Blogs

Carlos Pajuelo

Pajuelo: la chispa

AUTOAFIRMACIÓN O MARCAR PAQUETE

AUTOAFIRMACIÓN o MARCAR PAQUETE
Lo he visto por la televisión. El Rey Felipe acompañado de la Reina y las Infantas, han ido a ver a su padre, suegro y abuelo respectivamente.
Una visita a un hospital para ver como evoluciona el enfermo; se trata de un acto bastante común que hemos hecho todos.
Hay algunas diferencias, claro está. El tipo de hospital, las personas que ayudan, los que visitan tienen su estatus, van allí no solo, supongo, por cariño, van a ser vistos e incluso algunos a robar portadas de los medios más monárquicos. Lo considero normal.
La llegada del hijo se produjo con naturalidad, conduciendo él, ataviado con un conjunto blanco o marfil y…pero: ¿Que hago yo aquí intentando sustituir a mis compañeros de la prensa rosa hablando de los modelitos que llevaba cada una de las infantas, por ejemplo, o el peinado de la reina? Eso no es cosa mía. ¿Entonces?
Nada que me había entretenido como si fuera Peñafiel para dar luego un “toque” a la reina, pero no es esa mi intención.
Sucede que el mismo día o al siguiente lo visita el presidente en funciones acompañado de su esposa. Una visita que parece lógica, aunque algunos hayan opinado que no había despachado nunca con él emérito
Y que su esposa no tenía nada que hacer allí, como en su día ocurrió, en parecidas circunstancias con las esposas de los expresidentes.
Yo creo que esa tarde o esa mañana, no puedo precisar, sería fácil saberlo con consultar este mismo diario, pero como carece de importancia desestimo esa precisión temporal, lo habrían discutido en La Moncloa.
El coche del presidente en funciones viene conducido por un funcionario “ad hoc” y no baja, como lo hizo el hijo, o sea el Rey actual, por si solo, sin esperar a que nadie le abra la puerta y saludó a la “canallesca” que estaba apostada allí para cubrir la noticia con un gesto amable, tirando a cordial.
La impresión es que el emérito iba mejor, pese a que el sábado anterior un redactor de El País dejo escapar, de un borrador de “por si acaso”, un obituario esplendido dando cuenta de la muerte de D. Juan Carlos y dando detalles de los que fueron a presentar las correspondientes condolencias, noticia que fue “borrada” “extirpada a toda “virolla”, para bien de los monárquicos y para el propio emérito como es natural. Alegría a la que yo me uno, como toda persona de bien cuando alguien está malito con sospechas.
Decía que el coche del presidente en funciones llegó conducido por el funcionario de turno y otras personas abrieron las puertas traseras por donde se deslizaron el presidente y su esposa; de inmediato una pequeña nube de personas, con aspecto de guardaespaldas, rodearon a los visitantes que se introdujeron con relativa rapidez en la clínica, tras ser saludados por la gerente, que aparecía allí con su bata blanca representativa.
Supongo que muchos pensarán. Coño. Todo normal. ¿A qué viene tanta historia?
A que yo creo que el Sr. Sánchez necesita teatralizar sus actos, sus vacaciones, sus puestas en escena para “marcar paquete” como presidente y así verse reforzado en su interior y de paso hacerle ver a su mujer que quién manda es él…aunque no haya podido evitar que Doña Begoña se una a la visita, que muchos han criticado por considerarla fuera de lugar y estar ahí a las bravas.
Es una pequeña croniquilla puesta aquí de una tarde o una mañana dedicada a perder el tiempo zapeando indolentemente- Unos dirán que eso de la autoestima del titular, es una pepla inventada por mi o aprendida en una clase de psicología tomada por correo.
Pero tanta historia ha ido bien para ver si lo de los “bypass” ha funcionado es mucha tela.
Bueno que no quiero echar más leña al fuego y hablar del Audaz y el coste que para la Armada y por tanto para nosotros ha supuesto traer a esos chicos que, como dicen algunos medios italianos, han sobrepasado, algunos, tres veces la minoría de edad- No pasa “res” (nada). “Per la mar va qui paga” – no necesita traducción.
Un apunte final. ¿Cómo va el asunto de los Pujol en la Catalonia? Tengo que acabar antes de que me tiren. Buenas tardes

Temas

Por Carlos Pajuelo

Sobre el autor

Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera


septiembre 2019
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30