Las Provincias

img
Alimentos que mejor no des a tus hijos
img
Álex Martí | 11-12-2016 | 08:55| 0

fitnessandroll@gmail.com

Los padres siempre quieren lo mejor para sus hijos. Sin embargo, algo está fallando para que cada vez haya más casos de obesidad infantil (los datos son alarmantes), diabetes y enfermedades generadas por malos hábitos de vida.

 

De forma paralela es curioso ver cómo las familias se preocupan de que los peques aprendan idiomas, saquen buenas notas y hábitos para para que sean grandes personas en el futuro y, sin embargo, pasemos por alto la importancia de la alimentación. Evidentemente, son niños y no se trata de prohibir, sino de limitar el consumo de determinadas comidas hasta reducirlas a una anécdota en su dieta.

 

 

 

 

 

1.- Cereales del desayuno. Hay nutricionistas que incluso creen que es mejor que los peques no desayunen a que consuman estas bombas de azúcar que sólo sirven para hacerles resistentes a la insulina y un generador de grasa en el organismo. Salvo los copos de avena y algunas opciones integrales, el resto de los llamados ‘cereales de desayuno’ son una mala opción para empezar el día de manera habitual Ya si le añadimos cacao en polvo es una fiesta de azúcar sin apenas nutrientes.

 

 

 

 

 

 

 

2.- Zumos envasados. Agua con azúcar, colorante y unas gotitas de esencia de fruta. Eso es lo que esconde de verdad el zumo industrial. En serio ¿qué tiene que ver el sabor de un zumo envasado de naranja con ese regusto putrefacto a un zumo de naranja natural? Y mejor aún, las piezas de fruta enteras, con toda la fibra y la sensación de saciedad que da masticar una fruta.

 

3.- Galletas y bolleria. Aunque algunos cuenten con sellos de pediatras y de organizaciones sanitarias (una de las grandes vergüenzas de España), esconden una gran cantidad de conservantes y grasas saturadas. ¿Tanto cuesta preparar unas galletas en casa cada quince días?

 

 

 

 

 

4.- Pan de molde. A la hora de comer pan es la peor opción. Opta mejor por pan integral siempre que puedas y arrincona lo artificial con hasta un 75% de azúcar.

 

5.- Carnes procesadas. Comprar salchichas tipo perrito caliente o hamburguesas preparadas en grandes superficies (mira los ingredientes, por favor, y analiza si es carne lo que vas a comer). Apuesta por las carnicerías de siempre o por hacerlas tú mismo.

 

6.- Fritos y precocinados. Reduce lo que puedas el hecho de que tus hijos se acostumbren a estos sabores y a comer siempre los alimentos fritos, no importa que sean más o menos delgados, les estás haciendo un favor para siempre. Además, la excusa de ahorrar tiempo es una simple excusa: es más rápido cocinar otras cosas. No te mientas.

 

 

 

 

 

 

 

 

7.- Algunos pescados como el pez espada. El pez espada, el atún rojo o el lucio no son aconsejables hasta cumplir los tres años por tener mercurio y en los adultos es aconsejable reducir su consumo, según la Agencia Estatal de Seguridad Alimentaria.

 

Podríamos seguir la lista hasta el infinito con refrescos, golosinas, aperitivos… Pero en este caso casi todos somos más conscientes de que no se pueden consumir todos los días.

 

 

Y un último consejo: es fácil, más barato y rápido: ante un plato si no sabes identificar todos los ingredientes de los que está compuesto, duda. Así de fácil. Y, sobre todo, aquello de ‘de vez en cuando’ aplícalo de verdad.

