Blogs

Carlos Pajuelo

Pajuelo: la chispa

DE MUROS Y CONTRAMUROS

DE MUROS Y CONTRAMUROS

Con el asunto del muro de jesuitas y su apoyo a los que dieron una paliza a dos guardias civiles y sus parejas, se abre una brecha innecesaria en la convivencia ciudadana, ya de por si acalorada más allá de la temperatura ambiental, que no es baja, por cierto.

¿Era imprescindible ceder ese muro llamado de jesuitas al artista compensándolo de otro que fue limpiado en Ciutat Vella por la contrata de limpieza?

Se ve que sí.

¿No hubiera sido justo disponer de un contramuro o sea de otro muro para que quienes se oponen a lo que ahí se dice, dijeran los que les parecen en aras de la libertad de expresión y equilibrio de las partes?

¿Es que hay otra parte?

La respuesta no está en el viento, está en la reacción.

Nunca como ahora se ha visto una reacción tan rápida como la de ayer en la que un grupo, conocido por sus planteamientos en ocasiones agresivos, tomó la iniciativa, controlada por la Policía Nacional, de intentar tapar el mensaje “grafiteado”.

Antes y más tarde algunos ciudadanos descontentos con el mensaje han intervenido para borrar ese homenaje a los acusados del apaleamiento.

De hecho el muro parece ser la respuesta casi universal a la impotencia para dialogar, a la dificultad para establecer normas que habiliten la vida a y con los demás.

De hecho los muros han estado siempre presentes en la vida del ser humano, desde la modesta valla de jardín, separadora de intimidades, hasta la imponente estructura de la muralla china.

El muro de Gaza, el muro en construcción de la frontera con México, el derribado en su día de Berlín donde los “vopos” te miraban con prismáticos desde sendas torres que se elevaban sobre la carretera y el ferrocarril.

Son muros vergonzosos y ejemplo de la inutilidad manifiesta de ponerse de acuerdo.

¿Será una condición humana la de no entenderse?

¿No hay campas destinadas al botellón en algunos lugares de nuestra geografía?

¿Por qué no habilitar espacios murales para unos y sus contrarios? ¿No sería justo?

Debe ser difícil ser alcalde, presidente, diputado, concejal o vaya usted a saber que, para todos.

Veremos en qué queda todo esto. ¿Una serpiente de verano, como señala el Sr. Ribó?

Respiro mucho enfrentamiento civil en el ambiente institucional…en la calle no y en la playa la arena, el agua y el espacio sombrillero se reparte sin problemas de territorios e ideologías. Estaremos observando

Temas

Por Carlos Pajuelo

Sobre el autor

Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera


julio 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Contenido Patrocinado