Las Provincias

img
El trabajo de voluntariado cada vez más valorado
img
Amalia López Acera | 13-10-2015 | 11:34

Este puente hablando con el hijo de unos amigos me comentaba que se sentía frustrado ya que aunque tenía formación (técnico medio en electricidad) le rechazaban de la mayoría de las ofertas de empleo porque no podía acreditar más experiencia profesional que la realizada durante el periodo de prácticas, la cual llegaba apenas a tres meses. Y claro, si no te dan la oportunidad de trabajar, no puedes aumentar tu experiencia, y si no tienes experiencia, no puedes acceder a las ofertas. Parece un círculo vicioso difícil de romper.

Le conté el caso que me había pasado con un chico en su misma situación al cual había atendido hacía unos años en la oficina de empleo y que me contó su experiencia la cual me pareció una buena idea para conseguir experiencia laboral.

Este chico, procedente del sector de la construcción, había hecho un curso básico de cocina (nada de master chef ni top chef), apenas unos meses de formación que le daban las bases de lo que era el trabajo de ayudante de cocina pero que le servía de bien poco ya que no tenía experiencia laboral en ese campo, por lo que no podía acceder prácticamente a ninguna oferta de empleo en este sector.

Me contó que mientras seguía buscando trabajo pensó en cómo podía adquirir más experiencia si no había nadie que le quisiera dar una oportunidad, y se le ocurrió una idea. Se puso en contacto con un comedor social y se ofreció como cocinero, labor que estuvo desempeñando durante algo más de un año. Aprendió lo que es preparar comidas para más de 400 personas, cómo se debe gestionar una despensa, cómo elaborar menús equilibrados y algo muy importante, lo que supone trabajar en equipo en una gran cocina.

Tiempo después encontró una oferta de empleo en un hotel donde necesitaban personal para sus cocinas. Presentó su candidatura, y en este caso junto al curso de formación acompañó la experiencia acreditada por la ong en la que certificaba su experiencia como cocinero. Y no sólo eso, me comentó que incluso llamaron al hotel para reforzar su candidatura (cadena de favores).

Y si, el milagro se produjo y consiguió el puesto. Muchos podrán pensar que hacer labores de voluntariado para conseguir experiencia laboral puede ser egoísta o interesado, pero vamos a verlo desde la perspectiva de que podemos ayudar a los demás desde el ámbito que mejor sabemos hacerlo, y que esto además nos ayudará a conseguir experiencia.

Existen plataformas de organizaciones de voluntariado donde publican sus necesidades de personal como hacesfalta.org o plataforma del voluntariado tanto de ofertas de trabajo remuneradas como sin remunrar. Allí podemos encontrar desde puestos de profesores de idiomas, asesores fiscales, auxiliares de enfermería, psicólogos, monitores…. En nuestro país cada día las empresas valoran más en los procesos de selección el que los candidatos realicen o hayan realizado labores de voluntariado, incluso LinkedIn, la red profesional por excelencia incorporó hace 4 años un apartado dedicado en exclusiva a recoger este tipo de acciones y como ellos mismo anuncian “1 de cada 5 personas contrataron a alguien por su labor de voluntariado”.

Sobre el autor Amalia López Acera
Responsable de comunicación y redes sociales del Servicio Valenciano de Empleo y Formación (SERVEF)