Y ante cualquier duda o sugerencia, escribe al correo fitnessandroll@gmail.com

Ver Post >
¿Por qué no deberías comer azúcar?
img
Álex Martí | 04-12-2016 | 11:16| 0

fitnessandroll@gmail.com

 

El azúcar es un alimento completamente prescindible, no aporta ningún beneficio salvo una sensación de falsa energía pero, sin embargo, genera graves consecuencias en el organismo. Por mucho que la industria haya inoculado en nuestros cerebros frases dañinas como que “hay que comer de todo”, la realidad es muy distinta. Una vez más hemos de aclarar que estamos hablando del azúcar refinado, no de los carbohidratos. Es evidente que una manzana contiene fructosa. Aquí estamos hablando de la bollería industrial, los refrescos, zumos envasados, algunos postres lácteos, aperitivos, cereales del desayuno (a excepción de los copos de avena)…

 

 

 

 

 

Las nuevas enfermedades. Es brutal el ascenso de enfermedades como la obesidad o la diabetes sobre todo en los niños. A ello se le unen enfermedades cardiovasculares, intolerancias o caries. Pero, pese a esa evidencia, sigue habiendo quien defiende el azúcar. Es devastador analizar las encuestas: el daño que ha hecho la pirámide nutricional y el hecho de que se calcula que en España el 40% de los adultos tienen sobrepeso. Casi la mitad.

Calorías vacías. Para que nos hagamos una idea: una lata de refresco azucarado contiene más azúcar del que la OMS recomienda para un día. Sin embargo, lo sorprendente no es que la industria lo defienda (al fin y al cabo es su negocio) sino que persona de a pie consideren que es bueno y que, incluso, discutan que sean ‘calorías vacías’.

Es adictivo. Aunque hay otros factores que influyen, como el sedentarismo y el abuso de grasas saturadas, el azúcar es uno de los grandes ‘venenos’ que está causando una verdadera pandemia. El azúcar es adictivo ya que al entrar en el cuerpo obliga al organismo a actuar con grandes dosis de insulina.

 

 

 

 

 

 

Nos manipulan. La industria juega con nosotros y son muchos los que no prestan atención. De hecho, estas empresas pagan la mayoría de estudios sobre alimentación en todo el mundo.

Hábito social dañino. Es impresionante comprobar como las familias se preocupan de que sus hijos aprendan inglés pero luego no prestan atención y les acostumbran a hábitos tan poco saludables como desayunos llenos de azúcar. Es un hábito social dañino y su consumo lo deberíamos reducir a anécdotas.

 

 

 

 

 

 

 

Elimina otros alimentos. Además de que su consumo está relacionado con diferentes enfermedades, si desayunas cereales con azúcar por un tubo no podrás disfrutar de una fruta con unas tostadas, por ejemplo. Es decir, su consumo aparta a otros alimentos que sí son necesarios para el cuerpo.

 

Y ya sabes, ante cualquier duda o sugerencia fitnessandroll@gmail.com

Ver Post >
Las tres reglas de oro para tus abdominales
img
Álex Martí | 27-11-2016 | 18:58| 0

fitnessandroll@gmail.com

Tener unos abdominales de hierro es uno de los grandes objetivos de muchas de las personas que practican deporte y, aunque una de las claves es la constancia, para lograr lucir el conocido como ‘six pack’ hay tres normas sagradas que debes cumplir. Eso sí, no es cuestión de un día ni de dos. Estar en forma requiere de todo el año, pero si de verdad es tu objetivo, presta atención.

 

 

 

 

 

1.- Entrena de forma global y de manera variada. De nada sirve hacer largas sesiones de abdominales clásicas. Cada vez es más evidente que lo que mejor le funciona al cuerpo son los entrenamientos funcionales. Es mucho mejor entender el deporte y el cuerpo como un conjunto y en ese sentido cobra fuerza la palabra ‘core’ o núcleo. No hace falta hacer mil abdominales al día para que estén fuertes, piensa que para mover las piernas los abdominales también trabajan. Es decir, no te obsesiones con entrenar una parte solo del cuerpo, sino en entrenar con intensidad, divirtiéndote y de forma correcta. Implica más la técnica que las repeticiones. Varias isométricos con dinámicos y no ceder a la fuerza de la gravedad son normas básicas.

Mi consejo: aunque soy un gran defensor de los resultados de la sala de pesas, combina y cambia lo de siempre para avanzar.

 

 

 

 

 

 

2. Reduce la grasa. Todos tenemos abdominales. La diferencia para que se marquen o no es la cantidad de grasa que acumulemos. La grasa no es más que una forma de reserva energética, es como la despensa del organismo para vivir y en el caso de los hombres lo más habitual es que se acumule en la zona abdominal. Una buena dieta hará que este grupo muscular pueda crecer y, a la vez, la grasa se reduzca.

