Las Provincias
img
'Vivir de noche', cuando Ben Affleck jugó a ser el padrino
img
Juan Sanchis | 02-02-2017 | 18:35

 

Ben Affleck y Sienna Miller en una escena de 'Vivir de noche'.

Ben Affleck y Sienna Miller en una escena de 'Vivir de noche'.

 

Siempre he considerado a Ben Affleck una especie de Mister Hyde (como intérprete) y Doctor Jekill (como director). Como actor es capaz de poner la misma cara besando a Kate Beckinsale en ‘Pearl Harbour‘ (2001) que intentando escapar del régimen de los ayatollah en el aeropuerto de Teherán en ‘Argo‘ (2012). Luego está el Ben Affleck director, con grandes dotes y autor de películas de tanta calidad como ‘Argo‘, ‘Adiós, pequeña adiós‘ (2007) o ‘The Town‘ (2010). Son la cara y la cruz , el blanco y el negro. Pero en ‘Vivir de noche‘ (2016) he visto como ambos extremos se acercaban, pero no por su mejor versión de actor, sino porque en su carrera de director su última cinta supone un bache. Aunque no es una mala película, no cumple las expectativas.

Calificación: Indiferente. Título original: ‘Live By NightDuración 129 min. País EE UU.  Director: Ben Affleck. Guión Ben Affleck (Novela: Dennis Lehane). Música: Harry Gregson-Williams. Fotografía:Robert Richardson. Reparto: Ben Affleck, Sienna Miller, Zoe Saldana, Elle Fanning, Chris Cooper, Brendan Gleeson, Chris Messina

Cartel de 'Vivir de noche'.

Cartel de 'Vivir de noche'.

Cuando Ben Affleck firma como director un película esperas un nivel mínimo que sin duda no alcanza en esta deslabazada historia de un ganster en plena época de la Ley Seca. Affleck tambén es autor del guión (no hay que olvidar que ganó un Oscar al mejor guión junto a Matt Damon por ‘El indomable Will Hunting‘ (1997)) basado en una novela de Dennis Lehane, que ha sido llevado al cine en varias ocasiones. Entre todas las versiones realizadas de sus obras quizá destaque ‘Mystic River‘ (2003), 0 un gran thriller como obra literaria y una de las obras maestras de Clint Eastwood’. Parecía que el éxito estaba casi garantizado. Pero algo falla en la película.

Quizá la causa de muchos de los fallos se encuentran en el guión. Junto a la trama principal, se enreda con una multitud de tramas, que termina sin cerrarlas, además de que no hacen más que despistar al espectador de la historia que quiere contar. Así, el argumento se diluye y no se acaba de entender la evolución del personaje principal. Además, uno no acaba de entender qué hace el Ku Klux Klan en una película de gánsters o por qué no se termina de sacar partido al personaje que interpreta Brendan Glesson o el Elle Fanning, subtramas con vida propia que hubieran contribuido a armar la historia principal.

Affleck parece querer mostrar con la evolución de Joe Coughlin que todo acto comporta sus consecuencias. Esa es la enseñanza del padre al hijo y el mensaje se ve repetido en varios momentos, pero ni el guión tiene la calidad suficiente para dejar claro lo que quiere decir ni el Aflleck actor da a su interpretación los matices necesarios para comprender la historia.

 

Ben Affleck dirigiendo.

Ben Affleck dirigiendo.

En cualquier caso la película se deja ver. Sin duda, Affleck demuestra que sabe contar historias y dirigir actores, salvo a él mismo. Su interpretación es decepcionante. No transmite nada, no consigue mostrar la evolución del personaje principal y se muestra más frío que un témpano de hielo. Es sorprendente que su cara en el cementerio junto a s hijo sea la misma que cuando se sienta con una pistola ante el sheriff. 

Aún así Affleck riza el rizo y trata de componer en algunos momentos su personaje inspirado en los personajes de Marlon Brando y Al Pacino en ‘El Padrino‘ (1972). Mientras la ambientación es equiparable, en la faceta interpretativa estas escenas no son más que un remedo de la genial cinta de Coppola. Por el contrario las escenas de violencia, muy abundantes y sangrientas, están muy bien dirigidas y el aire ‘a lo Coppola’ es más evidente y está mucho más conseguido.

La ambientación de la película, en cambio, es casi perfecta, cuidado hasta los más pequeños detalles. La Warner no ha escatimado en gastos en este aspecto. La recreación de los años 20 del pasado siglo es formidable y la banda sonora acompaña con especial acierto a los momentos de mayor violencia de la cinta.

Sobre el autor Juan Sanchis
"¿Usted ha visto caminar a Henry Fonda? Pues eso es el cine”. Así definía John Ford el Séptimo Arte y creo que no hay una mejor. El cine es lo que cada uno quiere que sea. Otro maestro, Billy Wilder, afirmó que "Si el cine consigue que un individuo olvide por dos segundos que ha aparcado mal el coche, no ha pagado la factura del gas o ha tenido una discusión con su jefe, entonces el cine ha alcanzado su objetivo". No hay más que añadir.

Otros Blogs de Autor