Las Provincias

img
Categoría: Sin categoría
Cómo aprender (gratis) inglés

Durante mis años trabajando en un centro SERVEF de empleo entre las funciones que desempeñé estaba la de asesora EURES, una figura que está presente en todas las oficinas de empleo y que tiene como objetivo ayudar a aquellas personas que quieren buscar trabajo en el extranjero. Uno de los principales problemas con los que nos encontramos es el del desconocimiento de idiomas, especialmente del inglés, lo que dificulta el acceso no sólo a ofertas en el extranjero sino incluso también en España. A lo largo de esos años he ido recopilando toda una serie de recursos y herramientas para el aprendizaje del inglés con el fin de ponerlos a disposición de aquellas personas que querían aprender este idioma.

Parto de la base de que todos los recursos que se proponen son gratuitos, ya que recomendar academias o estancias en el extranjero sería muy fácil. He hecho un resumen con aquellos que considero son más interesantes:

Foto: Banco de imágenes gratuito Pixabay

1) Cursos on-line. El primer paso sería seleccionar un curso de los que se ofrecen en internet según nuestro nivel, con el objetivo de reforzar los conocimientos en gramática. Entre otros encontramos: 

- Aula fácil. Es una plataforma que ofrece cursos gratuitos de idiomas que van desde el nivel A1 hasta el First. Dividido en lecciones podemos estudiar la gramática, hacer ejercicios autocorregibles, grabar y escuchar la pronunciación…También ofrece un certificado gratis de realización del curso tras superar un examen online.

- La mansión del inglés. Es el mayor portal español para aprender inglés. Ofrece cursos en 4 niveles, ejercicios de listening…además de poder descargarte la gramática, libros en inglés, etc..

- La BBC (televisión pública inglesa) tiene una plataforma gratuita para aprender inglés, BBC learning english y también dispone de otra plataforma para que los niños aprendan inglés jugando, BBC Kids learning english.

- Prueba de nivel de inglés. ¿No sabes qué nivel tienes de inglés? La UNED dispone de una prueba gratuita para evaluar tu nivel de conocimiento.

2) Diccionarios on-line:

- Oxford dictionaries

- Cambridge Free English Dictionary

3) Podcasts. Es un buen ejercicio escuchar audios para acostumbrarnos al sonido de esta lengua.

- Tu inglés. Dispone de un total de 71 podcasts que puedes escuchar directamente o descargarlos, además de los textos para poder seguirlos.

- Listen to listen. Cuenta con más de 200 postcats de corta duración y que puedes también descargarte además de suscribirte para que cuando haya uno nuevo te llegue a tu correo electrónico.

- Culips. Aquí encontrarás posts con diferentes velocidades y otros que utilizan expresiones cotidianas, jergas..

4) Blogs para aprender inglés

- El blog del inglés. Es un gran clásico para todos aquellos que están aprendiendo inglés. Escrito por una profesora (Mónica) en él se dan consejos, herramientas, trucos y recomendaciones muy interesantes.

- Englishbegginer. Ofrece recomendaciones y recursos para el aprendizaje del inglés.

5) Para practicar la pronunciación.

- Howsay. Tiene más de 180.000 palabras y simplemente pasando el ratón por la palabra que quieres escucharás cómo se pronuncia.

- Guía ESL de sonidos vocálicos del inglés. Incluye una base de datos de más de 200.000 palabras para practicar.

6) E-books y libros para leer

- Proyecto Gutenberg. El mayor sitio de descargas de e-books en internet.

- ManyBooks funciona de manera similar a Project Gutenberg y ofrece más de 26.000 libros gratis de dominio público y con licencia de Creative Commons.

7) Periódicos. En internet podemos encontrar las ediciones en digital de periódicos escritos en inglés. Pero generalmente esas informaciones nos quedan muy lejos, por lo que os propongo 2 alternativas para que podáis leer periódicos en inglés:

- El Pais in English. Uno de los principales periódicos españoles cuenta con una edición en inglés en donde podemos seguir la actualidad diaria mientras practicamos.

- Marca English. Para los amantes del deporte también pueden encontrar en inglés el periódico deportivo Marca.

8) Radio. Por internet podemos escuchar las principales emisoras de radio en inglés. También encontramos una dedicada en exclusiva al aprendizaje del inglés:

- Vaughan Radio. Es uno de centros de enseñanza de inglés más conocidos en nuestro país y dispone de un canal de televisión y una emisora de radio. Es interesante ya que podemos aprender inglés mientras escuchamos la radio en el coche o en casa.