Mi consejo: ponte en manos de un buen asesor dietético o un profesional experto en deporte y nutrición.

 

 

 

 

 

 

3.- Estira y descansa. Es habitual no estirar después de una buena sesión de entrenamiento. Es igual de habitual que de erróneo. Estirar es fundamental para que el músculo crezca de forma armoniosa y lo mismo sucede con el descanso. De nada sirve machacar una zona en concreto y, además, entrenar demasiado es perjudicial.

Mi consejo: Estira al menos 10 minutos al día y duerme mínimo 8 horas ya que sólo durmiendo se reparan las fibras musculares.

 

Y ya sabes, ante cualquier duda o sugerencia, fitnessandroll@gmail.com

Ver Post >
La dieta paleo, una nueva forma de vivir
img
Álex Martí | 20-11-2016 | 17:54| 0

fitnessandroll@gmail.com

 

Una dieta no es más que una forma de vivir. Y en el caso de la dieta Paleolítica o dieta del Origen es exactamente eso: un estilo de vida, una forma de entender la alimentación pero que no se trata de una dieta de adelgazamiento o lo que podemos considerar una dieta milagro o una estafa. Es un proyecto de vida como ser vegetariano, por ejemplo.

La dieta Paleo, de la que semanalmente recibo consultas, no es más que una mirada al pasado y que tiene un lema: las mejores comidas son las más simples. O, también: comida de verdad.

El nombre de Paleo viene de que trata de imitar la alimentación del ser humano en el Paleolítico. Una etapa histórica que duró 2,5 millones de años y que terminó con el desarrollo de la agricultura hace unos 10.000 millones de años y este modo de vida defiende que el ser humano apenas ha evolucionado biológicamente y que nuestro organismo no está preparado para determinados alimentos.

 

 

 

Esta mirada al pasado viene provocada por varios científicos que se preguntan del porqué del brutal avance de determinadas enfermedades, intolerancias… Sus defensores señalan que todavía hay sociedades (los esquimales, por ejemplo) que viven así y que están libres de enfermedades como diabetes, obesidad, enfermedades autoinmunes, caries, ovarios quísticos… En realidad su alimentación se basa en plantas salvajes y animales.

Para reforzar las bondades de este tipo de vida del hombre de las cavernas hay abundantes estudios: desde lo que evidencian que nuestros dientes están preparados para comer así, hasta los que revelan que en el Paleolítico éramos 10 centímetros más altos de media.

Aunque dentro de los nutricionistas y endocrinos no se ve un disparate seguir esta forma de vida porque apenas tiene carencias, sí hay gente que cuestiona alguna de las conclusiones ya que en el Paleolítico la esperanza de vida era de 20 años aunque la mayoría de muertes se producía cazando, no por enfermedad.

 

 

 

 

 

La dieta Paleo simplemente consiste en eliminar los productos refinados así como la pasta, el arroz y las legumbres, ya que considera que se desarrollaron después de la Edad de Piedra y los carbohidratos necesarios se consiguen de las frutas y verduras (aunque muchos de los que la siguen introducen elementos como pan e incluso arroz un día a la semana).

Sus detractores consideran que es una dieta más cara, que es insostenible en el tiempo por ser restrictiva y que puede acarrear un exceso de proteína. Sin embargo, esta parte es más mitología ya que al comenzar este tipo de vida el ser humano tiende a fibrarse, perder grasa y activar el metabolismo ya que la mayoría de personas que la siguen hacen además deporte funcional a alta intensidad.

En esta dieta se permiten todas las verduras, frutas, pescados, mariscos, carnes, huevos, frutos secos, grasas y aceites saludables, especias, con moderación la leche, quesos y yogures y ‘permite’ el chocolate negro y el vino. Insisto: es un estilo de vida que permite, incluso, comidas libres, no una dieta de adelgazamiento si bien los que la siguen suelen perder mucha grasa y ganar músculo.

Lo que sí que es evidente es que la Pirámide Nutricional está obsoleta ya que parece estar al servicio de la industria de la alimentación antes que de llevar una alimentación correcta y que desde los años 70 no paran de crecer las enfermedades y las intolerancias.

