Blogs

Jesús Trelis

Historias con Delantal

Giraldo a Pinedo, el cava de Hispano Suizas y la aventura de Saó

Abrimos la tabernas. Novedades, historias. cosas que pasan. De todo te servimos para recordar lo que nos ha ido dejando, los últimos días,  en la barra de las cosas que pasan. Un cava premiado, un proyecto llamado Saó en Barcelona, lo que prepara Sergio Giraldo en Pinedo, un poco de caviar y un puñado de palabras en la nevera, para acabar. Pide y consume lo que quieras que invita Cooking. Ésta es nuestra taberna de los gastrocotilleos.

img_6050

” Y, como si fuera Guillermo Cruz -cuentavinos que descorcha relatos con taninos-  hacer de cada sorbo un cuento”.


LA SEMANA DE MISTER COOKING


#lomásdulce

Los vinos valencianos toman carrerilla. Que los vinos valencianos están viviendo un momento extraordinario parece más que evidente. De hecho, hemos visto cómo en una década las cartas de los restaurantes más reputados incorporan cada vez con más convencimiento propuestas de nuestra tierra. Y lo hacen con éxito. Porque éxitos a nuestros vinos no les falta. El último, que no ha sido el primero, lo ha logrado la bodega Hispano Suizas. Su Tantum Ergo Rosé ha logrado en Valdepeñas, y por cuarto año consecutivo, el premio al mejor cava rosado que otorga la Asociación Española de Periodistas y Escritores de Vino. A esa buena noticia, suma la cantidad de certámenes para debatir y disfrutar de vinos que se celebran en la Comunitat. Mañana mismo, uno en Alicante sobre vinos artesanales. Sabíamos que el tema se estaba moviendo. Ahora sabemos que está acelerándose.

 

#loquesemasca

Un lugar llamado Sao. En una excursión de ida y vuelta a Barcelona me fui a visitar a Juanen Benavent. Le conocí hace ya unos cuatro años en París. Juanen era la mano derecha de José Manuel Miguel en Gost. Tras la marcha del cocinero a Beat, Juanvi permaneció un tiempo más en la capital francesa hasta que decidió, junto a su pareja, emprender su particular aventura gastronómica en Barcelona. Allí ha abierto hace apenas unas semanas su restaurante Sao, cuyo nombre ya lo dice todo. Una casa de comidas muy elegante y al tiempo acogedora en la que este cocinero valenciano propone adentrarse en el mundo de la tradición, de las raíces gastronómicas, con el producto con rostro como protagonista. Estuve con él, visité el local y nos emplazamos a sentarnos en su mesa en una ocasión cercana para probar sus platos. Va a ser un éxito… Ya os contaremos. Atentos.

img_6067

Sergio Giraldo se va a Pinedo. Vamos ahora con alguna de las novedades que andan mascándose. Y ésta tiene nombre propio: Sergio Giraldo. El que fue chef de Q’Tomas, siempre muy al lado de Tomás Arribas, y que recientemente ha pasado por los fogones del Marina Beach, inicia ahora una nueva andadura en Pinedo. Será con un restaurante del Grupo Balandret, su nombre Maremar. Llevará la gestión del local. «Estamos ahora en obras pero nuestra intención es poder abrir a principios de junio», asegura. Muchos arroces y mucha creatividad con el sello Giraldo. Como esta terrina de foie trufada o este chuletón de mar.

63d8a9cb-ad5f-4df2-be93-cdfdb8bb52b7

 

aa4df79a-6ec6-4170-96a1-284cb32d28fe

 

39a1b795-6b1a-48d5-a49d-45928ab1e55e

La carta de caviares de Ostrarium. Una cosa interesante para seguir. Hace un tiempo os hablé de Andrés Soler y su Ostrarium. Me cuenta una de las novedades de su restaurante. Es la carta de caviares que va a incorporar: de las huevas de salmón premium a Bowfin de América de Norte o al ruso Osetra de Malassol. Todo un mundo por el que bucear. Cuando menos es atractivo. El caviar como tendencia.

 

Andrés, en plena actuación. Foto Manuel Molines.

