Blogs

Carlos Pajuelo

Pajuelo: la chispa

NJUNCA MÁS

NUNCA MÁS

Las Provincias digital y papel

Carlos Pajuelo de Arcos

Una de las ventajas de la televisión es que, aunque no estés en el lugar de los hechos, el ojo del objetivo te los trae al salón de tu casa. Es la prolongación de tu ojo, empleando un símil macluhiano.

El miércoles mi ojo-objetivo penetró en las arrugas faciales del presidente al que se le nota la caída de sus ministros ya y el gesto serio, triste de una vicepresidenta venida a menos por el viajero Iglesias; frente a ellos, en la bancada popular, los ojos y la palidez alargada del opositor Casado brindando el toro a matar al Sol de sus seguidores, buscando la música acompañante.

Del amor y condescendencia sánchista en la Moncloa, al recibir al líder actual del PP y darle cuartelillo en la rueda de prensa posterior, al “devuélveme el rosario de mi madre”, hasta el miércoles pasado, en la sesión de control al Gobierno, no ha llovido mucho

Y mire usted cómo va el relato entre los que se necesitan para llevar el país por la senda de la Constitución.

Yo creo que el “nunca más o no tengo nada más que hablar con usted” durará poco o debe durar poco. El bien común aconseja enterrar el hacha de guerra

Casado está jugando fuerte, esencialmente de cara a su galería particular con sede en Génova, para acallar posibles disensiones internas e incluso la sospecha de falta de fuste y de paso darles un toque a sus seguidores. “Aquí hay un hombre de orden” se ve que dice al oírlo. “A mi no se me suben a la chepa”, se ve que piensa.

Vox es apenas un angelito comparado con él.

Cosas de quienes luego comparten barra en el bar del Congreso.

Una sesión de control en la que nadie pareció controlarse y allí mismo Tardá se congratulaba de que no estuviera en el Gobierno el bisoño Casado, porque de haber sido así corría el peligro de ser fusilado al amanecer (lo del amanecer lo digo yo porque parece ser que era la hora preferida, en muchos casos, para recibir el impacto balístico que suele acabar con la disputa, al menos con el que cae).

Mejor que no caiga nadie ¿No? Calma parlamentaria

 

Temas

Por Carlos Pajuelo

Sobre el autor

Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera


octubre 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031