Así que si tienes interés por este estilo de vida, mi consejo es que busques bibliografía al respecto y contrastes y que, sobre todo, te pongas en manos de un buen profesional de la alimentación.

 

 

Y ya sabes, ante cualquier duda o sugerencia: fitnessandroll@gmail.com

Ver Post >
¿Se puede perder grasa localizada?
img
Álex Martí | 14-11-2016 | 08:59| 0

fitnessandroll@gmail.com

 

Una de las grandes peticiones que, por regla general, se dividen en dos: los hombres la zona abdominal y las mujeres, las caderas. Perder grasa de donde más se nos acumula. Y, aunque haya mucha gente que diga que es posible la ciencia no deja lugar a dudas: es imposible.

Por suerte y por desgracia la acumulación de tejido adiposo (grasa) es diferente en cada ser humano y responde solo a que el cuerpo humano está creado para sobrevivir. De la misma forma que la piel cicatriza, que tenemos fiebre para exterminar infecciones, la grasa es una ‘despensa natural’ del cuerpo que se crea simplemente porque le das más energía al cuerpo de la que necesita para vivir.

 

 

 

 

 

 

La pérdida de grasa se realiza de forma equivalente en todo el cuerpo aunque una vez empiezas a perder donde más se nota es donde la piel es más fina o donde menos había. Zonas como la barriga, los flancos (para proteger los riñones) o las caderas es donde el cuerpo almacena con más facilidad el exceso de grasa.

De ahí que salvo con cirugías, el cuerpo no pueda cambiar su forma de funcionar por lo que si alguien te asegura que puede ayudarte a perder grasa de una zona concreta, desconfía. Te está engañando. Hay una potente industria detrás, pero es una estafa. No creas en la cavitación ni otras grandes estafas del sector.

Para comprobar esta evidencia científica, un estudio hizo que 500 personas entrenaran sólo la pierna derecha durante dos meses. La izquierda no intervenía en las sesiones de entrenamiento y lo curioso fue que pasados los dos meses, las dos piernas habían perdido exactamente los mismos centímetros.

 

 

 

 

 

Aunque es cierto que en la sala de pesas puedes trabajar músculos aislados, la quema de grasas funciona como una piel que se va quitando, como una piel de cebolla. Otra cosa es que tengamos más desarrollados unos músculos que otros.

Por eso, la única forma de perder grasa es ingerir menos energía de la que necesitamos pero, siempre en manos de buenos profesionales de la salud. Con una alimentación correcta y deporte y fuerza de voluntad, casi siempre se puede mejorar.

 

Y ante cualquier duda, escribe al correo fitnessandroll@gmail.com

Ver Post >
Los errores que te impiden ganar músculo
img
Álex Martí | 07-11-2016 | 10:33| 0

fitnessandroll@gmail.com

Los meses de invierno son el tiempo perfecto para que te plantees aumentar la masa muscular. Es la temporada en la que se puede apostar por centrarnos en ganar músculo y que nos permitirá tener más fuerza, un metabolismo más rápido y eficiente y beneficiarnos de todo lo bueno de tener un buen tono muscular. Sin embargo, es habitual que por desconocimiento cometamos varios errores que frenan o impiden que el músculo se desarrolle de forma natural y ordenada. Aquí os recuerdo los más habituales:

 

1.- No comer suficiente. La única forma de que el cuerpo gane músculo es con un superávit de energía. Un balance positivo de energía a través de la alimentación es la única forma de que el músculo crezca y esto significa comer más de lo que el cuerpo estrictamente necesita. No se trata de comer pizza todas las noches, sino de llevar una dieta sana con las correctas proporciones de hidratos, proteínas o grasas.

 

2.- No comer suficientes hidratos. La proteína ayuda a ‘sanar’ y reparar el músculo pero los carbohidratos les permiten crecer. Una vez más hemos de tener claro que los hidratos no sólo son pastas y arroces, que también, la verdura, la fruta o las legumbres son carbohidratos necesarios y hay que comerlos de forma adecuada antes y después del entrenamiento. Aunque todo el mundo tiene claro que es fundamental la proteína, no olvides el ‘cemento’ que son los hidratos o el papel de las grasas en el organismo.

