Blogs

Marta Palacios

Colorín colorado

Con la alta costura

Carlos Haro y Tomás Salcedo, junto a algunas de las modelos del desfile. / IVÁN VÁZQUEZ

Carlos Haro y Tomás Salcedo, junto a algunas de las modelos del desfile. / IVÁN VÁZQUEZ

En el paraíso. Tal cual. Con una copita en la mano, en una terraza del Sporting Tenis Valencia y con el atardecer de fondo. Vamos, que si no hubiera tenido como un centenar de personas a mi alrededor lo mismo y hasta me hubiera descalzado. Pero no era plan.
Y les diré porqué. Vicente Segovia hizo llegar a mi correo una invitación: formar parte del desfile de alta costura del diseñador Carlos Haro con el que presentaba su nueva colección 2015. El plan no pudo ser mejor (salvo porque me perdí y aparecí con mi coche más allá de la avenida del Puerto).
Al llegar a la puerta del club, dos grupos claramente diferenciados. Por una parte los que llegaban a hacer deporte (pantalones cortos, deportivas, camisetas de tirantes y macuto al hombro), y los que, como yo, iban a empaparse de moda (tacones, blusas, camisas de lino, vestidos vaporosos…) Así que yo, a riesgo de volverme a perder, decidí seguir al segundo grupo. Ellos me llevaron hasta Carlos Haro.
Hice, más o menos, una entrada triunfal, ya que unos pasos por detrás de mi, a los pocos segundos, aparecieron un par de misters. Bueno, unos cuantos.
Ataviados con un traje de chaqueta negro, camisa blanca y pajarita, recién peinados de peluquería y con su correspondiente banda al cuello, arrancaron los murmullos de más de una fémina Víctor Mena, Míster World Valencia, así como sus acompañantes, David Gimeno, primer finalista del certamen y Kevin Cabrera, Míster Simpatía. Por el photocall también pasaron Claudia Mora, Miss World Valencia y Laia Berzoza, Miss World Castellón.
Después de mirarles a ellas y mirarme a mí misma, y caer en la cuenta de que jugábamos en otra liga (la mía, de segunda división), me centré en el desfile. Como el centenar de personas que, después de tomar una copa animadamente, se sentó entre las sillas blancas que rodeaban la alfombra azul de la terraza.
Allí estuvieron, arropando al diseñador, Francisco Salcedo, director del grupo Aquasalte, que acudió acompañado de sus hijas, Ana y Míriam Salcedo; la maquilladora Susana Segovia; Pedro Mayoral, director de Bodegas Vegamar Selección; Tomás Salcedo, estilista y empresario, y delegado de Miss World Spain en Valencia; Jaume Chornet, vicedecano de la universidad de Bellas Artes de Valencia; el empresario Antonio Sorroche, las diseñadoras Gema Monrós y Paz Sánchez, de tocados Fibres; el diseñador Theo Garrido; Rafael Gimeno, José Golfe, Carlos Marín, Eugenia Estellés, el responsable de moda de El Corte Inglés de la avda. de Francia, Juan Carlos Martínez; Pilar García, directora de exportación del grupo Confortec; Mari Carmen Flores, directora de exportación de Hoffman y el director financiero Abelardo Huesa. También la modelo Araya Frasquet y Frederic Ferri, que ejercieron de presentadores de la gala.
Aunque, les diré una cosa, los verdaderos protagonistas fueron los diseños de Carlos Haro. Sus nuevas creaciones de alta costura para el 2015. Con ‘Ecos de luz’ y ‘Orquídeas’ comenzó la fiesta. ¡Música… y listos!
La pasarela comenzó con la colección de fiesta ‘Ecos de luz’, que está inspirada en el poder de la luz y los «efectos mágicos» que proyecta. Su apuesta fue una línea de fiesta sutil y favorecedora. Los colores que la vistieron, los del crepúsculo.
Y por último, como en todo cuento de hadas que se precie, el broche lo pusieron las novias, blancas y radiantes (aunque también las hubo en color marfil). ‘Orquídeas’ ha sido el nombre escogido para la colección, inspirada en esta flor, icono universal de elegancia. Desfilaron obras de arte con tul, seda, mikado, organza… Predominaron el romanticismo y el estilo refinado, sin abandonar la fantasía en algunas ocasiones.

Por Marta Palacios

Sobre el autor


julio 2015
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031