Las Provincias
img
Autor: Roberto Luna
El Síndrome de dirección “a la española”: necesitamos una transformación radical.
img
Roberto Luna | 14-07-2017 | 7:47| 0

El título de la entrada podría ser el nombre de una película de Fernando Esteso y Andrés Pajares, pues parece ser que tenemos un síndrome arraigado en nuestra cultura, que podemos denominar el síndrome “a la española”, que nos hace menos competitivos y con peor calidad directiva. Ya son muchos los casos de empresas multinacionales que se han visto sorprendidas cuando han visto que sus empresas son ejemplo de empleadores (tipo de mejores lugares donde trabajar o Best Place to Work) a nivel internacional y sin embargo en España no lo eran. En la mayoría de casos que conozco, la empresa ha cambiado al Comité de Dirección y ha puesto un CEO más orientado a personas, y ¡ha funcionado! Entre 2-4 años necesita una empresa para un cambio de esta magnitud, pero significa pasar del medievo a la modernidad en la dirección.

Y aunque no podemos generalizar, y tenemos muy buenos empresarios y emprendedores, hemos de decir que casi la mitad de empresas aún viven con este síndrome. ¿De qué se trata? Le voy a dar unas pistas a ver si lo reconoce, conteste estas diez preguntas y puntúese:

  1. ¿Su empresario o directivo sigue haciéndole salir tarde casi todos los días independientemente de lo que pone su contrato o de su voluntad? 1. Si no
  2. ¿Le dice normalmente que tiene que hacer un “esfuerzo extra” por “el bien de la empresa”? 1. Si    0. No
  3. ¿Le ha dado una lección magistral de comunicación y dirección con la frase “se hace así y punto”? 1. Si    0. No
  4. ¿Sigue viendo cómo se promociona el amiguismo y se le va gente con valía? 1. Si    0. No
  5. ¿Nota como las personas intentan no hablar mucho por si acaso? 1. Si    0. No
  6. ¿Se sienten orgullos de su empresa o, por el contrario, en voz baja nota como la gente se ríe del orgullo de pertenencia? 1. Hablan en voz baja,   0. Sienten Orgullo de empresa
  7. ¿Ha notado cómo “nadie” se equivoca en su empresa? (O al menos nadie lo hace público sobre todo los directivos y mandos intermedios). 1. Si    0. No
  8. ¿Le dicen eso de “gracias tenías que estar dando a la empresa por lo que hace por ti…” o algo similar? 1. Si    0. No
  9. ¿Nota cómo incluso cuando tiene tiempo libre (si lo tiene entre semana o fin de semana) no se quita la tensión y la presión de la empresa (pedidos urgentes, llamadas a deshoras, sensación de conexión 24 horas)? 1. Si    0. No
  10. ¿Ha tenido algún problema de estrés, cardiovascular, depresión o similar en los últimos dos años?  1. Si    0. No
  • Si puntúa entre 8 y 10, su empresa es un ejemplo vivo del síndrome “a la española”. Consejo: Huir si puede.
  • Si puntúa entre 5 y 7, su empresa fomenta el síndrome de modo regular, por lo que, intente que no le afecte o llegue a su área, o esté preparado para el cambio. Consejo: Si ve que no mejora en uno o dos años, entonces siga el consejo anterior.
  • Si puntúa entre 2 y 4, su empresa tiene futuro, solo necesita seguir mejorando en la dirección de personas y la orientación al talento. Consejo: analice con profundidad con su equipo los puntos del síndrome donde se dan y oriéntese a neutralizarlos de modo radical cuanto antes. El cambio es más que necesario.
  • Si puntúa 1 ó 2, enhorabuena, es de las pocas empresas donde aún se puede respirar y crecer como profesional. Consejo: Céntrese en esos puntos que han salido negativos para gestionar su cambio, neutralizarlos o que no le afecten, y oriéntese de modo positivo a su mejora.
  • Si puntúa 0 su empresa, por favor, dígame cual es, para decírselo a mis alumn@s y amig@s.

 

No olvidemos que la clave del liderazgo de hoy es precisamente nuestra capacidad de inspirar y desarrollar a nuestro equipo, y trabajar siempre desde la mejora personal y profesional.

Ver Post >
El destino profesional en nuestras manos
img
Roberto Luna | 11-06-2017 | 9:27| 0

No es que estemos solos antes nuestro futuro, estamos llenos de posibles retos e itinerarios profesionales posibles. La crisis, y el comportamientos de muchas empresas, han tambaleado el tradicional contrato psicológico que existía donde se defendía la estabilidad y la promoción interna como carrera de los profesionales.

Sin embargo, la nueva realidad está más clara que nunca, cada uno de nosotros somos responsables de nuestro futuro laboral a corto, medio y largo plazo. Quizás, en la medida que nos vinculamos a proyectos temporales con empresas, nuestro acorto plazo sigue algo mediatizado por ellas, pero el proyecto a medio y largo está completamente en nuestras manos.

Pero ¿estamos preparados? Lo que antes asumían muchos departamentos de los mal llamados Recursos Humanos y mejor denominar Dirección de Personas, y que gestionaban con planes de desarrollo, gestión del talento y diseño de competencias, ahora lo tenemos que asumir nosotros.

Y aunque estos planes de desarrollo siguen existiendo, el profesional asume el reto de su destino, de su talento, de su mejora competencial, del conocimiento de sus virtudes y áreas de mejora. Pero, ¿estamos preparados para asumir todo este proceso de crecimiento profesional y personal? ¿Tenemos los conocimientos de gestión del talento para conocernos y analizar nuestros objetivos a corto, medio y largo plazo?