9) Televisión. Una de las razones por las que los países del resto de Europa tienen un mayor nivel de conocimiento de inglés es porque en sus países no doblan las películas y las dejan en versión original con subtítulos. Esta es una forma de poder practicar inglés desde hoy mismo seleccionando el idioma original de las películas en nuestro televisor. Si al principio tenemos dificultades podemos poner los subtítulos en inglés o en castellano. Lo mismo podemos hacer con nuestros hijos acostumbrándoles a escuchar los dibujos animados y series en inglés.

10) Apps. Con la aparición de los smartphones tenemos cientos de aplicaciones con las que poder aprender inglés desde nuestro móvil mientras esperamos el autobús, por ejemplo. Hay apps para practicar gramática, pronunciación, hacer crucigramas… sólo tienes que meterte en Android Market o App Store y descubrirlas.

- Duolingo. Es una de las mejores aplicaciones para aprender inglés a través de sus cursos, juegos, etc..

- English Grammar in Use. Es la aplicación oficial de la English Gammar in Use escrita por Raymond Murphy.

- Busuu. La famosa plataforma de aprendizaje de inglés a través de ejercicios y juegos de palabras también tiene una aplicación para dispositivos móviles.

11) Tándems lingüísticos. Uno de los principales problemas que encontramos mientras aprendemos inglés es que tenemos dificultad para poder practicar la lengua con una persona nativa. Lo mejor es buscar personas que quieran aprender español y así hacer un intercambio: parte del tiempo hablamos en inglés y parte en castellano. Para ello encontramos varias alternativas:

- Bares. Existen numerosos bares que organizan encuentros para practicar inglés. La idea no es estar todo el día en el bar, sino conocer a una persona con la que después podamos quedar para practicar inglés paseando o incluso haciendo la compra.

- Erasmus. Contactar con los servicios de erasmus de las diferentes universidades ya que suelen tener plataformas donde os pondrán en contacto con alumnos extranjeros que quieren aprender castellano.

- Conversation Exchange. Otra opción es buscar en internet personas con las que poder hablar en inglés. Esta página te ofrece 3 posibilidades: face to face (es decir, cara a cara), a través del chat (bueno para practicar cuando todavía no tenemos soltura) o por webcam.

- The Mixxer. Está diseñado para conectar a estudiantes de idiomas por todo el mundo.

- My language exchange.Con más de 1 millón de usuarios de 130 países es imposible no encontrar una persona con la que poder practicar inglés.

12) Recursos específicos de empleo.

- My interview simulator. Es un simulador con las principales preguntas en inglés que te pueden hacer durante una entrevista de trabajo.

- Entrenador de entrevistas FP. El Ministerio de Trabajo a través de su web www.todofp.es tiene 34 ejemplos de cómo realizar una buena entrevista de trabajo en inglés.

- Currículum en inglés. El JobCentre Plus ofrece consejos sobre cómo hacer un currículum en inglés, entrevistas de trabajo, modelos de carta de presentación…

- How to write a sucessful CV. La BBC ofrece consejos sobre cómo escribir un currículum de trabajo en inglés y otros aspectos relacionados con la búsqueda de empleo.

13) Aprender el inglés de nuestra profesión. Cuando ya tenemos un nivel aceptable de inglés nos podemos encontrar con el problema de que desconocemos el vocabulario propio de nuestra profesión, ya sea de administrativo, ingeniero o médico. Una posibilidad es hacer algunos de los cursos gratuitos que encontramos en:

- Coursera. Es la mayor plataforma de MOOC´s en este momento con más de 17 millones de estudiantes y de la que forman parte más de 138 universidades. Tiene una oferta de 1.781 cursos de todas las especialidades.

- edX. Son cursos ofrecidos por las universidades de Harvard, Berkeley, MIT o Columbia y son de contenido más técnico o científico. En estos momentos hay disponibles más de 838 cursos.

Estos son sólo unos pocos ejemplos de los miles que podemos encontrar. Mi objetivo era mostraos que si buscáis en internet podréis encontrar recursos gratuitos para aprender inglés. Simplemente tenéis que elegir aquellos que más os interesan y configurar así vuestro propio “plan de estudios” de inglés.

Ver Post >
¿Cómo me puede ayudar un orientador laboral?

La figura de los orientadores laborales es clave dentro de las estructuras de los servicios públicos de empleo siendo uno de los servicios más demandados por los ciudadanos. Muchas personas cuestionan su trabajo porque desconocen en muchos casos las ventajas que puede tener el hecho de recurrir a ellos.

