridad de todos. Han creado la página www.portilatemasfuertemicorazon.com en la que se pueden ver todos los avances de Alba. Cómo va la recaudación. Qué accesorios –muchos de ellos caros prototipos- se han comprado con los donativos para hacer más fácil la vida de la pequeña que el 9 de octubre de 2010 sufre una parada cardiorrespiratoria y la deja tocada. Con graves secuelas cerebrales y de movilidad.

Y, de repente, por generación espontánea, comienzan a abrirse páginas de Facebook en localidades de España muy lejanas a Torrente. Todos reclamando ayuda, ofreciendo sus comercios como punto de recogida de esos tapones que, una vez reciclados, darán su merecida recompensa en forma de escasos euros. Hay que recoger toneladas. Se ha hecho. Pero lo más grande del caso de Alba Ojeda es que es un ejemplo vital, existencial, educativo. Primero, de la lucha de unos padres que no se han dado por vencidos y han amplificado su sueño a través del altavoz que suponen las redes sociales. Después, porque otros padres han contagiado a sus hijos. Y les han enseñado a reciclar pero, sobre todo, les han imbuido de un espíritu solidario, colaborativo. Independientemente de una administración jurásica, injusta y corrupta.

Pero, como todo, el foco de la atención viene y va. Y la gente, sus donativos y los medios se cansan. Esto es noticia. Esto ya no lo es. Pasa el tiempo y ella sigue con su vida y un día, de repente, ve una foto en el muro de Facebook de alguien. La de una niña pequeña con la mirada perdida y unas prótesis en las piernas que se mantiene de pie. La cara del padre lo dice todo. Triunfal, esperanzado. La foto lleva un enlace. Hace click y se le parte el corazón. Todas esas toneladas de tapones de plástico recicladas -que han llevado a la pequeña Alba a una clínica a Bélgica para su rehabilitación- han dado resultado. Desde aquel 9 de octubre de 2010, Alba ha conseguido ponerse en pie. ¡Durante 15 segundos! Su corazón late más fuerte. Y decide no olvidar. Seguir de cerca este caso.

 

PREMIO AL MEJOR BLOG PERIODÍSTICO DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

Sobre el autor


julio 2012
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Contenido Patrocinado