Y es que aunque no estamos preparados del todo, los profesionales hoy en día están haciendo sus propios planes contratando coaches, mentores, cursos de formación y posgrado, cursos de especialización profesional y cursos online entre muchas otras opciones. Todo por una nueva situación donde la temporalidad acucia, aumentan los autónomos y los emprendedores, las empresas reducen plantillas y subcontratan externamente, nuevos proveedores externos para hacer empresas más agiles y nuevos contratos de talento por proyectos y objetivos. Nuevas maneras de organizarse todos, empresarios y empleados.

Tenemos el gran reto de generar recursos desde las diferentes organizaciones para facilitar el proceso de mejora de muchos profesionales que están en pleno proceso de cambio y desarrollo. Una nueva era, nuevos destinos y retos, y la responsabilidad en nuestras manos.

Ver Post >
Resumen de la 19 Jornada TMT Cambio social y en las empresas
img
Roberto Luna | 08-06-2017 | 10:12| 0

El martes 6 de Junio asistimos a la 19ª Jornada TMT, Talento y Management Tendencias, un ciclo de jornadas relacionadas con la dirección de empresas, la gestión del talento y el desarrollo personal y coaching que organizamos desde febrero de 2011. Estas jornadas actualmente se presentan en formato de dos al año (febrero y septiembre-octubre) con una entrada de 25 € donde se regala un libro de la colección TMT, y una jornada completamente gratuita (mayo-junio). Inicialmente, estas jornadas comenzaron por extensión de la actividad social y divulgadora del Master Propio en Gestión del Talento de la Universidad de Valencia, pero dada su gran expansión y afluencia de profesionales, actualmente recibe el apoyo y patrocinio también de la Empresa Centro Europeo de Coaching Ejecutivo que se encarga de la logística y coordinación del evento. Por las jornadas han pasado 58 ponentes de gran nivel, muchos de ellos conferenciantes y amigos del director de las jornadas Roberto Luna, el cual se encarga de diseñar el contenido temático y de los ponentes que se presentan.

A la 19 Jornada TMT vinieron Nuria Oliver, Genís Roca y Mariano Alcañiz. El resumen completo lo tienes en este link.

Ver Post >
Innovación y Cambio: Jornada gratuita valencia Martes 6 Junio 10-14h
img
Roberto Luna | 05-06-2017 | 7:43| 0

Link de inscripción

19ª Jornada TMT

 “El mundo que viene. Cambio y transformación social y tecnológica”.

19tmtvalencia

Ya puedes apuntarte a la jornada de mañana martes TMT, Talento & Management Tendencias con Nuria Oliver, Genis Roca y Mariano Alcañiz, y que presentaremos Marcos Alvarez y yo nuestros nuevos libros.

libromarcos libroobjetivosertumismo

 

Ver Post >
Aprendiendo siempre del talento en el deporte y de sus héroes
img
Roberto Luna | 14-05-2017 | 8:59| 0

Si algo aprendemos del deporte es la deportividad como valor inconfundible, un elemento único que habla de la capacidad de solidarizarnos y ser altruista con los demás. Y es que el deporte está lleno de valores que tristemente no encontramos en muchos otros escenarios, por eso a veces muchos nos refugiamos en estos héroes que son capaces de mantener nuestro ideal de valores y ética intacto.

¿Quién no se ha emocionado de ver de nuevo a Rafa luchando en los grandes escenarios y conseguir títulos? Más allá de los títulos, lo emocionantes es ver cómo Rafa vuelve una vez tras otra, intentando reinventarse continuamente y luchando por sacar su mejor versión. Cualquiera de nosotros hubiera asumido que ya le tocaba otra época profesional, y sin embargo, ha buscado siempre en su fortaleza mental para generar una nueva “remontada” de sí mismo.

Hace unos días estuve compartiendo escenario con dos grandes deportistas en un congreso y me permitió acceder a la persona que hay detrás del gran héroe.

Conocí a Tania Lamarca, bicampeona del mundo y olímpica de oro en Atlanta, y me impregné de su magia y alegría. Bella por dentro y por fuera, charlamos sin parar y pude comprender qué pasa en el después de un deportista de alto rendimiento. Sobre todo, después de leer su libro “lagrimas por una medalla”, donde uno se pregunta cómo la burocracia y el mundo federativo es capaz de hacer tanto daño al mismo deporte que pretende representar. Un gran libro de la historia de una niña con toda la crudeza de su vida diaria. Gracias Tania por ser tan valiente, no cambies nunca. ¡No deben ser deportistas claro! Gracias Tania, por incorporarte al mundo de mis amigos.

Por otro lado, conocí a una persona que me sorprendió por su personalidad y que no reconocí al principio, me refiero a José Luis Llorente Gento, exjugador de baloncesto que lo ha ganado casi todo, sobre todo el corazón de todos los aficionados a este bello deporte. Y es que Joe, aparte de ser abogado ha escrito también un libro titulado “espíritu de remontada”. Un magnífico libro que nos impregna de los valores del deporte y de la superación. Gracias por seguir ayudándonos Joe a sacar lo mejor de nosotros.

Gracias a todos los deportistas anónimos que siguen esforzándose y luchando por ser ejemplo de ellos y ejemplo para los demás. Aunque su deporte no sea el futbol, y por lo tanto no se los conozca tanto, siempre habrá un seguidor, un fan, un amigo, un familiar que verá en ellos ese ejemplo que necesitamos e

 

n el día a día para salir adelante y buscar nuestro “espíritu de remontada”.

Ver Post >