Fuente: SERVEF

Estamos acostumbrados a creer que solos podemos resolver nuestros problemas, de ahí que muchas personas no acudan a un psicólogo si tienen un problema, a un mediador familiar o como es el caso, a un orientador laboral. Todos creemos que sabemos cómo buscar empleo, y que si no lo encontramos es porque no hay ofertas de trabajo, no porque no sepamos cómo hacerlo.

En una situación como la que hemos vivido en las últimas décadas en las que había más ofertas de trabajo que personas demandantes, su función parecía no tener mucho sentido ya que era fácil encontrar empleo. Pero en unos momentos como los actuales en los que el mercado laboral ha sufrido importantes cambios, no sólo por la reducción del número de ofertas, sino por otros factores añadidos como el cambio de perfiles profesionales, la forma en cómo las empresas buscan y seleccionan a los candidatos, o la necesidad de contar con nuevas habilidades o skills hace que su función haya tomado importancia.

¿En qué puede ayudarnos un orientador profesional?

  • Lo primero de todo es que nos ofrece una atención personalizada. Se ha acabado el tiempo en el que se daban “recetas” iguales para todos, ya que no es lo mismo una persona que tenga formación universitaria que una que no tenga estudios, ni alguien con 25 años a otra que pasa de los 50. Un orientador nos dará una atención personalizada en función de nuestras circunstancias personales y profesionales. Para ello utilizan el IPI, itinerario personalizado de inserción.

  • Diseñar una estrategia de búsqueda de empleo. No se trata de enviar cientos de curriculums a modo de spam o visitar empresas de forma aleatoria como solíamos hacer unos años. Todavía hay muchas personas que comentan “voy a ir al polígono a dejar curriculums”, hoy esa táctica ya no funciona. Un orientador nos ayuda a saber cómo podemos diseñar nuestra propia estrategia de búsqueda para que sea lo más efectiva posible seleccionando dónde tenemos que ir, no se trata tanto de la cantidad de curriculums que enviemos sino de la forma en que generemos las oportunidades profesionales.

  • Definir el perfil profesional que necesitamos para adecuarnos a las necesidades actuales del mercado laboral. Puede ser que sea necesario un curso de formación concreto (factura plus, certificado de profesionalidad o un módulo de formación profesional) o bien decirnos que no es necesario ya que tenemos la formación adecuada y que sin embargo es importante desarrollar una habilidad como el manejo de redes sociales profesionales como LinkedIn.

  • Fijar nuestro objetivo laboral y ayudarnos en la toma de decisiones sobre una opción u otra, mostrándonos las ventajas e inconvenientes de elegir por ejemplo entre preparar unas oposiciones, montarnos un negocio o buscar empleo por cuenta ajena. Elaborar juntos un DAFO es importante ya que nos ayuda a ser realistas sobre las opciones que barajamos. En muchas ocasiones pedimos consejos a familiares o amigos pero es recomendable contar con un profesional objetivo que nos ayude a tomar una decisión.

  • Elaborar un buen curriculum. No sólo en papel, sino también un curriculum 2.0 ya que en una situación como la actual contar con un perfil en LinkedIn o beBee es igual de importante o más que tenerlo en papel.

  • Saber cómo buscar ofertas a través de internet en portales de empleo, en los servicios públicos o cómo utilizar la autocandidatura en función de la información disponible en asociaciones empresariales, colegios profesionales y otras instituciones.

  • Acceder a los recursos de búsqueda de empleo que ellos manejan. Los orientadores laborales dedican gran parte de su trabajo a recopilar información, enlaces o herramientas que ponen a nuestra disposición facilitándonos el acceso a muchos recursos que podemos desconocer y que nos pueden ayudar tanto en cuanto a formación como a búsqueda de empleo.

  • Mostrarnos cuáles son nuestras carencias o fallos, o bien decirnos lo que estamos haciendo bien. Nos pueden ayudar a preparar una carta de presentación o cómo enfrentarnos a una entrevista de trabajo. Por ejemplo en el SERVEF se hacen todos los meses talleres de entrevista con simulaciones reales, ejemplos de entrevistas dinámicas, etc.

  • Apoyo emocional. Esta es quizá una de las funciones más complicadas que desarrollan ya que cuando una persona lleva mucho tiempo desempleada aparecen sentimientos como frustración o desmotivación que el orientador nos puede ayudar a superar y a no tirar la toalla en la búsqueda de empleo.

Todos tenemos siempre cosas que aprender. Los propios orientadores cuentan cómo cada día aprenden algo de las personas a las que atienden y ese aprendizaje lo van acumulando. Cada orientador atiende a más de 1.000 personas desempleadas cada año, por lo que tienen un importante bagaje de lo que funciona o no en la búsqueda de empleo.

