Las Provincias

img
Categoría: Empresas
XV Fòrum d´Ocupació 2016 de la Facultat d´Economia de la Universitat de València

El 17 y 18 de febrero se celebra la XV edición del Fòrum d´Ocupación 2016 organizado por la Facultat d´Economia de la Universitat de València. Este foro se ha convertido con los años en un punto de encuentro para empresas, entidades públicas y privadas y aquellas personas que están buscando empleo ya que no sólo está dirigido a estudiantes universitarios.

El perfil de personas a las que puede resultar interesante este Foro son sobre todo aquellas con profesiones como economistas, agentes de seguros, administración y dirección de empresas, asesores fiscales, etc…

Durante los dos días que dura el encuentro todos los que se pasen por el Campus de Tarongers podrán asistir a más de 40 charlas y mesas redondas que tratan aspectos como la selección de personal, el emprendimiento o un taller para hacer un currículum en inglés, por poner sólo tres ejemplos. Aquí os dejo el enlace al programa del Foro para que podáis consultar todas las actividades.

También se podrá contactar con algunas de las 40 empresas e instituciones que tendrán stand en el Foro como Torrecid, Nestlé, Caixa Popular o Adecco, además de Colegios Profesionales como el de Economistas de Valencia o el de Mediadores de Seguros entre otros. Es una buena ocasión para poder conocer de primera mano de estas empresas si tienen oportunidades profesionales en estos momentos y  cómo están seleccionando a los candidatos. Todos sabemos lo complicado que es llegar hasta las empresas, el que nos respondan siquiera a un correo electrónico, pues bueno, esta es una buena ocasión para poder hablar con ellas de forma distendida en el marco de este Foro.

Una de las actividades destacadas es el “Corner del Emprendedor“, un espacio que se cede a jóvenes emprendedores para que puedan presentar su proyecto a todas las personas que visiten el Foro.

El SERVEF estará también presente y contará para ello con un stand en el que técnicos y orientadores facilitarán información sobre los servicios que ofrece el servicio público de empleo. También ofreceremos una charla el miércoles 17 de febrero a las 10:30h., impartida en este caso por mí, sobre “Marca personal y redes sociales para la búsqueda de empleo”.

Estos foros y encuentros son una buena ocasión para hacer networking, es decir, para aumentar nuestra red de contactos, por lo que revisa el programa y mira a ver si hay alguna empresa o empresas que te interesen ya que puede ser una buena oportunidad de para contactar con ellas.

 

Ver Post >
8 razones para que una empresa ponga ofertas en el SERVEF

El Servicio Valenciano de Empleo y Formación (SERVEF) tiene entre sus funciones la atención a dos tipos de usuarios: por un lado a aquellas personas que están buscando empleo y por otro a las empresas que necesitan incorporar personal a sus plantillas, siendo el principal objetivo de este organismo poner en contacto a ambos.

Estamos todos de acuerdo en que uno de los principales problemas que tiene el SERVEF son las pocas ofertas que tramita con respecto al número de personas que atiende, y aunque en estos momentos hay cerca de 900 ofertas de empleo disponibles sigue siendo un número insuficiente. Uno de los cambios que ha introducido el SERVEF para conseguir aumentar el número de ofertas ha sido que los técnicos de los Centros SERVEF visiten empresas con el objetivo de captar ofertas de trabajo, lo cual se ha visto apoyado con la creación hace un año de SERVEF Espacio-Empresas, un servicio en el que los técnicos se dedican exclusivamente a la atención de empresas y que cuenta con sedes en Alicante y Valencia.

Foto: Banco de imágenes SERVEF

Además de esto, encontramos 8 razones más para que las empresas pongan ofertas en el SERVEF:

1. Rapidez. Una de las quejas de las empresas con respecto al servicio que ofrecía el SERVEF era la lentitud en la tramitación de las ofertas, con un procedimiento que impedía que se pudiera dar una respuesta ágil a las necesidades de contratación, lo que provocaba que muchas recurrieran a empresas de trabajo temporal. Con el Portal GVAJOBS del SERVEF esto se ha subsanado, ya que en la misma plataforma tanto los usuarios, como la empresa y los técnicos del SERVEF trabajan de forma on-line, lo que permite que sea posible que el registro de la oferta, la publicación en la web, la inscripción de los candidatos y la revisión de los curriculums se realice en cuestión de horas.

2. Asesoramiento. Las empresas pueden además de gestionar sus ofertas recibir asesoramiento por parte del Servicio Espacio Empresas sobre qué tipo de contrato realizar, las ayudas a las que pueden acogerse, temas de financiación, formación a medida, prácticas no laborales, acceso a centros de innovación como Banco de Patentes, etc..