Andrés, en plena actuación. Foto Manuel Molines.

#lapuntilla

Olvidada naranja. Hace unos días me llegó una convocatoria para unas jornadas sobre la naranja que se celebraban en el restaurante Nou Racó. Y pensé que era una idea genial.Pero, sobre todo, me hizo rumiar que a la pobre naranja, tan identitaria de nuestra gastronomía y nuestra huerta como los propios arroces, la tenemos muy poco mimada. ¿Tan poco juego puede dar como para exprimirla y disfrutarla y ponerla en valor? Hay muchos productos que hablan de nuestras raíces pendientes de ocupar el puesto que merecen.

 


… y la propina a pie de mesa 🙂

….ya sabes, cosas de Mr Cooking!

PALABRAS EN LA NEVERA

Quiero desayunar con ellas. Que me acompañen en el almuerzo. En la cena. Quiero devorarlas como si fueran parte, el todo, de mis dietas. Quiero palabras, como amanecer. Y que más que un nacer el sol, sea un zumo de naranja derramado sobre el océano. Que las sombras de la mañana sean el cacao humeando; que el día huela a pan recién horneado. Que todo se reduzca a un bocadillo con sujeto, verbo y predicado. Pan con chocolate, aceite y sal, como el de aquellos patios de canicas, cromos y alguna gamberrada. Sinónimo de trastada.

Quiero que la despensa se llene de palabras como luna. O mejor, lunas. Nuevas, menguantes, crecientes… Quiero, con su luz, llenar las copas de destellos. Y, como si fuera Guillermo Cruz -cuenta-vinos que descorcha relatos con taninos- hacer de cada sorbo un cuento. Y de cada cuento, una historia con solera en la que repose la memoria. Esa que repta por las bodegas de la vida impregnando de recuerdos toneles y botellas. Quiero que juntos las descorchemos y que dejemos fluir aquellas vivencias. Que gocemos o lloremos de sus afirmaciones y sus negaciones, de sus exclamaciones y sus conjunciones adversativas. Que hagamos juntos un maridaje de palabras en la que el pasado ponga el acento: el primer beso que rozó tus labios; el viaje que te sacó del gran hormiguero humano; el nacimiento de aquel pequeño que te dio alas para seguir soñando.

Besar, viajar, nacer. Verbos vitaminados con lo que llenar la nevera de tu existencia. Palabras refrigeradas a las que acudir cuando te haga falta aliñar los días. Volar, cantar, saltar. Como si, más que piernas, tuvieras ruedas y jugaras a ser un equilibrista sobre el minutero. Palabras compartiendo cajonera de la nevera, entre tomates y berenjenas, con los sinónimos de naturaleza: esencia, mundo, tierra. Planeta.

Un planeta azul al que echar las redes para pescar adjetivos que llenen de intensidad y color las cazuelas. Pescar palabras esbeltas que después alegren el paladar: sirenas, que canten como las divas; caballitos de mar, que corran en el hipódromo de las frases reflexivas; pulpos que, con sus ocho patas, escriban cartas como Cyrano de Bergerac. Comer sin comas, amar sin rimas. Ser un verso libre.

Quiero pescar palabras llanas, cazar agudas y cocinar esdrújulas. Y que atardecer, más que languidecer, signifique que has ganado un día. Y que anochecer, más que despedida, sea un punto y seguido en tu travesía. Una parada para soñar, al tiempo que la noche se convierte en un café sobre el que se disuelve el azucarillo de la vida, como un polvo de estrellas fugaces que acarician tu mejilla con besos pluscuamperfectos… y puntos suspensivos.

img_0569


 

 

1523218020742


Cuentos con patatas, recetas al tutún y otras gastrosofías

Sobre el autor

Soy un contador de historias. Un cocinero de palabras que vengo a cocer pasiones, aliñar emociones y desvelarte los secretos de los magos de nuestra cocina. Bajo la piel del superagente Cooking, un espía atolondrado y afincado en el País de las Gastrosofías, te invito a subirte a este delantal para sobrevolar fábulas culinarias y descubrir que la esencia de los días se esconde en la sal de la vida.


mayo 2018
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Contenido Patrocinado