Las Provincias

img
Categoría: dinero
LA PASIÓN POR EL DINERO

Desde hace tiempo contemplamos absortos cómo de todos los colores, de todas las edades, de todos los círculos sociales… TODOS, casi sin excepción han sucumbido a la pasión por el dinero. Y es que desde hace más de 15 años llevo investigando con mi colega Thomas Li-Ping Tang de la Universidad de Middle Teennessee (EEUU) el “amor por el dinero”. Una escala de actitudes hacia el dinero que ha demostrado su gran poder de predicción a la hora de utilizarse en los contextos laborales. Las actitudes hacia el dinero tienen tres vértices: afectivo, comportamental y cognitivo. Y lo que hemos encontrado es que las personas que tienen una actitud positiva hacia el dinero pero que no lo gestionan bien tienen intenciones comportamentales no éticas altas.

Es difícil, en la sociedad actual que vivimos, contemplar cómo se niegan medicinas a los afectados por la hepatitis C y al mismo tiempo ver la cantidad de dinero que se ha robado y malgastado por la carencia de control en la gestión pública. Y es que más que nunca necesitamos nuevos modelos de gestión pública mucho más modernos, ágiles y sobre todo éticos. Esto es posible, sencillamente hay que tener una nueva mentalidad social. Y ese es nuestro verdadero reto actual. Ya lo dijo Voltaire “cuando se trata de dinero, todos son de la misma religión”

@roberiluna
www.robertoluna.es

Ver Post >
¡MAS GESTIÓN Y MENOS DEDAZO!

No deja de sorprenderme cómo en los entornos, supuestamente voluntaristas, como la política, las asociaciones o las ONGs hay tanta carencia de dirección y gestión profesionalizada. Ser voluntario no significa que de repente te vayas a convertir en un gran líder, dirigir equipos, hacer proyectos o establecer planes de viabilidad. Y es que quizás deberíamos diferenciar cada vez más lo que es la aportación estratégica de las ideas y lo que es la implementación de las mismas.

Pongamos el caso político, en este país se han hecho grandes inversiones sin planificar su proyecto de gestión y su viabilidad. La política debería establecer la estrategia acorde a un ideario pero no definir directamente, a dedo, como pasa en este país. Se sigue utilizando el dedo para decir que debe haber más inversión en una comunidad que en otra, y muchas veces por pactos contraídos previos o preferencias personales, vamos nada que ver con la política ni con la estrategia. Se planifican inversiones en pueblos y localidades de 5.000, 10.000 o 20.000 habitantes sin contemplar su impacto ni el proyecto de viabilidad ni el proyecto de gestión. Todos conocemos casos de pueblos en Valencia que los separa una calle, y donde ambos pueblos tienen instalaciones de lujo que cualquiera de ellas podría abarcar no solo ese pueblo sino tres o cuatro más. Pero creo que hemos entendido mal la diferenciación y sentido de lo local, lo provincial, o lo comunitario. Hemos visto instalaciones que después de haberse construido para un evento ya nunca más funcionaron (¿dónde estaba el proyecto de viabilidad y el de gestión?), instalaciones que se construyeron y después se dieron cuenta que las disposiciones de los espacios no estaban pensadas para los usuarios (donde posteriormente hubo que hacer modificaciones de obra y adaptarlas a lo que indicara el gestor, en su caso claro), instalaciones que son verdaderos feudos de decisiones a dedo y nada públicas, instalaciones… podríamos seguir así todo el día, pero el argumento sería el mismo ¿dónde está el proyecto de viabilidad y de gestión? Se esconden cuando no interesan y se hacen públicos (los pocos que se han hecho) cuando interesa. Este maquiavelismo político es tan dañino que deberíamos plantearnos de una vez por todas, de un modo serio, profesional y científico que cada proyecto debe llevar asociado su impacto, coste, uso, con sus correspondientes informes. Siempre públicos y accesibles a todos, como ejemplo de transparencia. Y a partir de ahí aplicaríamos la lógica de la estrategia y la gestión (dirección organizativa y management) más que el dedazo que tanto daño ha hecho a este país. ¡Más gestión y menos dedazo!