3. Adaptación a las necesidades de cada empresa. Porque no requiere lo mismo un autónomo que una empresa con 20 trabajadores el SERVEF ofrece desde la cesión de sus instalaciones para los procesos de selección, realización de preselecciones y pruebas de conocimiento específicas, citación de los candidatos, ayuda en la fase de entrevistas, etc…

4. La mayor base de datos. Este es uno de los aspectos más interesantes para las empresas ya que el SERVEF cuenta con el mayor número de candidatos posibles. Además, la publicación de las ofertas a través del Portal GVAJOBS hace que la difusión de las mismas se haya disparado, y en el caso de no encontrar candidatos adecuados a través del Portal se pueden realizar sondeos para localizar posibles candidatos y contactar con ellos.

5. Servicio gratuito. Es verdad que como servicio público lo pagamos entre todos los ciudadanos pero para la empresa no tiene ningún coste, al contrario de lo que pasa con las empresas de trabajo temporal, consultoras o portales de empleo en donde tienen que pagar por estos mismos servicios.

6. Fiabilidad de los currículums. Todos los usuarios del SERVEF pasan por una entrevista en la que se registran todos los títulos, contratos, carnés profesionales, etc… teniendo que aportar los originales, con lo que se consigue una fiabilidad total del contenido del currículum siendo una garantía para la empresa. Además, se deja la opción de que los candidatos puedan adjuntar su currículum personalizado en formato pdf e incluso poder subir un videocurrículum.

7. Presentar las ofertas por internet. Ahora a través de GVAJOBS las empresas pueden presentar las ofertas directamente a través de internet a cualquier hora. A partir de ahí se le asignará un técnico que será su interlocutor durante todo el proceso de selección registrando la oferta, revisando los currículums, etc… Generalmente si es la primera vez que la empresa pone una oferta en el SERVEF, se concierta una cita y es el técnico del SERVEF el que visita a la empresa y le explica como funciona el Portal, las posibilidades que tiene, los servicios a los que puede optar, etc.. potenciando con ello el trato personalizado.

8. Búsqueda de candidatos con un perfil comunitario. El SERVEF ofrece la posibilidad de contratar candidatos con un perfil europeo o para aquellas empresas que tienen sede en otros países de la Unión Europea y necesitan personal para las mismas a través de la gestión de ofertas en la Red Eures.

Son todavía muchas las empresas que desconocen estos cambios en la gestión de las ofertas que el SERVEF ha introducido, por lo que si eres una empresa y tienes pensado contratar a alguien, este es el enlace para que el SERVEF contacte contigo.

Ver Post >
¿Te contratarías a ti mismo?

Esta pregunta puede parecer un sinsentido ya que todos contestaríamos que “por supuesto” que me contrataría a mí mismo. Pero vamos a ponernos en el caso de que nosotros somos los reclutadores de una empresa y tenemos que elegir entre varios candidatos. En este caso, ¿estamos seguros de que somos los mejores candidatos de todos los que se presentan para un puesto de trabajo?

Pixabay (banco de imágenes gratuito)

Cuando éramos pequeños nuestros padres nos decían “no te compares con nadie”, de hecho, muchos se lo decimos hoy en día a nuestros hijos, pero esta enseñanza que está bien cuando somos niños,  deja de ser tan útil cuando nos incorporamos al mercado laboral.

Ahora tenemos que compararnos con el resto y debemos hacerlo constantemente, porque además es lo que las empresas van a hacer con nosotros: comparar entre un buen número de candidatos y quedarse con el mejor de ellos. Ni más ni menos es en esto en lo que consiste un proceso de selección.

Es por tanto importante comparar, y también “espiar”, esto también nos decían de pequeños que no estaba bien. Saber qué es lo que están haciendo otros profesionales, cómo se están formando, qué habilidades tienen o cuáles son las novedades de nuestro sector es fundamental para saber si estamos jugando en igualdad de oportunidades, o por el contrario tenemos carencias que van en contra nuestra.

En una ocasión atendí a un señor que era albañil y llevaba casi 2 años en paro. El motivo de su consulta era que le había salido una oferta de trabajo y la empresa que le había seleccionado le pedía la Tarjeta Profesional de la Construcción (TPC). Él no la tenía, y lo que es peor, desconocía que desde hacía un tiempo tener la TPC era un requisito imprescindible para poder trabajar en el sector de la construcción.

