Blogs

Jesús Trelis

Historias con Delantal

Steve Anderson: “Es una inmensa injusticia que la mujer no logre las posiciones que merece”

Comunidad Valenciana. Valencia. Valencia. 23-08-2018. Steve Anderson, del restaurante Ma Khin. Fotografía de Irene Marsilla./

 

MIENTRAS AFILABA LOS LÁPICES, el Ma Khin Café despertaba en el mercado Colón. Dentro Steve revisaba páginas de su futuro libro. Hablará de su cocina, de su familia y, sobre todo, de su abuela Ma Khin. «¿Un café?», ofreció amable. Como siempre. De hecho, es tan amable que duele despiezarle. Pero esto es así. Y empecé por los dedos. Acabé con los sueños. 

1518471959405

 

1- JOAQUÍN SCHMIDT. FUERA DE GUIÓN

2- MANUEL ALONSO. EXTRA DE PASIÓN

3- ABRAHAM GARCÍA. RE/VERSO LIBRE

4. CARLOS MEDINA. COCINA ELÉCTRICA

5. BERND H. KNÖLLERCATEDRÁTICO EN MESA

6. MIGUEL ÁNGEL MAYORSOBREDOSIS DE COCINA

7. RAKEL CERNICHAROCICLOGÉNESIS EN LA COCINA

8. PERFECTE ROCHER. PURA RAÍZ

9. GERMÁN CARRIZO.  BUCLE DE PASIONES

10. PABLO MARGÓSMIL HORAS

11. MARÍA JOSÉ MARTÍNEZCOGIENDO BRÍO

12. PACO TORREBLANCA ALMA DE ALQUIMISTA

13. ALBERTO FERRUZ.  TORBELLINO DISCRETO

14, LUCAS BUSTOSSIN MEDIAS TINTAS

15. ULISES MENEZO. TRANQUILIDAD NIPONA

16. QUIQUE DACOSTA. QUIEN MARCA EL CAMINO

17. STEVE ANDERSON. REFLEXIÓN BIRMANA

 


EXTREMIDADES 

Unos palillos entre tus dedos, ¿qué cogerías?
Unos ‘noodles’, pero los cogería con las manos directamente.
Tu máxima.
Despacio sale mejor. ‘Going slowly, coming nicely’.
Tus puños, ¿por qué causas los alzas?
¿Por qué levantaría los puños? Por la victoria de la justicia universal. Tengo una fotografía muy bonita de mi abuela, mi madre y mi hermana (creo también que mi tía) con el puño en alto; la pusimos en el ‘Día de la mujer’, como símbolo de la fuerza que tienen.
Tu vida transita muy paralela a ellas.
Sí, creo que las mujeres han sido muy influyentes en mi vida. Siempre he sido consciente de la capacidad de la mujeres y de la inmensa injusticia de que no logran ciertas posiciones en la sociedad. Son más capaces que los hombres.
¿Has levantado alguna vez los brazos por marcar gol?
Nunca he jugado al fútbol. De hecho, creo que he levantado las manos al cielo cuando he logrado escapar del fútbol.
¿Quién te metió un gol?
Hay gente más valiente que logra hacer cosas que yo no. Me meten goles, pero no me preocupa.
¿De dónde saldrías corriendo?
De las discotecas. Una noche fuimos el personal de Seu Xerea a una y literalmente pagué las entradas de todos y me escapé.
¿Y de qué comida has tenido que salir por piernas?
De un restaurante que, afortunadamente, no me acuerdo del nombre en Barcelona. Era un desastre. La sopa tenía huesos triturados de pollo dentro.
Ponte de puntillas ante la estantería y saca un libro.
El mío. ‘Food, family and conflict’, que vamos ahora a publicar.