Ver Post >
CARTA A LOS REYES MAGOS: Un decálogo para 2016

Ya puestos, con este maravilloso espíritu navideño, me gustaría pedir unas cuantas cosas a los reyes magos. Este decálogo no pretende ser ni exhaustivo ni excluyente, sencillamente sale del corazón con la intención de provocar una reflexión personal y compartida.

  1. Trabajo digno. Ya se que solo con pedir trabajo estaría bien, pero creo que hay que ponerle el apellido digno para que las personas puedan sentirse orgullosas y dignas, que se sientan que aportan tanto a ellos mismos (autoestima) como a los demás.
  2. Solidaridad real. No es que haya diferentes tipos de solidaridad, es que algunos se llenan la boca de solidaridad y más que sentirla la utilizan.
  3. Negociación sincera. Acostumbrados como estamos al “efecto apisonadora” de muchos partidos, es una nueva época de negociaciones y compartir proyectos.
  4. Políticos con verdadero sentido de servicio social y altruista. Necesitamos dignificar “realmente” el papel social del político, sin que se confunda con un “puesto laboral” ni como germen de corrupción.
  5. Valores más centrados en los principios humanos que en los materialistas que tanto nos consumen.
  6. Una educación más humana centrada en el desarrollo emocional y madurativo de nuestros hijos, y no absurdamente memorística ni llena de exámenes que miden la inoperancia de un sistema que no funciona.
  7. Una sanidad realmente para todos, con servicio profesional y medios, donde nuestros jóvenes médicos en paro puedan ejercer profesionalmente y ayudar a tantas personas en lista de espera.
  8. Una justicia que recupere su dignidad, donde nos sentamos orgullosas de ella, y no ahora que ha perdido su credibilidad por su falta de recursos e inoperancia.
  9. Un respeto a la diversidad en todas sus facetas, donde el genero, raza, educación, país, no sea un condicionante sino un valor a respetar.
  10. Y finalmente, necesitamos emprendedores sociales, que crean que pueden ayudar a transformar el mundo y crecer con él. Dignifiquemos la función del emprendedor como motor de causas sociales.

 Espero esta carta llegue a tiempo… pues creo es algo urgente…

Feliz 2016 os deseo a tod@s

Ver Post >
¿MAYORES INGRESOS, IGUAL FELICIDAD? CUESTIONANDO LA PARADOJA DE EASTERLIN

La Paradoja de Easterlin nos dice que un aumento de nuestros ingresos NO reporta un aumento de felicidad (en países donde las necesidades básicas están cubiertas). Pero ¿se puede decir hoy en día con la gran desigualdad que tenemos que esta paradoja sigue siendo veraz? La desigualdad ha provocado que las necesidades básicas no estén cubiertas en muchos individuos. Y la polarización social es uno de los viejos fantasmas que de nuevo está apareciendo en nuestras economías. Más que pensar que la paradoja de Easterlin no se cumple, lo que no se cumplen son las condiciones normales que el plantea, es decir, la necesidad que esta paradoja se de en sociedades con una menor desigualdad y con las necesidades básicas cubiertas. La crisis actual ha provocado de nuevo una tendencia regresiva hacia el valor del dinero como un bien fundamental para garantizar la vivienda, la alimentación, la sanidad y la educación. Todas estas áreas se han vuelto más precarias algunas por la crisis directa y otras por las tendencias de privatización implacables. De nuevo algunos principios de la economía se tambalean porque no se dan las “condiciones normales” para que se puedan aplicar. Pero sí es cierto, por mi experiencia en investigación sobre temas del dinero y su valor simbólico, que es un factor extrínseco, y que por lo tanto no motiva directamente nuestro desarrollo ni nuestra autorrealización. Quizás estos objetivos los estamos perdiendo de nuevo, pues la supervivencia acucia con más urgencia. Y es este sentido de supervivencia el que nos hace cambiar el sentido de nuestra búsqueda actual. Quizás es un lujo pensar en la paradoja de Easterlin, sin esas “condiciones normales”. ¿Y tú que piensas?

Ver Post >