Blogs

Mikel Labastida

El síndrome de Darrin

Antonio Gárate, rara avis de la pequeña pantalla

LOS SECUNDARIOS DE LA TELE (CAPÍTULO 5)

 


 

Los inefables imitadores tuvieron mucho que ver en la popularidad que lograron hace unos años (y mantienen aún) rostros televisivos como Punset o Antonio Gasset. Ni ‘Redes’ ni ‘Días de cine’, perdidos en las madrugadas del segundo canal de TVE, eran espacios dirigidos a un público suficientemente amplio como para conseguir una fama que les llevó incluso a anunciar pan de molde. Que un humorista te cace puede resultar un pasaporte perfecto para obtener una proyección extra entre tus audiencias no potenciales. Que le pregunten si no a Raquel Revuelta lo bien que le vino que Paco León customizase sus propios ‘Estrenos de Cartelera’ para ‘Homozapping’.

Antonio Gárate es carne de imitador. Rara avis como Gasset o Punset, posee una fuerte personalidad y ademanes y actitud idónea para terminar dando juego en un ‘sketch’. Todavía no ha llegado su hora, pero arribará. A la espera de que alcance una popularidad ‘mainstream’, Gárate es reconocido por los amantes de la cultura. Pocos periodistas demuestran tanto entusiasmo con su trabajo como el presentador del Canal 24 Horas.

Cada tarde recibe en el plató de la emisora pública de noticias a personajes relacionados con el cine, la música, el arte, la danza o la literatura y los somete a un minucioso interrogatorio para dar a conocer su trabajo. Se encarga de otorgar minutos de gloria a personajes y compañías a los que los informativos y los espacios más generalistas apenas prestan atención.

Se ocupa y preocupa por libros, películas, discos o exposiciones, términos en peligro de extinción en el panorama televisivo actual, más entregado a otros menesteres. No entiende de territorios ni de fronteras, lo mismo aborda festivales que acontecen en pequeñas ciudades españolas (no todo pasa en Madrid y Barcelona) que citas internacionales. Propone a los intérpretes que declamen, a los escritores que citen y a los músicos que toquen. A alguno incluso lo ha sacado a la azotea de los estudios de RTVE para que improvisase allí un recital en las alturas.

 

No le faltan recursos ni excentricidades a este presentador, al que costaría imaginárselo tomando las riendas de un ‘reality’ o de un debate-jaleo político. Nunca se sabe. Tampoco lo hubiésemos dicho de Mercedes Milá y mira. Pero ¿de dónde ha salido este presentador? Su pasado cultural explica la pasión que pone a los contenidos de los artistas. Y es que Gárate es uno de los suyos.

Realizador de cine, debutó en las gran pantalla en 1998 con la película ‘Besos y abrazos’, una historia en torno a un profesor de dibujo pamplonés hospedado en Madrid y la incesante búsqueda de la verdad sobre lo que le pasó por parte de su hermana. El origen del protagonista no era casual. Al fin y al cabo, Gárate nació en Pamplona y se crió entre Elizondo y Zugarramurdi, como las brujas de Álex de la Iglesia. El emotivo filme no corrió demasiada suerte comercial, un objetivo que seguro tampoco perseguía el periodista, acostumbrado a trabajar en márgenes y periferias.

«Entiendo por qué Woody Allen nunca ve las películas cuando las termina. Creo que si las viese al cabo de algunos años, siempre cambiaría cosas», aseguró en una ocasión en un encuentro digital el realizador, mostrando un lado perfeccionista que se le adivina en cada uno de sus trabajos, desde un pequeño reportaje hasta un documental. Ocho años después volvió a la pantalla grande para escribir una nueva página en su currículum con la cinta ‘Un año en la luna’, sobre las vidas de varios personajes que coinciden en un bar céntrico de Madrid, La Luna. Gente joven que se encuentra con sus primeras frustraciones son el motor de una película de poco presupuesto y buenas intenciones no del todo obtenidas.

En la televisión pasó por Gran Vía Digital para conducir magacines musicales, ha sido enviado especial a festivales y ha colaborado en títulos como ‘Miradas 2’ o ‘Agrosfera’. Ahora reparte cultura entre tanta información política y económica, y cuela arte y escenarios donde reinan los números y los proyectos de ley, aunque bien sabe que estas áreas sólo otorgan papeles secundarios.

 

 

Artículo publicado en los diarios de Vocento el 16/08/2015

Temas

antonio garate, canal 24, cultura

Otro sitio más de Comunidad Blogs lasprovincias.es

Sobre el autor

Crecí con 'Un, dos, tres', 'La bola de cristal' y 'Si lo sé no vengo'. Jugaba con la enciclopedia a 'El tiempo es oro' imitando al dedo de Janine. Confieso que yo también dije alguna vez a mi reloj: "Kitt, te necesito". Se repiten en mi cabeza los números 4, 8, 15, 16, 23, 42. Tomo copas en el Bada Bing. Trafico con marihuana en Agrestic y con cristal azul en Albuquerque. Veo desde la ventana a mi vecino desnudo. El asesino del hielo se me aparece en cada esquina y no me importaría que terminase con mi vida para dar con mis huesos en la funeraria Fisher.

agosto 2015
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31