Este desconocimiento tuvo en su caso graves consecuencias ya que no pudo conseguir la oferta de trabajo ya que al no tener la TPC el empresario terminó contratando a otra persona que sí que la tenía. Por eso, saber qué es lo que se está exigiendo a los profesionales en nuestro sector y estar al día de todas las novedades, nos permite ir adquiriendo los conocimientos y habilidades para situarnos en la “parrilla de salida” el día que tengamos que enfrentarnos a un proceso de selección.

Muchas personas desconocen este tipo información, ya que es verdad que no es fácil estar al tanto de todo, y por ello, el papel de los técnicos y los orientadores de los servicios públicos de empleo es fundamental. Podemos recurrir a ellos de forma periódica para estar al día de todas estas cuestiones, aquí os dejo el enlace para solicitar cita previa por internet con un orientador en el SERVEF, porque más importante que tener un currículum que recoja todo lo hemos hecho, es tener ese currículum adaptado a lo que el mercado laboral va requiriendo en cada momento.

Cualquier proceso de selección es en realidad una competición en el que el resto de candidatos son nuestros adversarios. No se trata sólo de ser bueno en lo nuestro, sino de ser el mejor de todos los que se presentan. Si supiéramos cuál es la formación, la experiencia o las habilidades que tienen el resto de candidatos a los que nos enfrentamos, a lo mejor nos daríamos cuenta que mientras algunos están jugando en primera división, otros lo estamos haciendo en tercera.

Ver Post >
X Foro del Empleo de la Universitat de València

La aparición de internet y las redes sociales nos ha hecho creer que para buscar empleo es suficiente con estar sentado delante del ordenador e ir buscando portales de empleo y correos electrónicos de empresas en los que ir dejando nuestro currículum.

Tener una buena marca personal es importante en un mercado laboral en el que las empresas y los reclutadores utilizan cada vez más las redes sociales e internet para buscar a los candidatos. Además, incrementar nuestra red de contactos (networking) gracias a redes sociales profesionales como LinkedIn, aumenta exponencialmente nuestras posibilidades de conseguir nuevas oportunidades profesionales.

Si bien esta búsqueda de empleo por internet es importante y debemos estar ahí, no debemos sin embargo dejar de lado la búsqueda de empleo en el mundo “real” , es decir, hay que dar el salto del mundo offline al online ya que al igual que nadie nos va a contratar sin hacernos una entrevista, nadie nos va a dar un trabajo por ser sólo por haber aceptado nuestra solicitud en LinkedIn.

Una buena estrategia es ir a ferias, jornadas y eventos que se celebran y que tienen relación con nuestro ámbito profesional o con la búsqueda de empleo, como el próximo X Foro del Empleo que se celebra los días 24, 25 y 26 de noviembre en Valencia organizado por la Universitat de València. Durante estos 3 días y desarrollándose cada uno de ellos en un campus diferente: Tarongers, Blasco Ibañez y Burjassot-Paterna, tendremos ocasión de contactar con más de 60 empresas, saber qué perfiles buscan, ver las ofertas que tienen disponibles…. Si vas a acudir no te limites a dejar tu currículum y salir corriendo, selecciona las empresas  que más te interesen y dedica tiempo en hablar con ellos, pregúntales qué es lo que más valoran de un candidato para su empresa, si creen que tienes oportunidades, cómo encaja tu perfil en su empresa, etc.

 

Este es el momento para hacer contactos, están en un ambiente distendido y te podrán dedicar el tiempo que en otras circunstancias no te darían, quédate con sus correos electrónicos y síguelos después en LinkedIn. Has dado un buena primera impresión ya que las empresas valoran esa proactividad de los candidatos, y si bien en este momento no tienen una oferta para ti, a lo mejor en unos meses cuando haya una oferta de esa empresa que te interese te puedes dirigir y mandarle un mensaje del tipo “Hola Ana, soy José Luis que nos conocimos en el Foro del Empleo y he visto que tenéis una oferta que encaja con mi perfil…” (tendremos mucho ganado en ese proceso, verdad?).

Pero no sólo eso, durante el transcurso del Foro se van a celebrar más de 60 charlas de media hora de duración cada una, qué son como pequeñas “píldoras” de información sobre la búsqueda de empleo ofrecidas por especialistas en la materia. Por ejemplo, la Consultora de Recursos Humanos Bo Growth hablará sobre “¿a quién contratan las empresas?”; los colegios profesionales de Graduados Sociales, Economistas y Abogados, sobre las salidas profesionales de su sector; o un responsable de recursos humanos de Nestlé sobre la importancia del personal branding.

El SERVEF también estará presente en el foro con varios técnicos que ofrecerán información sobre el programa de Garantía Juvenil, resolverán dudas sobre orientación y búsqueda de empleo, te mostrarán cómo inscribirte en el Portal de ofertas del SERVEF… Además ofreceremos 2 charlas sobre la importancia de la marca personal y redes sociales para la búsqueda de empleo que impartiré yo misma.

