Blogs

Carlos Pajuelo

Pajuelo: la chispa

EL PRESO

EL PRESO

El preso Undargarin pide que se le excarcele. La noticia no es nueva para nosotros, ni para nadie.

El ex duque pena ahora el dispendio que en su día hizo de la confianza depositada en él y del abuso ejercido sobre otros que suelen deslumbrarse con el reflejo dorado de una supuesta aristocracia devenida en absurda estafadora.

Es más difícil para el carterista el ejercicio limpio de su “trabajo”, pese a las multitudes que pueblan autobuses y metros.

A unos con exhibir tarjetas les basta y a otros les puede mandar a la cárcel una artritis reumatoide. Violencia de estatus.

Se sabe que todo preso quiere que le suelten y, además, en general, todos alegan que son inocentes y eso como mínimo Este preso no es una excepción.

La cárcel deja a los presos en situación de pronóstico reservado y eso que hay prisiones que disponen de recursos lúdicos que para sí quisieran muchos barrios de ciudades. Por ejemplo, Valencia, Sr. Ribó.

Al parecer, por lo difundido el Sr. Undargarin, es decir sus abogados defensores, alegan falta de precisión en las acusaciones y reclaman llegar al fondo del asunto y entretanto ocurre eso, que lo manden a casa que está muy solo. Esto último lo digo yo.

Está solo porque lo ha elegido él. Un preso, he ahí una condición envidiable para muchos, puede elegir compañía al elegir cárcel o, como es su caso, elegir la soledad del ermitaño.

Supongo que estar solo un rato descansando de las obligaciones “royales” no es lo mismo que estar unos meses, pocos para lo que le queda, mirándose el ombligo y pensando. Suponiendo esa función en un sujeto que no ha sabido nadar y guardar la ropa. La ambición mata o encarcela.

Se habla de las visitas que recibe, de ciertas especiales condiciones de visita para la práctica, digo yo, de la necesidad biológica de eso que se ha dado en llamar “vis a vis”.

¡Con la riqueza de las que dispone la lengua española! (ver el cipote de Archidona a cargo del eximio D. Camilo José Cela experto en el uso del exabrupto y la exageración lingüística)

De nuevo la Justicia, en su cúpula, destinada a ser objeto de atención integral.

Temas

Por Carlos Pajuelo

Sobre el autor

Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera


noviembre 2018
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930