Las Provincias
img
Figuras ocultas
img
Juan Sanchis | 26-01-2017 | 18:16

 

Las tres protagonistas.

Las tres protagonistas.

El boicot de un sector de Hollywood a los Oscar por el escaso número de nominaciones a afroamericanos el año pasado parece haber tenido su influencia. Este año no se han olvidado . Denzel Washington, Octavia Spencer, Barry Jenkins, Ruth Negga, Pharrell Williams… son algunos de los afortunados que este año competirán por conseguir el premio más popular del mundo del cine. ‘Figuras ocultas‘ (2016) se encuentra entre las candidatas a mejor película. La historia de la contribución de tres mujeres negras a la llegada del hombre a la luna parece rodada pensando en los Oscar. Por de pronto ha alcanzado la final, tal y como refleja la nominación conseguida esta semana.

Ficha

Calificación: Aconsejable. Entretenida. Título original. Hidden Figures. 2016. Duración: 127 min. País EE UU. Director: Theodore Melfi. Guión: Allison Schroeder y Theodore Melfi. Música: Benjamin Wallfisch, Pharrell Williams, Hans Zimmer. Fotografía: Mandy Walker. Reparto: Taraji P. Henson, Octavia Spencer, Janelle Monáe, Kevin Costner, Jim Parsons, Mahershala Ali, Kirsten Dunst.

 

Cartel de 'Figuras ocultas'.

Cartel de 'Figuras ocultas'.

Theodore Melfi, director de la reconocida ‘St. Vicent‘ (2014), vuelve a la dirección dos años después con ‘Figuras ocultas‘. Melfi se sirve de la colaboración de tres mujeres afroamericanas en la carrera espacial en los años 60 en la NASA para abordar la lucha por los derechos civiles. Pero al contrario de lo que ocurre en otras producciones de este corte, se huye de la épica, los grandes hechos y la historia de los personajes de renombre, para, en cambio, mostrar cómo la labor oscura de tres mujeres anónimas sirvió para agrietar este muro de vergüenza. La escena, en este sentido, en la que Kevin Costner destroza el cartel del servicio sólo para mujeres de color marca el tono de la producción por su sorprendente sobriedad. Con el acompañamiento musical adecuado podría ser uno de los momentos cumbres de la película, pero el director opta por no utilizar la banda sonora y otros recursos para evitar cualquier tono heroico.

Que nadie espere escenas llenas de tensión o de emoción como en películas como ‘Arde Mississipi‘ (1988), las producciones de Spike Lee, ‘Conspiración de silencio‘ (1955), ‘Selma‘ (2015) o un final tan sentimental como en ‘Amistad‘ (1997) sonando ‘Saving Grace‘. Al contrariola segregación racial está tratada de forma amable, mucho menos dramática y quizá por ello más real. La escena en la que Octavia Spencer trata de conseguir un libro en la biblioteca para blancos y la explicación que luego da a sus hijos es otro de los hitos de la película, pero alejado de cualquier grandilocuencia. No es el típico drama con el Ku Klux Klan, abogados, grandes pleitos y un caso en el que se juega la vida de alguien. Es la cotidianedad de la segregación y la lucha de tres personas normales contra ella, sin grandes actos heroicos, pero sí constantes, sin ceder jamás. E invita a preguntarse cual de las formas de presentar el racismo en los EE UU de aquellos momentos es más real.


Justo al otro lado se encuentran los blancos. Melfi evita el maniqueísmo y los presenta, empezando por personajes que encarnan Costner, Kirsten Dunst o Jim Parsons (uno de los geniecillos de ‘The Bing Bang Theory‘). Son gente normal que sencillamente no se ha planteado la situación, pero que a través del contacto personal va cambiando de actitud. En esta caso, se trata de una evolución mucho más verosímil y adecuada a la mentalidad de aquellos años.

Como todas las películas pensadas para entrar en la carrera de los Oscar y conseguir una buena recaudación, es una producción muy cuidada en la fotografía, vestuario, ambientación, diálogos y guión. Las interpretaciones son buenas, hasta Kevin Costner hace un papel soberbio. Pero entre ellas destaca la actuación de Octavia Spencer, nominada para el Oscar a la mejor actriz secundaria y ya ganadora de una estatuilla por ‘Criadas y señoras‘ (2011). Rayan también a gran altura Henson y Monáe. Se deja ver con agrado y su calidad y factura son impecables.

 

Centro espacial de la Nasa con Costner y Taraji P. Henson.

Centro espacial de la Nasa con Costner y Taraji P. Henson.

 

Octavia Spender en 'Criadas y señoras'.

Octavia Spender en 'Criadas y señoras'.

La película se estructura en torno a la vida de las tres protagonistas: la primera supervisora de la Nasa (Spencer), la primera ingeniera negra de EE UU  y la matemática que calculó las primeras trayectorias para las naves espaciales americanas. Mantiene el ritmo, no aburre ni se hace pesada en ningún momento y permite pasar un rato agradable (no olvidemos que uno de los objetivos del cine es entretener).

Hay quien podría pensar que la película tiene un cierto aire ‘ñoño’, sentimental o, quizá, que estamos ante una americanada más. Es cierto que la película presenta una visión optimista que no es muy común cuando se aborda esta temática. Pero también es verdad que la segregación siempre tiende a abordarse desde un punto de vista dramático. Dar un giro de vez en cuando no parece tan mala idea.

 

Sobre el autor Juan Sanchis
"¿Usted ha visto caminar a Henry Fonda? Pues eso es el cine”. Así definía John Ford el Séptimo Arte y creo que no hay una mejor. El cine es lo que cada uno quiere que sea. Otro maestro, Billy Wilder, afirmó que "Si el cine consigue que un individuo olvide por dos segundos que ha aparcado mal el coche, no ha pagado la factura del gas o ha tenido una discusión con su jefe, entonces el cine ha alcanzado su objetivo". No hay más que añadir.

Otros Blogs de Autor