 

 

 

 

 

3.- Entrenar con intensidad. Si quieres ganar masa con un circuito de pesas, concéntrate. De nada sirve que vayas al gimnasio a pasearte. Si estás entrenando 45 minutos, hazlo de forma rigurosa: respetando los descansos entre series y con gran concentración en cada movimiento. No renuncies a disfrutar del deporte pero esfuérzate: sólo ‘rasgando’ las fibras de los músculos conseguirás que luego crezcan en el proceso de reparación.

 

 

 

 

 

 

 

 

4.- Duerme, descansa. Es complicado y es una de las partes que mucha gente obvia: duerme mínimo 7-8 horas para que el cuerpo haga su trabajo de repararse y descansa. Entrenar más no te ayuda, de hecho un sobreentrenamiento puede traerte problemas en tu objetivo de ganar músculo.

 

 

 

 

 

 

 

5.- ¿Suplementos? Aunque existen grandes leyendas sobre los suplementos, son una ayuda fundamental ya que no dejan de ser alimentos procesados, como suero de leche o proteína vegetal… Es mucho más dañino para tu cuerpo un cubata que un batido de proteínas. Eso sí, ponte en buenas manos y ten en cuenta que son eso, una ayuda que nunca deben sustituir a los alimentos y que, por supuesto, jamás serán mejores que los alimentos.

 

 

Y ante cualquier duda o sugerencia fitnessandroll@gmail.com

Ver Post >
CrossFit y Pilates, la suma perfecta
img
Álex Martí | 30-10-2016 | 09:37| 0

 

Al igual que el ying y el yang o que la sal y el aceite. Practicar crossFit y Pilates es la suma perfecta para estar en forma y transformar tu cuerpo de forma rápida y divertida. Son muchas las razones por las que ambas disciplinas deberían combinarse e ir de la mano pero, la primera y más evidente: por los prejuicios.

Como apasionado de los dos métodos he tenido que escuchar comentarios continuos tanto del CrossFit como del Pilates basados en los prejuicios y el desconocimiento total, la ignorancia y la estupidez humana son muy atrevidas. Para muchos el CrossFit es poco más que hacer puenting, un deporte lesivo para ‘súper héroes’ en el que te rompes y te conviertes en una roca. Para otros muchos, el Pilates es estar tumbado y meditar.

Las pruebas desmienten ambos prejuicios: es infinitamente más lesivo jugar a fútbol que practicar CrossFit, las estadísticas no mienten. Y requiere mucho más esfuerzo una hora de Pilates que una hora de ‘running’ y NO es una opinión, es así.

Otra de las cosas que los dos deportes tienen en común es que se complementan por completo ya que ambos nacen de la gimnasia y sus fundadores (Joseph Pilates y Greg Glasssman) eran perfectos conocedores de ella y de los beneficios que aportan al cuerpo. En los dos casos se basa en movimientos naturales del cuerpo que en el día a día realizamos por lo que los dos se asientan en movimientos funcionales y en la capacidad de controlar el propio cuerpo.

En los dos casos desafías tu propia resistencia y trabajas todos los grupos musculares por completo, aunque de forma diferente. Además, las dos disciplinas son seguras y ayudan a fortalecer músculos, huesos y tendones. Tanto el CrossFit como el Pilates se pueden realizar si estás lesionado adaptándose a tus necesidades con buenos instructores. Insisto: como conocedor de los dos métodos, es increíble la de movimientos semejantes que se cruzan en los dos deportes.

Si el objetivo que tienes entre manos es transformar tu cuerpo, no lo dudes, prueba a combinar estas dos disciplinas. El Pilates te enseñará a respirar -esencial para controlar tu capacidad cardiovascular en un wod duro- y te dará la fuerza y control necesaria del core -si se te resisten los toes to bar, por ejemplo- así como una ayuda extra para recuperar el tono y la relajación de los músculos.

Y el CrossFit te aportará la fuerza, resistencia, agilidad y bienestar que necesitas para lograr esas postura tan complicada y, sobre todo, a aguantarla.

