Blogs

Carlos Pajuelo

Pajuelo: la chispa

AMAR AL POBRE Y ODIAR AL RICO

AMAR AL POBRE Y ODIAR AL RICO

“Yo os aseguro que un rico difícilmente entrará en el Reino de los Cielos. Os lo repito, es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el Reino de los Cielos”.

Así lo dice el Evangelio según San Mateo, atribuyendo la frase a Jesucristo.

Lo siento mucho porque yo tengo algunos amigos que manejan billetes o tarjetas de crédito como yo pañuelos desechables, pongo por caso y yo no los odio, tampoco les tengo tirria o envidia. Han sido más listos o sus padres eran más ricos que el mío; pero pasan cosas en el BOE, en los despachos ministeriales y en los consejos de ministros que hielan la nuca y te hacen recordar a Machado con aquello de españolito ,españolito…Veamos.

En el último Consejo de Ministros de este martes pasado y en el marco de la Nueva Ley de Defensa de la Infancia llama la atención el concepto de APOROFOBIA, que viene a ser como dar señales de recusar, odiar al pobre por el hecho de serlo y no basta que uno diga que no, que ama al pobre y al rico no lo termina de odiar pero va camino de ello. Se hace camino al andar.

Sucede que sí por casualidad alguien que te tiene tirria, envidia, porque eres más rico, más alto, más guapo te puede denunciar, anónimamente, señalándote como odiador de pobres y entonces por ello puedes ser juzgado y debes demostrar (curioso fenómeno en el que el acusado debe aportar pruebas de la falsedad de la denuncia) que lo que el chivato ha denunciado es falso y tendrás que tomar medidas para demostrarlo.

No van a servir los tés de caridad, o que sientes un pobre a tu mesa una vez a la semana y lo certifiques mediante alguna prueba como una grabación, una declaración del pobre diciendo que la mayonesa empleada para hacer la ensaladilla rusa – que se ha comido en un pispas-estaba cojonuda (interesa que el habla sea popular porque si no es así pueden pensar que has disfrazado a un primo tuyo para que dé el cante y lo daría si por ejemplo dijera “esta ensaladilla mola” o “el cocido estaba guay” Cuidado con los errores.

Una vez resuelto provisionalmente que amas al pobre has de educarte en marginar al rico (salvo si el marginado eres tu porque el rico no te quiere ver o nota que eres un pelota de tomo y lomo).

Es difícil marginar a un rico.

Lo primero localizarle, luego observarle y tomar nota secreta( has de recordar que la denuncia es anónima y convertirte en un supe chivato) de sus movimientos y no arredrarte porque un día de este verano se haya ido a la Isla Graciosa- que no tiene virus en el aire- y tu no le puedes seguir porque el último dinero que tenías antes de cobrar el ERTE(que ya va siendo hora) se lo habías entregado a una familia okupa que se acaba de instalar en un chalet vacío que a su vez es de un banco porque el anterior propietario ha sido desahuciado, porque el negocio de un bar de alterne lo ha tenido cerrado.

Si no haces bien la cosa te pueden caerá 4 años de trullo…!ah! y si has pensado que observando la”dacha” del Sr. Iglesias no llegas a ver nada porque la Guardia Civil ha tomado los accesos es evidente que te has equivocado de rico; de momento es un nuevo rico que subvencionamos nosotros ,pero va avanzando y será más rico que el Sr. Ortega, con el que se mete muy astutamente.

Desconozco por ahora que te dan por ser chivato, confidente de sus señorías.

No te dejes manipular mediante el juego clásico de una palmadita en la espalda y una sonrisa caprina. Procura hacerte con un talonario para la cola del banco de alimentos y así podrás contactar con más `pobres. No sé si sabes que en esa cola hay licenciados, maestros, torneros, camareros o sea mucha gente que antes no había.

Tengo que dejar aquí la columna porque voy a ver si contacto con un par de personas que tras pedir a la puerta de un centro comercial , luego visitan los contenedores a ver si cae algo para cenar.

Esta es una fotofinish de hoy porque nadie nos había advertido que el llamado estado del bienestar se ha restringido y el Estado ya no te lo garantiza, pese a la entrega de esa cantidad de mínimo vital.

Hasta mañana porque ahora me voy a mirar. Iré con cuidado no me atropelle un coche de alta gama.

Temas

Por Carlos Pajuelo

Sobre el autor

Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera


junio 2020
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930