TRONCO

¿Quién es la columna vertebral de tu vida?
Creo que hay mucha gente que la conforma; muchas vértebras que son mi familia, mis amigos, mis amores… Todos están ahí.
¿Te llena los pulmones de oxígeno tu cocina?
Es una de las cosas.
¿Y viajar?
Sí, y el simple hecho de vivir, pasear por la playa, ir al mercado, los amigos…
¿Te gusta la playa?
Sin gente, vacía. El otro día fui a las cinco de la mañana. Y la otra noche, a las nueve. No había nadie.
¿Qué víscera no comerías?
Soy como los gatos. El mío, si se comía un pájaro dejaba la bilis.
¿Con qué bebida alcohólica dañarías el hígado?
Soy muy fan de acompañar la comida con alcohol. Muy de vino. Los médicos dicen que un poco va muy bien.
Mi pregunta fija, ¿te miras mucho al ombligo?
Demasiado y no encuentro nada bueno ahí. (Ríe)
¿Y la gastronomía?
Estamos en un momento de transición. La costumbre de salir a comer no va en aumento ni en disminución. Lo que pasa es que la gente está cambiando el tipo de restaurante al que va a comer.

 

Comunidad Valenciana. Valencia. Valencia. 23-08-2018. Steve Anderson, del restaurante Ma Khin. Fotografía de Irene Marsilla.

Fotografía de Irene Marsilla.

CORAZÓN

¿Qué desata tus pasiones?
Soy de enamorarme fácilmente. En todos los sentidos. Quiero a la gente.
¿Qué te parte el corazón?
La falta de bondad.
¿En qué punto están las pulsaciones?
Bastante tranquilo. Con 53 años recuerdo momentos desequilibrado. Estoy en un momento bueno.
Una canción de amor que te apasiona.
Cuando éramos pequeños, mi padre cantaba canciones tradicionales irlandesas. Mi padre era de origen irlandés… Me recuerda la historia de amor entre mis padres.
La persona con el corazón más grande
No sé si creo en Dios, pero debe tenerlo muy grande.
¿Y el más frío?
Algún tirano.

CABEZA

 

¿Te han tomado el pelo?
Muchas veces, seguro.
¿Tú lo has tomado?
Creo que no, intencionalmente. No con maldad.
¿Te los has tintado?
Sí, de rubio
¿Qué sueño habita en tu cabeza?
Tengo uno que me despierta: que no he hecho los exámenes de final de carrera.
Un sueño lejano.
La satisfacción.
La imagen de tu infancia.
En el coche de mi padre, yendo a visitar a los abuelos y cantando canciones de los Beatles con mis hermanos.

 


LA PREGUNTA QUE RECHAZÓ

¿Cómo te ves dentro de diez años?

LA PREGUNTA QUE SE HUBIESE HECHO

¿Que me ilusiona cuando me levanto cada mañana?

Comunidad Valenciana. Valencia. Valencia. 23-08-2018. Steve Anderson, del restaurante Ma Khin. Fotografía de Irene Marsilla.

Fotografía de I. Marsilla.


Ma Khin Café es especial. La magia de la abuela de Steve –Ma Khin se llamaba precisamente– lo protege. Hasta la vajilla es especial. La silueta de un mono la atraviesa de lado a lado. «¿No te vale ese plato?», dijo. Al final accedió a pintar uno, imitando el suyo original y plasmando sobre él el lema de su local: «Going slowly, coming nicely». Despacio se avanza mejor. Así lo ha hecho siempre Steve, hasta crear su mundo. Ese en el que se siente feliz. «Con los años, voy aceptando mis imperfecciones», confesó. «La aceptación es una de las grandes cosas de la vida. No sólo de ti mismo sino de los demás», añadió. Reconoció que es «muy autoexigente». Y que eso es, a la vez, bueno y malo. Pero lo importante es aceptarse. «Es la filosofía japonesa de la belleza de la imperfección». ESTE ES SU AUTORREPLATO

steve


1537248120676


Cuentos con patatas, recetas al tutún y otras gastrosofías

Sobre el autor

Soy un contador de historias. Un cocinero de palabras que vengo a cocer pasiones, aliñar emociones y desvelarte los secretos de los magos de nuestra cocina. Bajo la piel del superagente Cooking, un espía atolondrado y afincado en el País de las Gastrosofías, te invito a subirte a este delantal para sobrevolar fábulas culinarias y descubrir que la esencia de los días se esconde en la sal de la vida.


octubre 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031