Este matrimonio perfecto puede hacerte cambiar la forma de ver el mundo. Ahora es el momento.

Ante cualquier duda o sugerencia, ya sabes, envía un correo a fitnessandroll@gmail.com

Ver Post >
¿Es posible perder grasa y ganar músculo a la vez?
img
Álex Martí | 23-10-2016 | 15:44| 0

La panacea. El objetivo del 90% de las personas que buscan una mejora física: lograr ganar masa muscular y perder la grasa que nos sobra para encontrar la definición corporal, redibujar la silueta. Y son muchos los dietistas, nutricionistas y endocrinos que prometen que se puede conseguir a la vez. Y, aunque es posible, es muy complicado.

 

Es un debate eterno y abierto en el mundo del fitness en general entre los que aseguran que es posible y los que niegan categóricamente sea posible combinar los dos procesos. Y la respuesta, bajo mi punto de vista es que depende. Vamos por partes.

 

 

 

 

 

 

Ganar masa muscular sólo es posible con un excedente energético y sometiendo al músculo a una tensión que lo haga crecer, es decir, a través del deporte y de ejercicios que obliguen al músculo a ‘esforzarse’. De ahí que de las formas más efectivas para aumentar la masa muscular sea con un circuito de fuerza en una sala de pesas ya que estos aparatos permiten aislar los músculos para trabajarlos.

 

Es decir: podemos ganar masa si se hace deporte y se consigue un superávit de energía a través de la alimentación. En cambio, para eliminar el excedente se debe hacer todo lo contrario: crear un déficit energético de tal manera que el cuerpo recurra a la grasa acumulada.

 

Es decir, son fenómenos que el cuerpo no puede crear de forma simultánea. En el mismo segundo el organismo no puede recurrir a la ‘despensa’ natural que es la grasa para alimentarse y, a la vez, ‘construir’ músculo con un exceso de proteínas, hidratos y grasas. Son procesos fisiológicos contrarios. Sólo hay un caso en el que se combinan a la perfección: personas con un sobrepeso muy elevado que cambia sus rutinas ya que suele perder grasa y ganar músculo a la vez pero, en unos meses el proceso se ralentiza.

 

 

 

 

 

No obstante, calma. El debate se encuentra en lo que mucha gente considera que es ‘al mismo tiempo’ ya que, en buenas manos se puede lograr, por ejemplo, que un día se logre aumentar el músculo y otros días alternos, recurrir a la grasa. Eso sí, debe combinarse con deporte específico y conocer muy al detalle el nivel de esfuerzo de cada uno. Es decir, no vale con un dieta tipo que no sea muy personalizada y muy adaptada al deporte y estilo de vida ya que, simplemente el hecho de que no entrenes a la intensidad requerida o de que directamente no entrenes puede romper la estrategia.

 

Por eso mucha gente opta por combinar periodos: un tiempo de ‘volumen’ que se sigue de otro tiempo de ‘definición’ para así obtener resultados más evidentes. Aunque mucha gente vincula este proceso a la vieja escuela del culturismo, nada más lejos de la realidad ya que puede funcionar en manos de un buen profesional y con objetivos delimitados y muy marcados.

 

Sobre todo, no te fíes de cualquiera y busca a los mejores profesionales.

 

Y ya sabes, cualquier duda o sugerencia: fitnessandroll@gmail.com

 

Ver Post >
¿No puedes reducir la grasa? Come más
img
Álex Martí | 16-10-2016 | 16:37| 0

Fenomenal. Has empezado una dieta hipocalórica (con menos calorías de las que necesitas) y el organismo que es muy sabio ha recurrido a la grasa acumulada. Pero, llega un momento en que te estancas. Ya no importa el entrenamiento y optas por reducir aún más la ingesta de calorías…

Es habitual, no te extrañes. Y aunque es un choque brutal entenderlo, la ciencia tiene una explicación: la leptina, la hormona que, reduciendo mucho los conceptos, es la encargada de hacer que quemes más o menos grasa. Es decir, es como el cerebro o el motor del proceso para regular el metabolismo.

