Blogs

Carlos Pajuelo

Pajuelo: la chispa

¿DE QUIÉN SON LOS PADRES?

¿DE QUIÉN SON LOS PADRES?

Dada la rotunda afirmación de la Ministra de Educación
Doña Isabel Celaá acerca de la propiedad de los hijos, me apresuro a dar cuenta pública del desconcierto que en mi ha producido esa afirmación, de tal suerte que he pasado sin más a la preocupación, ante tamaña obviedad.

Claro que los hijos no son propiedad de los padres, como si estos fueran una propiedad inmobiliaria.

Ya sé que usted no desea emular a Stalin cuando decía que los hijos son del Estado o de Dios, pendulando hacia ambos extremos, como es habitual en este país nuestro.

Al Cesar lo que es del César o con “las cosas de comer no se juega” en román paladino.

Debe usted saber que la respeto y admiro mucho por su amplia formación y su valiente ejercicio en la política vasca y dada su formación, licenciada en Filosofía y Letras y Derecho12​ por las universidades de Deusto y de Valladolid, la supongo inmersa en un juego intelectual filosófico con un golpe de efecto a la causa que está obligada servir por voluntad propia.

¿Cuál es limite?

A mí personalmente, como madre que es usted de dos hijas, no se me ocurriría pedirle cuentas de las opciones que haya tomado usted de dónde, por qué y cuando decidió mandarlas a este o aquel colegio privado o público, porque entiendo que los hijos están, afortunadamente para ellos, en una especie de depósito hasta que finalmente puedan volar por si mismos-

Siguiendo, quizás su razonamiento filosófico, me obliga usted a pensar: ¿Si mis hijos no son míos o sus hijas no son suyas? ¿De quién son?

Rozamos el honor y este señora mía es un pueblo con mucho honor a falta de otras cosas.

En esa misma línea de pensamiento pregunto: ¿Los padres de quién son? ¿Están ocupados en esto ahora mismo?

Todo este asunto me llega muy tarde, quizás demasiado. Si ustedes hubieran dicho esto de los hijos antes (a mi no, porque nos los cambio por nada del mundo- este toque romántico dulcifica lo que sigue) y hubieran añadido una dirección muchos hubieran cedido el privilegio y se los habrían enviado. Ya tuvimos experiencias antiguas, pero no tanto. El Auxilio de Invierno fusionado con Auxilio Social

Imagínese con el cambio constante de estado civil, ahora de género (experimentos que financiamos todos) la vuelta al antiguo hogar paterno y que cuando, el nene o la nena, venga a encontrar el calor de su antiguo hogar los “falsos” padres dijeran: No cariño llama a este teléfono (porque supongo que usted habrá previsto un número) que allí te darán razón.

Me cuesta saber quién soy. Me han llamado de todo. Hasta heteropatriarcal y me han sugerido que deberían penétrame analmente con un guindo. Muy simpáticos.

! Ah! que usted no ha sido. Muy amable. Pregunte en el próximo Consejo de Ministros, acuérdese que ahora son los martes, quien ha sido y le da usted un recadito mío.

El lenguaje es una trampa saducea y usted debe saberlo mejor que muchos de los que puedan ayudarle en sus declaraciones.

 

Temas

Por Carlos Pajuelo

Sobre el autor

Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera


enero 2020
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031