Blogs

Carlos Pajuelo

Pajuelo: la chispa

COLCHONITIS

COLCHONITIS
Ya se sabe que en el lenguaje médico la terminación gramatical ”itis” supone inflamación.
He seguido con interés creciente el fenómeno del “colchón en Torrevieja” que, según enseñan y cuentan, ha venido invadiendo el término municipal ,como sí de un mosquito tigre gigante fuera.
Más de 900 unidades colchoneras han sido abandonadas en el duro suelo de una ciudad que se caracteriza por un alto índice de turistas estables- si es que esa denominación no fuera paradójica- de nacionalidades diversas siendo muchos del Este de Europa, por cierto.
Alguien, o mejor muchos ,deben cambiar sus colchones cuando llegan y los que se retiran, pese a que la ordenanza dice que el “retirador” debe depositarlo en el lugar previsto, el tipo debe dar la vuelta y dejarlos en las esquinas.
Pero no hace falta irse a la querida y habanera Torrevieja para percibir que el respetable NO ejerce su deber cívico de no contribuir a ensuciar las calles.
Valencia, la cantada como ciudad de las flores, huele mal; el agrio perfume del orín incrustado en las vetustas piedras de la Ciutat Vella ,y no tan Vella, exhibe una gama tal de matices que la pituitaria del indígena valenciano está preparada para constituirse en experto en probador de perfumes exóticos.
No sería de extrañar que alguna de esas multinacionales que van lentamente penetrando en la economía local, provincial y estatal, contratase a alguno para mayor logro de los colores autóctonos.
He observado que paralelamente a las deficiencias manifiestas del munícipe de turno, entretenido en su particular guerra contra sus adversarios, que se cristaliza urgentemente mediante un plan de choque, el personal de a pie da en descuidado e incluso, en ocasiones, de guarro.
Observo, con desconcierto progresivo, como las manifestaciones por el clima, por la igualdad, por lo que sea que toque hoy manifestarse, dejan a su paso suficientes huellas de abandono y suciedad que uno llega plantearse si Juanito o Amparito son lo mismos que  se sientan contigo y te endilgan un discurso veganoanimalistaclimático que te constriñe y te evita ir al baño durante tres días por el estreñimiento doloroso que te entra al sentirte culpable por comer un muslo de pollo, por ejemplo. A ver si somos más limpios

Temas

Por Carlos Pajuelo

Sobre el autor

Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera


noviembre 2019
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930