 

 

 

 

Lo curioso es que esta hormona actúa de forma más eficaz, es decir, ordena una mayor ‘quema’ de grasa cuando más comas porque si reduces mucho lo que comes, el cuerpo se ralentiza e, incluso, puedes acabar arrastrando la pérdida de músculo –aunque no es fácil llegar a este punto-.

Lo importante es jugar con esta hormona y no recurrir nunca a una dieta extremista ya que se calcula que a partir de la semana de llevar una dieta estricta la leptima baja un 50% su función ya que, en realidad, su verdadero objetivo es que el cuerpo pueda sobrevivir y se adapta a las circunstancias. Es decir, nuestro organismo es tan complejo e inteligente que si detecta una caída de alimentos rápidamente la leptina activa el ‘modo ahorro’ para que puedas seguir viviendo. En casos prolongados se puede llegar a los que llaman ‘la tumba metabólica’.

 

 

 

 

 

Pese a que en una semana ya se reduce su funcionamiento, para activar la leptina sólo hace falta un día. Por eso, muchos expertos recomiendan una comida libre a la semana o un día trampa ya que es mucho más eficaz que seguir bajando el consumo de alimentos.

Suena contradictorio pero en muchas ocasiones comer menos no significa quemar más grasa. Si no comer más cantidades pero, evidentemente, con una alimentación limpia y, sobre todo, en manos de buenos profesionales que sepan calcular bien tu metabolismo (que no es lo que dicen las básculas) y adaptar la comida a tus necesidades para lograr objetivos.

 

Y, ya sabes, cualquier duda o sugerencia escribe a fitnessandroll@gmail.com

Ver Post >
Saltar a la comba, el top de los ‘quema grasas’
img
Álex Martí | 09-10-2016 | 17:39| 0

Si quieres quemar grasa: salta a la comba. Así de sencillo.

En realidad para perder la grasa corporal hay que apostar por un tridente ganador: mejorar la alimentación, aumentar la masa muscular y optar por ejercicio cardiovascular. Esta combinación es la que hace que logremos un buen cuerpo pero, en la parte que se refiere al ejercicio cardio son muchos los que apuestan por salir a correr como principal alternativa.

Y es cierto que el ahora llamado ‘running’ es un ejercicio perfecto pero saltar a la comba es mucho más completo ya que implica trabajar también brazos y hombros de forma intensa, así como el core. Aunque puede parecer un juego de niños, es una de las mejores formas de ponerte en forma y que además puedes ir mejorando con el tiempo.

Saltar a la cuerda es, en primer lugar, sencillo y barato ya que por menos de 10 euros puedes comprar una comba profesional. Ayuda a mejorar la coordinación del tren superior y el tren inferior y aumenta de forma brutal la masa ósea, más que cualquier aportación de calcio.

 

 

 

 

 

El hecho de que aporte agilidad a los músculos ayuda a aumentar la potencia de las piernas y el carácter explosivo que luego se puede aplicar a determinados ejercicios pero, lo más importante: en cada salto trabajas brazos, hombros y deltoides, espalda, lumbares, abdominales y todos los músculos de las piernas.

Pero, ¿es más efectivo que salir a correr? Aunque depende del nivel al que cada uno corra y en fitness todo es complementario y nada excluyente, la verdad es que 10 minutos de comba equivalen a 30 de carrera (si se dan dos saltos por segundo). Pero en datos absolutos sí es más efectivo porque involucra a más músculos y, por lo tanto, es más completo saltar a la comba.

 

 

 

Además, para darle variedad al tema, una vez controlado debes apostar por los saltos dobles, saltar hacia delante (como caminando), llevar los talones a los glúteos

Por eso debes apostar por este ejercicio tan popularizado por los boxeadores y los crossfiters y que es uno de los más efectivos y que puedes utilizar para calentar y como parte final de un entrenamiento de fuerza, por ejemplo.

Y ya sabes, ante cualquier duda o sugerencia fitnessandroll@gmail.com

Ver Post >
Sobre el autor Álex Martí
Periodista amante del fitness, la nutrición y, sobre todo, hacer deporte por diversión. En este blog descubrirás pequeños hábitos que pueden hacerte sentir mejor de mano de los mejores expertos. Recuerda: las lágrimas te darán compasión, pero el sudor te dará resultados. @alejandrmarti