Este Foro del Empleo es una buena oportunidad para contactar con empresas como Airnostrum, Appel, Nestlé, Lidl, Leroy Merlin, Deloitte, Catalana Occidente… así como con colegios profesionales y otras instituciones relacionadas con la búsqueda de empleo y que nos pueden ofrecer nuevas estrategias para aplicar en nuestra búsqueda de empleo, y quién sabe, podía estar allí la oferta que estamos buscando.

 

 

 

Ver Post >
Las recomendaciones en el ámbito laboral

Que una persona hable bien de nosotros en cualquier ámbito de nuestra vida es algo bueno, pero si lo hace en el plano profesional cuando estamos buscando empleo nos puede abrir algunas puertas de cara a conseguir un puesto de trabajo.

Habitualmente recurrimos a personas con las que hemos estado trabajando juntas en una empresa o hemos tenido algún tipo de relación profesional o personal, y a las que les pedimos que den referencias positivas de nosotros en una empresa en la que estamos interesados.

La aparición de las redes sociales, muy especialmente de LinkedIn, ha facilitado que nuestra red de contactos se amplíe y por tanto sea mayor el número de personas que conocemos y que podrían convertirse en posibles “recomendadores”. Sin embargo, cada día vemos ejemplos del mal uso que se está haciendo de esta herramienta a la hora de contactar con personas para pedirles una recomendación.

Algunos de esos errores son:

1.- Dirigirse a un intermediario al cual no conocemos de nada para que nos recomiende ante un tercero. El hecho de que una persona acepte nuestra solicitud de contacto en una red social no quiere decir que vaya a recomendarnos así porque sí, sobre todo si no nos conoce de nada. Lo que en realidad le estamos pidiendo a esa persona es que ponga a nuestra disposición su prestigio profesional y la relación que él tiene con ese contacto. Cualquiera que trabaje su red de contactos sabe que los mismos se consiguen tras mucho tiempo y esfuerzo, y es raro que nadie se “moje” así porque sí por alguien que apenas conocen. Y además me pregunto, ¿si tanto te interesa ese contacto porque no le envías un solicitud al igual que has hecho conmigo?

2.- Otro error muy común es pedir a todos los empleados de una empresa que nos escriban recomendaciones. Las recomendaciones son buenas, pero que haya 5 ó 6 todas de trabajadores de una misma empresa, resulta un poco excesivo. Con que haya una recomendación por empresa y que se intercalen de diferentes cargos, da una perspectiva mucho más amplia de tu valía profesional. También tenemos que seleccionar aquellas que sean realmente relevantes, ya que es mejor poner sólo una buena recomendación que veinte que no aporten mucho.

3.- Pedir recomendaciones a cambio porque ellos te las han dado. Son ese tipo de comportamientos curiosos que uno descubre en la red: una persona valida tus actitudes en LinkedIn (porque ella ha querido de forma voluntaria) y a los 2 minutos te escribe diciendo que ahora hagas tú lo mismo. Son cosas que a uno le dejan con la boca abierta..

4.- Escribir largas recomendaciones. Cuanto más breve sea la recomendación y más se ciña a aspectos concretos, mejor. Es igual que no caer en tópicos como cuando decimos que alguien “es muy amigo de sus amigos” (faltaría más),es mejor decir que habéis colaborado juntos en el proyecto X y que fuiste un pilar fundamental por tus conocimientos en Y.

Hace unas semanas LinkedIn anunció una nueva herramienta que ya ha empezado a utilizar en pruebas. Se trata de LinkedIn Referrals una función en la que serán los propios empleados de las empresas los que recomienden candidatos. La función no está disponible todavía pero según han explicado lo que hará LinkedIn es buscar entre las conexiones de primer grado de los empleados de una empresa, aquellos que encajen para el perfil profesional que están buscando. LinkedIn mandarán entonces una lista con esos candidatos “sugeridos” para que el empleado recomiende a aquél que considera más idóneo.

Una vez más comprobamos como contar con una buena red de contactos tanto offline como online es fundamental para aumentar nuestras oportunidades profesionales. Pero conseguir que esos contactos nos recomienden es otra cosa, para ello tendremos que demostrar nuestra valía y profesionalidad y “cuidar” mucho la forma de pedir esas recomendaciones, ya que de lo contrario se podrían volver en nuestra contra.