Desde hace unos meses en el SERVEF se puede solicitar cita previa por internet con un orientador para que nos atienda de forma personalizada, al cual podremos acudir todas las veces que lo necesitemos, ya que cada persona tiene unas necesidades diferentes y habrá gente que requiera sólo de una sesión, y otros en cambio, tendrán que acudir varias veces.

Ver Post >
6 consejos para preparar una entrevista de trabajo

Después de haber enviado decenas de curriculums y de haber hecho cientos de contactos a través de LinkedIn, por fin nos han llamado para una entrevista de trabajo. En unos días nos enfrentamos a una prueba la cual sabemos será decisiva de cara a conseguir ese puesto de trabajo. A pesar de lo transcendental de la cita, ¿nos preparamos las entrevistas, o más bien confiamos en que sabremos salir “airosos” de la situación improvisando? Ahí van:

1) Busca toda la información posible sobre la empresa. Conocer cuál es su sector, dónde tienen sus oficinas o sedes, el nuevo catálogo de productos…. Cuanta más información tengamos, mejor, ya que demostraremos a la empresa (y sobre todo al reclutador) que realmente estamos interesados y queremos trabajar con ellos. Hoy en día a través de internet es muy fácil acceder a este tipo de información (páginas webs, redes sociales….) y en la entrevista siempre podemos decir en un momento dado “la nueva línea de producción que habéis abierto de productos congelados es muy interesante”. No se trata de soltar todo el “rollo” de lo que sabemos, sino de dejar “caer” un par de detalles. Además, en el caso de que nos preguntasen directamente por ello, no tendríamos problema en responder.

2) Conocer a la persona que nos va a entrevistar es sin duda un factor clave, ya que si sabemos cuál es su formación, las empresas en las que ha trabajado o cuánto tiempo lleva en esta empresa, nos podremos hacer una idea de cómo es. Esta labor de búsqueda es muy fácil en LinkedIn, pero recuerda que si no tienes la versión Premium, si visitas el perfil de una persona él lo sabrá, por lo que aprovecha la ocasión para agregarlo como contacto. Y ya que estás en LinkedIn y lo tienes como contacto, comprueba si tenéis alguna persona en común a través de la opción “cómo estás conectado”, seguramente te lleves una sorpresa. También puedes “Googlear” su nombre a ver qué aparece, y aprovechar esa información a tu favor aunque sólo sean de aficiones. Por ejemplo, si hemos visto que participa en carreras populares y nosotros somos runners, podemos dejar caer que “me encantan los retos y este año he corrido mi primera maratón” (siempre que sea verdad, claro). Generamos más empatía con aquellas personas con las que compartimos aficiones.

3) Prepara una batería de posibles preguntas “incómodas” que te puedan hacer y ensaya las respuestas que darías. Por ejemplo, ¿por qué llevas tanto tiempo desempleado? o ¿no cree que es usted un poco mayor para el puesto? Generalmente solemos pensar que nos harán preguntas fáciles y sencillas (somos muy condescendientes con nosotros mismos) y por eso nos sorprenden a veces con este tipo de cuestiones, ya que quieren ver nuestra capacidad de reacción ante una pregunta incómoda. Es mejor tener preparadas o pensadas las posibles respuestas que quedarnos en blanco y no saber qué decir.

4) Ensaya la entrevista e incluso grábala. Recluta a tu hijo, sobrina o un amigo, y dile que haga de entrevistador con las preguntas que has elaborado más arriba, y hacéis una simulación de entrevista grabándola con el móvil. No te preocupes de la calidad técnica, lo importante es que puedas ver cómo te sientas, qué gestos haces, cómo te desenvuelves, por si tuvieras que mejorar algún aspecto.

5) Prepara la ropa que vas a llevar ese día. Piensa en cuál es la más adecuada para la empresa y para el puesto al que vas a optar: no es lo mismo para un puesto de jefe de departamento, que para un limpiador; ni un trabajo en un despacho de abogados, que en una empresa de diseño gráfico.

6) Aunque ya lo tengan, llévate un par de copias de tu curriculum ese día, así como los originales y fotocopia de los títulos de formación, carnés, contratos… En muchas ocasiones los reclutadores “dicen” no tener tu curriculum con el fin de comprobar si eres un persona previsora y organizada, por lo que si llegara el caso, esa parte la tendrías superada.

Una entrevista de trabajo es una situación que nos genera estrés y nerviosismo por sí sola, por lo que cuanto más controlados tengamos todos los detalles, con más seguridad y confianza nos desenvolveremos ese día.

Ver Post >
Sobre el autor Amalia López Acera
Responsable de comunicación y redes sociales del Servicio Valenciano de Empleo y Formación (SERVEF)