Blogs

Carlos Pajuelo

Pajuelo: la chispa

PEDIR PERDÓN

PEDIR PERDÓN

El conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, Alfred Bosch, se ha disculpado ante los pueblos indígenas mexicanos por “las matanzas y los agravios cometidos por los españoles” entre 1519 y 1521, cuando las tropas españolas colonizaron el territorio ahora conocido como México.

Yo soy dado a pedir perdón con frecuencia e incluso puede llegar a ser un poco ridículo. Por ejemplo cuando tropiezo en el pasillo de mi casa con la pared pido perdón y se ve que se lo pido a mi otro yo por ser tan descuidado.

Eso debe ser que mi madre me insistía mucho diciéndome: “¿Carlitos has pedido perdón? “y entonces yo miraba a mi alrededor y no encontraba a nadie o a nada   para hacerlo, pero por contentar a mi madre yo pedía perdón. Ya se sabe las madres.

Bien. Lo que nunca hubiera sospechado es que alguien me ganase en eso de pedir perdón. Error. He aquí a Bosch, el catalán sin función concreta en el Exterior que busca por encima de todo la Transparencia para darle contenido a su extraña función y alguien le ha dicho al oído “reacciona, nen” ; habrá sido algún asesor antiespañol por excelencia.

Nen. Tu `pide perdón que eso no se lleva y da mucho prestigio internacional.

Y Bosch se lanza a la piscina perdonatoria y como por algo hay que empezar va y se dirige a México, ni corto ni perezoso y deja caer una solicitud de obtener la gracia mexicana mediante el hito de recordar a Cortés y a sus barcos quemados para no volver, como “siniestros conquistadores”.

No recuerdo si en el grupo de conquistadores iba algún compañero catalán o no.

Hablo con un amigo historiador y además de darme datos sobre las salvajadas de los cortadores de cabezas de los indígenas para aplacar a los dioses y de paso diezmar a los sojuzgados, no pudo aclarar el asunto.

En eso de pedir perdón se había adelantado la Sra., Rodríguez andaluza que dijo que con la llegada de los Reyes Católicos el califato de Córdoba se fue a hacer gárgaras.

Se ve que todo empezó en D. Pelayo y dicen que sigue, al parecer con Abascal, y dan como dato el derribo de una cabeza de una estatua a Abderramán III. Una lata lo de pedir perdón.

Ayer me comí una pizza y no sé si debo pedir perdón por no haberme tomado una paella o una fideuá.

De acuerdo con el DNI soy de nacionalidad española, con perdón, y no sé si demandar a Bosch que se `ponga al habla con los herederos de Wilfredo el Velloso o con Carlomagno y les pida consejo.

Alguien debería decir al Sr, Bosch que no le perdonamos por pedir perdón y que sepa que estoy intentando ponerme en contacto con Cortés, con sus herederos y no encuentro razón porque yo creo que hay que demandar al Sr, “excusatio” porque algo de culpa aloja en su interior.

¿Qué va a hacer con la estatua de Colón que, con el dedo señalando a la mar océano, se erige al final de Las Ramblas?

Tenemos una cosecha de pepinos y calabacines que hay que darles de comer aparte o mejor dejarlos sin comer. Muy buenas

Temas

Por Carlos Pajuelo

Sobre el autor

Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera


junio 2019
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930