Ver Post >
Trabajar gratis a cambio de qué

Hace dos semanas escribí en este mismo blog una entrada con el título “El trabajo de voluntariado cada vez más valorado por las empresas”. A raíz del mismo he tenido ocasión de hablar con varios conocidos sobre la necesidad de trabajar o no gratis, algo que es diferente del trabajo de voluntariado al que me refería en dicha entrada.

Coincidiendo con ello esta semana he leído en el blog de Mamem Boureau un post sobre el mismo tema titulado “No trabajo gratis”, en donde la autora expone sus razones por las que ha decidido no volver a trabajar sin recibir una remuneración económica a cambio.

No conozco personalmente a Mamen, pero entiendo sus argumentos y creo por lo que se trasluce entre sus palabras y su increíbles dibujos (os invito a verlos) que no es una decisión definitiva y está tomada en un momento de “cabreo”, ya que la línea entre lo que hacemos cobrando y sin cobrar es muy fina. Si no que se lo digan a los millones de españoles que hacen horas extras en el trabajo sin que sean remuneradas, porque también los que trabajan en empresas hacen parte de su trabajo “gratis”, pero a ver quién es el que se atreve a decir algo.

Trabajar gratis sin recibir nada a cambio creo que es algo que no lo hace nadie, es decir, que si nos plantean realizar un trabajo y nos dicen que no nos van a pagar, decimos que no, pero normalmente no se plantea esta situación así. Se trataría más bien de un “juego” entre dos partes: por un lado la persona o empresa que ofrece el trabajo pretende obtenerlo a cambio de algo que no es tangible económicamente; y por otro, la persona que lo acepta sabe que si hace ese encargo tendrá una recompensa. El problema viene cuando las expectativas no se cumplen, sobre todo en el segundo caso, y de esta forma el esfuerzo y el trabajo realizado es muy inferior a los beneficios que se consiguen produciendo una gran frustración y la sensación de haber sido “engañados”.

Está bien en ese punto que tengamos en cuenta cuándo vamos a hacer trabajos gratis, saber qué vamos a recibir a cambio, y sobre todo, valorar si nos interesa o no la propuesta.

¿Cuándo podemos plantearnos trabajar gratis?

1.- Cuando queremos conseguir experiencia laboral. Son las conocidas como prácticas laborales, de formación o becas, aunque en muchas de ellas sí que se recibe una pequeña remuneración. Todos en algún momento de nuestra vida hemos realizado trabajos por los que no nos han pagado, pero que nos han ayudado a aprender la profesión ya fuera de peluquero, abogado o periodista, pero siempre dentro del marco legal que regula este tipo de actividades. Está en nuestra mano aceptarlos o no, y sobre todo, decidir cuándo debemos dejar de hacerlas, porque es verdad que nos podemos encontrar como en el caso de la última película de Robert de Niro siendo becarios a los 70 años.

2.- Cuando lo utilizamos como estrategia para darnos a conocer. Hemos abierto un negocio o empezado una nueva andadura profesional y es posible que no tengamos “clientes”, una forma de darnos a conocer es realizar pequeños trabajos puntuales a conocidos con el objetivo de que empiece a funcionar el boca a boca.

3.- Para conseguir un reconocimiento que puede “atraer” a otros clientes. Un peluquero valenciano conocido por peinar a una famosa cantante comentaba hace poco que económicamente no le era rentable por los gastos de desplazamiento y disponibilidad horaria que conllevaba, pero la publicidad que le da le compensa ese trabajo con el incremento en el número de clientes atraídos por el hecho de ser “el peluquero de”. Posiblemente si él decidiera ser el peluquero de la vecina del 5º le supondría el mismo gasto y esfuerzo, pero no obtendría el mismo ROI (retorno de la inversión) que en el primer caso.

Somos nosotros los que debemos valorar si nos interesa o no aceptar este tipo de propuestas. Muchas personas se lo plantean como un gasto en publicidad o marketing: en vez de hacer folletos o cuñas de publicidad hacen trabajos que les pueden aumentar los clientes o las oportunidades profesionales.

En los casos a los que me he referido son cuando somos trabajadores por cuenta propia y somos nosotros los que decidimos sobre el trabajo que queremos hacer o no. En el caso de que fuera para una empresa, es decir, como trabajadores por cuenta ajena, la legislación no permite trabajar sin recibir una remuneración a cambio. En el caso de que conozcas casos en los que se produce se puede denunciar ante la Inspección de Trabajo que incluso ha abierto un “buzón de lucha contra el fraude laboral” para dejar denuncias de forma anónima.

Ver Post >
Sobre el autor Amalia López Acera
Responsable de comunicación y redes sociales del Servicio Valenciano de Empleo y Formación (SERVEF)