Blogs

Carlos Pajuelo

Pajuelo: la chispa

DIARIO DE UN ENCIERRO (I+2)

 

 

DIARIO DE UN ENCIERRO (I +II)

         En general el respetable no es un cartujo y por tanto el silencio, la entrega a la soledad y el confinamiento voluntario no son monedas de cambio de curso corriente.

         No digo que no es legal porque esto sí que lo es y si te lo saltas te puede caer la de Dios en materia económica y se sabe que a medida que el autorizado nota que puede amedrentar (coloquialmente “acojonar” con alguna multa de esas que son algo más que la del aparcamiento, la cosa puede convertirse en algo “chungo”).

         Me parece que hay que emplear alguna expresión de la”calle” para hacer más comestible la opinión o el relato(que se dice ahora).

         Dado que ya está uno confinado y habiendo leído que hay listos, en Vigo uno alquila un perro por horas, la cuestión es cómo organizarse para combatir el posible síndrome de encierro involuntario.

         Lo primero es evitar lo del chiste que me han enviado. Dice uno “Mi mujer me ha dicho que ella me paga la multa, pero que me vaya a tomar el aire”

         Yo les voy a contar mi plan de encierro.

         Lo primero buscarse un lema y este debe depender de la edad del encerrado. Los niños pueden decir “te quiero mamá” y los viejos de riesgo, mi caso, un “que me quede como estoy”- suponiendo que viva uno medio bien.

         Al levantarse y habiendo realizado las abluciones clásicas- o sea lavarse bien la cara etc., (cuidado con lavarse con desinfectante que nos libraremos del virus pero acabaremos en la sala de espera del oftalmólogo o del dermatólogo, o del urólogo, según sea la parte atacada con el desinfectante).

         Haciéndome caso a mí mismo, cosa que no siempre ocurre, mi lema es: ” La Macarena” y me digo canturreando con un minimeneo para evitar lumbago o luxsacion es, “dale a tu cuerpo alegría…etc.).

         Rompo a mi favor el no ponerme smoking, ni chaqueta, pero estoy bien me ha comprado mi mujer, en el último momento, un pijama chulo y una bata que no es a cuadros haciendo juego con las alpargatas o sea zapatillas, porque dicen que eso hace de viejos, de maduros antiguos y yo intento un Calvin Klein que me han dicho que tiene un cierto peso en la moda.

         Por otra parte no sé para qué ,porque no va a venir a verme nadie, salvo la vecina a pedirme aceite o azúcar, como se hacía antes, que eso si que era un principio de relación social.

         Se sabe de vecinas que empezaron así y luego han terminado en el altar o en el juzgado y más ahora como está el tema del feminismo.

         Imaginen que llaman. ¿Abro o no abro?

         Si miro por el ojo espía de la puerta, que solo abarca medio cuerpo, se me va a notar y yo me puedo entregar a un cierto sentido de la culpabilidad y yo no estoy ya para esos trotes; me han dicho que por ahí empieza la depresión. Ya veré que hago.

         Ya estoy listo y huelo bien. ¿A qué parte de la casa voy?

         Tengo un amigo que vive en un apartamento de una sola habitación, mona pero solo una habitación, y ese no se puede plantear esa duda

         He mirado y he escrito más 500 palabras y ya seguiré mañana…porque, hermanos, esto va para largo. Queda mucho día por delante.

Temas

Por Carlos Pajuelo

Sobre el autor

Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera


marzo 2020
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031